Campeche: las barajas del PRI para retener el poder

martes, 15 de julio de 2003
* Una intrincada red de familiares en las principales áreas de la organización del proceso electoral garantizaron el triunfo priista Campeche, Cam (apro)- En los comicios locales del pasado 6 de julio, sobre los que de nuevo se cierne la sospecha del fraude, la participación ciudadana fue inhibida a tal grado que en el escrutinio de ésta se aprecia una descomunal desproporción de 87 mil 038 sufragios menos que los reportados en el proceso federal Mientras que en la elección de diputados federales, en la que Campeche, presume la Junta Local del Instituto Federal Electoral, logró el primer lugar nacional en participación, se midió un abstencionismo de 3774 por ciento; en los comicios locales creció a 46 por ciento, ambos al cierre del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que quedó en cada caso al 96 por ciento Hay 826 puntos porcentuales de diferencia entre uno y otro proceso que, traducido a números reales, significa que de un listado nominal de 430 mil 832 ciudadanos con derecho a votar, no lo ejercieron 111 mil 144 en los comicios federales y 198 mil 182, en los locales Al menos en lo que respecta al proceso local, para renovar 298 cargos, la gubernatura, el Congreso, once ayuntamientos y 19 juntas municipales, el abstencionismo no es del todo fortuito ni del todo imputable al elector, pues además de los habituales métodos de coerción, durante la jornada se ejerció toda una serie de estrategias de intimidación, que incluyó el apostamiento de centenares de vándalos uniformados con las camisetas verdes que utilizó el PRI para sus campañas o las azules, con las que se identificó el PAN El “complot”, como calificó la dirigente local del Partido México Posible, Verónica Cantarell, comenzó a gestarse desde el año pasado, desde los mismos preparativos, y en todo este entramado el IFE jugaría un rol importante para desalentar la participación del electorado, como lo sugieren los partidos Acción Nacional, Convergencia y Alianza Social, los cuales, unidos en bloque para impugnar la elección de gobernador, señalan que fue “una elección de Estado”, que dio una endeble victoria de menos de 4 mil votos al priista Jorge Carlos Hurtado Valdez sobre el panista Juan Carlos del Río González Esto consta en el Convenio de Apoyo y Colaboración celebrado el 21 de octubre de 2002 entre el Instituto Federal Electoral (IFE) representado por José Woldenberg Karakowsky y Fernando Zertuche Muñoz, consejero presidente y secretario, respectivamente, y sus símiles del IEEC, Gonzalo Bojórquez Risueño y Celina del Carmen Castillo Cervera, que en el inciso C de la segunda cláusula, referente a la instalación de las mesas de casillas, ocultaba una trampa: “De la misma forma, deberá explicarse claramente a los electores, de darse el supuesto a que se refiere el párrafo anterior, que no será posible que puedan votar en una mesa directiva de casilla ya instalada y, posteriormente, votar en la otra Mesa Directiva de Casilla, cuando se instale con posterioridad, en razón de que su dedo ya habrá sido entintado con líquido indeleble y su credencial para votar marcada con la señal de haber ejercido su derecho al voto Para tal efecto, las mesas directivas de casilla federal y estatal, deberán contar con tinta indeleble y marcador cada una de ellas” Es decir, que si el ciudadano votaba en la casilla federal --a la que el acuerdo deja implícito que se tendría que pasar primero--, cuando la estatal no estuviera aún instalada ya no podría hacerlo después De este detalle sólo se percataron los abogados de Convergencia e impugnaron el texto Y es que esta estrategia arrojó en 1997 una diferencia aproximada de 36 mil votos en la elección federal sobre la estatal y de 30 mil en 2000 Como referencia hace 6 años Antonio González Curi –cuyo triunfo todavía se cuestiona-- llegó a la gubernatura por 14 mil votos de diferencia sobre Layda Sansores Como resultado de la impugnación de Convergencia en las instancias federales, el 31 de marzo se expidió la rectificación Aunque los convergentes no quedaron satisfechos porque el contenido del acuerdo se siguió prestando a la restricción del voto en la elección federal, logró la modificación del texto, que quedó así: “que será posible que puedan votar en una Mesa Directiva de Casilla (sic) ya instalada y, posteriormente votar en la otra Mesa Directiva de Casilla cuando se instale con posterioridad en razón de que su dedo ya habrá sido entintado con líquido indeleble y su credencial para votar marcada con la señal de haber ejercido su derecho al voto únicamente por la elección que sufragó” Y se agregó el siguiente párrafo: “Para tal efecto, las mesas directivas de casilla, federal y estatal, deberán contar con su propia marcadora de credencial calibrada para marcar el recuadro que corresponda y, con su propio líquido indeleble diferenciado por el color” Por otra parte, un día antes de la jornada, la Procuraduría General de la República detuvo a nueve individuos, cuatro de ellos menores de edad, que fueron sorprendidos en la tarea de distribuir a funcionarios de casilla y representantes generales de partidos acreditados ante el Instituto Electoral del Estado de Campeche (IEEC) documentos apócrifos de la misma PGR, en el que se les notificaba de supuesta vinculación en delitos electorales por los que en su oportunidad les sería entregado un citatorio Al momento de su detención tenían en su poder un centenar más de esos documentos falsos que aún les faltaban por entregar Apenas cuatro horas antes de las votaciones, 450 funcionarios de casilla renunciaron al cargo, lo que obligó a aplicar el plan de emergencia, que fue tomar gente de la fila para cubrir los cargos acéfalos Desde el propio órgano electoral, que abiertamente violó disposiciones legales, como el acuerdo que se tomó en el Consejo General para habilitar a los capacitadores como asistentes electorales –que fueron los únicos facultados para movilizar la paquetería electoral--, se preparó esta “elección de Estado” Esto se exhibió en los brotes de inconformidad poselectoral que surgieron en varios de los 21 comités distritales y 11 municipales Todo queda en familia Por ejemplo, en el distrito XII de la Junta Municipal de Seybaplaya, simpatizantes del PAN y Convergencia sitiaron la sede electoral En ese lugar, la propia composición del consejo del organismo distrital, presidido por Maribel Heredia Rejón, da de qué hablar: su esposo Gonzalo Cordero, su cuñada Isabel Santisbón Montes de Oca; el tío de ésta, Fernando Montes de Oca Herrera; Luis Herrera Novelo –hermano de Fernando, el expresidente de esa Junta y sobrino de Fernando Montes de Oca--; y Ricardo May, ligado íntimamente a Jimi Heredia Rejón, fungen como consejeros Como capacitadores electorales fueron nombrados Jimi y René Heredia Rejón y Carlos Farfán Heredia, hermanos y sobrino de la presidenta del Consejo Ahí, donde, además, aseguran los inconformes, las tortas que se repartieron fueron más nutritivas que en otras ocasiones porque en lugar de jamón llevaban dentro billetes, la sede del Consejo Distrital Electoral está justo en el predio contiguo al domicilio particular de la presidenta del mismo, quien está emparentada con el presidente del PRI en esa jurisdicción, Román Rejón Castro, y con el presidente de la Junta Municipal, Humberto Rejón Barrera Este proceso, además de las fracturas políticas en que pueda derivar, sacó a flote los pleitos entre familias, pues los principales candidatos del PRI y PAN guardan nexos entre sí y con el propio gobernador Antonio González Curi, quien en esta ocasión hizo diputado federal por el PRI a Enrique Escalante Arceo, primo de su esposa Elvia Pérez Escalante y hermano de Larissa, la esposa de Juan Carlos del Río González, quien igualmente guarda nexos sanguíneos, con la primera dama del estado y con Carmen Montero Duarte, la mujer de su oponente Jorge Carlos Hurtado Pérez Escalante y los hermanos Escalante Arceo también son primos de María de los Ángeles Escalante Castillo, la esposa de Juan Camilo Mouriño Terrazo, quien fue candidato del PAN a la alcaldía de este municipio capital González Curi también hizo diputado a su primo hermano Ramón González Flores, a quien perfila para presidir la Gran Comisión del Congreso local 14/07/03

Comentarios