Gobierno de necios

lunes, 9 de junio de 2003
México, D F (apro)- Como en política nada es coincidencia sino que casi todo obedece a estrategias bien o mal planeadas, las declaraciones del presidente del Grupo Alfa, Dionisio Garza Medina, responsabilizando al gobierno federal del estancamiento económico, confirman lo que era un secreto a voces y marcan el inicio de una sacudida en la gestión foxista El gobierno encabezado por Vicente Fox no ha sabido gobernar Los señalamientos del empresario dieron al traste con lo que en un principio fue una declaración del presidente Vicente Fox, y que al final terminó siendo un mero deseo: de que México forme parte del exclusivo grupo de países industrializados Según el empresario regiomontano, el estancamiento de nuestra economía no se debe sólo a la falta de reformas estructurales, sino también a la incapacidad de la actual administración La reacción del resto de los empresarios fue inmediata al sumarse a la crítica Como si se tratara de una bomba de efecto retardado, hoy todavía el distanciamiento sigue provocando reacciones, pero sobre todo efectos al interior del gobierno Es un hecho que el tiempo se le acabó al presidente Vicente Fox para demostrar que podía gobernar al país Su debilidad por seguir en campaña política, la polvareda levantada por su estrategia publicitaria que abarca a la “pareja presidencial”, son algunos elementos que han venido postergando las acciones verdaderas de gobernabilidad En los últimos meses han aparecido suficientes señales que nos vienen indicando la falta de rumbo, de políticas y estrategias y, evidentemente, la ausencia de un proyecto de nación Las señales cruzadas entre los integrantes del gabinete; los pasos en falso en las decisiones y en las declaraciones del presidente de la República; la renuncia de una de sus principales piezas, Jorge G Castañeda; la decisión de alcanzar altos niveles de popularidad, a costa de lo que sea, solamente podían tener una conclusión que, de no corregir el rumbo, podrían alcanzar consecuencias todavía más lamentables, si es que no es de por sí ya grave el estancamiento económico Para reforzar la denuncia-queja de Garza Medina, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Héctor Rangel Domene, terminó de enumerar las fallas de nuestra economía: rezago en materia de competitividad y desregulación, bajas inversiones en infraestructura, energía y vivienda, alza de las tarifas eléctricas y de gas y ausencia de un estado de derecho real Lo delicado de la coyuntura que propició la declaración de Dionisio Garza Medina, no fue el cierre de filas del sector empresarial, quienes aseguraron que eso ya se sabía, sino la insólita respuesta gubernamental, que confirmó precisamente una de las quejas: la falta de maniobra y capacidad política El jueves 5 de junio, el secretario de Gobernación, Santiago Creel, lamentó la visión de los empresarios Dijo: “Es triste que los de fuera tengan mejor visión que los de dentro” Pero no fue todo, agregó: “No es una visión objetiva (la de los empresarios) Objetivamente los números y cifras están hoy en día mejor que muchos años y décadas atrás” La calificó de injusta El presidente Vicente Fox también se defendió al sostener que en su reciente gira se percató, “con satisfacción”, de que la fórmula de inversiones público-privada, que aplica su gobierno, “va ganando consenso” Esa estrategia, explicó, “se orienta fundamentalmente a incrementar la competitividad de nuestras empresas y nuestro aparato productivo” Esa es una de las cuestiones, el gobierno no sólo no reconoce fallas, sino que afirma que camina por el rumbo correcto Después de los empresarios, ¿quiénes serán los que le llamen la atención? 06/06/03

Comentarios