PRI, la cruenta disputa

viernes, 11 de julio de 2003
México, D F (apro)- No han recibido todavía su constancia que los acredite como diputados federales, y Elba Esther Gordillo y Manlio Fabio Beltrones perfilan lo que será un cruento choque para conducir la bancada de su partido, dividida de por sí en varios "Pris" La ambición presidencial de ambos, como la de muchos priistas, explica la búsqueda de la coordinación del grupo parlamentario en la Cámara de Diputados, un peldaño que se prevé sea conquistado por la "Maestra", apoyada por Roberto Madrazo y, claro, por Carlos Salinas, ese personaje que opera en la oscuridad El viernes, cuando se reúna la Comisión Política Permanente del Consejo Político Nacional, se sabrán los términos de la convocatoria redactada por Héctor Hugo Olivares Ventura, incondicional de Madrazo, y se conocerá si Beltrones se registra para la contienda "No quiero ser comparsa", dice el sonorense, quien propone una elección mediante voto universal, directo y secreto al cabo de una campaña de al menos un mes, al contrario de Gordillo, quien plantea que la elección sea el próximo martes Sea cual sea el método, el obvio enfrentamiento entre Gordillo y Beltrones es apenas uno de los muchos que se efectúan al interior del PRI, un partido que cree, falsamente, que desde ahora tiene garantizada la victoria en las elecciones presidenciales del 2006 En el PRI subyacen otros conflictos internos que con el paso del tiempo habrán de hacer crisis, una vez que pasaron las elecciones cuyos resultados fortalecieron políticamente a Madrazo, convertido ahora en un "demócrata" y olvidada su trayectoria de "mapache" electoral como directivo de su partido y gobernador de Tabasco Uno de esos conflictos soterrados es el que Madrazo mantiene con buena parte de sus compañeros de partido, particularmente los que lo derrotaron en la contienda interna por la candidatura presidencial en 1999 y quienes se le enfrentaron por la presidencia del PRI al lado de Beatriz Paredes, al cabo de la pérdida de la Presidencia de la República Otros enemigos con los que Madrazo y su pandilla se enfrentan son los gobernadores, algunos de los cuales sienten tener merecimientos para disputar la candidatura presidencial dentro de tres años y que, desde ahora, tratarán de zancadillarlo El PRI, contrario a lo que muchos "analistas políticos" han creído, no es ni nunca ha sido un partido monolítico, y pensar que Madrazo tiene asegurada la candidatura para la Presidencia, y más aún la victoria, es ingenuo De hecho, la batalla por el poder no ha sido todavía librada El enfrentamiento entre Gordillo y Beltrones es apenas una aproximación a la real disputa, que sin duda será cruenta, por el control del PRI y su definición hacia el 2006 Que la "Maestra" tilde de político de "cañerías" a Beltrones es un elogio ante lo que en su momento profirieron María de los Ángeles Moreno y Esteban Moctezuma contra Madrazo, a quien acusaron de ser un virtual delincuente Moctezuma ya no está en posiciones directivas en el PRI y Moreno concluirá, pronto, su encargo como diputada local en el Distrito Federal y sin duda tomará una definición como expresidenta de ese partido No hay que olvidar, tampoco, a otro personaje clave que en su momento enfrentó a Madrazo, Arturo Núñez, y a numerosos enemigos que, llegado el momento, se definirán políticamente El pleito Gordillo-Beltrones es, en suma, sólo la superficie de una cruenta lucha que se libra al interior del PRI y que, como se vio en 1994, cuando Salinas era líder máximo y que ahora regresa, puede implicar inclusive asesinatos Ojalá y no Comentarios: delgado@procesocommx 10/07/03

Comentarios