Sabía la CIA que no era cierto que Irak tuviera armas nucleares

viernes, 11 de julio de 2003
Washington - La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos sabía desde septiembre de 2002 que era falsa la acusación de que Irak quería comprar uranio a Nigeria para fabricar una bomba atómica; aun así, el 28 de enero de este año el presidente George W Bush usó la mentira para intentar convencer a su país y al mundo de que Saddam Hussein era una amenaza para la paz del planeta y que era necesaria su remoción con guerra unilateral En nota de primera plana, el diario "The Washington Post", citando a funcionarios del gobierno estadunidense indicó que la CIA infructuosamente también intentó convencer al gobierno británico que desechara la acusación de la compra de uranio que originalmente surgió de los servicios de inteligencia de Inglaterra El gobierno de Tony Blair, primer ministro británico, no aceptó la recomendación de la CIA bajo el argumento de que sus servicios de inteligencia respaldaban la acusación contra Hussein Esta noticia aumentó de inmediato el furor y la consternación que hay en el Congreso estatudunidense por parte de legisladores demócratas, que piden someter a Bush a un juicio político por haberle mentido a los estadunidenses para justificar una guerra Lo inexplicable de la situación alrededor del caso del argumento del uranio nigeriano, es determinar por qué Bush, en su informe sobre el estado de la Unión del 28 de enero de 2003, acusó a Hussein de estar reviviendo un programa de desarrollo de armas nucleares cuando la CIA y el Departamento de Estado ya habían informado que esta acusación era totalmente infundada Desde que Blair presentó su famoso dossier de las supuestas armas de destrucción masiva que poseía Hussein el año pasado, la CIA y el Departamento de Estado dudaron de la autenticidad del reporte de la compra de uranio a Nigeria Por ende, la CIA y el Departamento de Estado enviaron de inmediato a Nigeria a un exembajador estadunidense para corroborar la denuncia El enviado regresó a Washington con el desmentido de la acusación de Londres "Esto rompe con los más básicos lazos de confianza que debemos tener en nuestros líderes en tiempos de guerra y terrorismo Simplemente necesitamos saber qué sabía la gente en este gobierno (de Bush) sobre las debilidades de los reportes de inteligencia del caso del uranio y cuando se enteraron de la realidad", declaró en reacción a la noticia el senador demócrata Joe Liberman, uno de los nueve aspirantes a la nominación presidencial de su partido para las elecciones de 2004 Bush enfrenta una tormenta de criticas por la guerra e invasión unilateral que lanzó sobre Irak el 20 de marzo Primero, por la falsedad de la acusación para el caso de las armas nucleares, segundo, porque a más de tres meses de terminada la intervención militar, el Pentágono y la CIA no han podido encontrar a Hussein, ni a sus dos hijos; Uday y Qusay, ni mucho menos a las armas biológicas y químicas que la Casa Blanca le achacó a Irak Y tercero, porque la presencia de los más 150 mil soldados estadunidenses en el país persa cuesta al erario estadunidense tres mil 900 millones de dólares mensuales, y también porque desde el 1 de mayo a la fecha, muere un promedio de un soldado estadunidense a día a manos de los iraquíes que rechazan la presencia de las tropas invasoras 11/07/03

Comentarios