Medios y comicios

martes, 1 de julio de 2003
México, D F (apro)- Como era de esperarse y como se advirtió de mil maneras en los medios de comunicación impresos, el acceso del PAN al poder presidencial no se ha traducido en beneficios reales para las mayorías del país No hay una mejora en la economía, el empleo, la salud, la educación y la procuración de justicia Mientras tanto, la alternancia en el poder sólo ha servido hasta la fecha para que los nuevos y los antiguos funcionarios de la administración pública eleven sus salarios a niveles insultantes y para que los numerosos partidos registrados, junto con sus legisladores federales y locales, consuman enormes cantidades de recursos pese a las necesidades populares apremiantes Se calcula que, solamente en las campañas políticas realizadas en los medios electrónicos de comunicación, los 11 partidos con registro gastaron en conjunto unos 3 mil millones de pesos, sin que este derroche se tradujera en una elevación de la cultura política de los mexicanos Peor aún, de acuerdo con los estudios publicados en diversos medios de comunicación, la mayor parte de los electores no acudirán a votar y, conforme a una encuesta encargada por Proceso a Covarrubias y Asociados, el 51% de los entrevistados no están interesados en los comicios, sobre todo porque en la actualidad tienen un “rechazo a lo político” Antes de las elecciones del 2000, los principales periódicos y revistas del país difundieron incontables análisis y artículos que daban cuenta no sólo de la inexperiencia y la ignorancia administrativa y política del panismo, sino de su pronunciada inclinación a utilizar el poder para favorecer a los grandes empresarios Pero como el analfabetismo funcional del mexicano lo condujo a “informarse” sin esfuerzo en la radio y la televisión, votó por el cambio sin leer las advertencias lanzadas desde los medios escritos Ahora, cuando el propio presidente de la República sugiere a sus gobernados no leer periódicos, se entiende mejor el “frenesí electrónico” de los partidos, así como el hecho de que la propia Presidencia de la República haya gastado en esos medios sumas multimillonarias no para elevar la conciencia cívica y política de los mexicanos, sino para llevar agua a su molino partidista y, peor aún, para simular que se gobierna y que se avanza Sin embargo, como los resultados de un gobierno se palpan en el bolsillo de la gente, los servicios, la seguridad y tantas otras cosas, independientemente de que se comprendan o no las causas de dichas situaciones, la encuesta mencionada muestra que el 62% de los electores votará por partidos diferentes al del presidente Fox, entre otras razones, para que en haya contrapeso del Ejecutivo, pluralidad y esperanza de que se cumplan las promesas de gobierno Por todo lo anterior, es importante que los nuevos diputados legislen para fomentar en las escuelas el hábito de la lectura no sólo de libros, sino también de diarios y revistas, con el fin de elevar la cultura cívica y política del mexicano, además de impulsar un crecimiento y posicionamiento notables de los medios electrónicos oficiales para que, con verdaderos criterios democráticos y programas pluralistas, se propongan mejorar la conciencia ciudadana 30/06/03

Comentarios