Cancela EU la idea de otorgar el acuerdo migratorio a cambio de petróleo

miércoles, 16 de julio de 2003
*Revés a la propuesta que patrocinaba el republicano Cass Ballenger Washington, 15 de julio (apro) - Tras intensos cabildeos al interior del Congreso estadunidense, se eliminó la enmienda que condicionaba cualquier negociación de un acuerdo migratorio con el gobierno de México a la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex) En el acuerdo final del proyecto de ley para gastos de política exterior del año fiscal de 2004 (que iniciará el 1 de octubre) y que será sometido a votación por el pleno de la Cámara de Representantes a más tardar este miércoles, se anuló la enmienda condicional que desde mayo patrocinaba Cass Ballenger, legislador republicano por Carolina del Norte Guiados por Bob Menéndez, uno de sus líderes y representante por Nueva Jersey, los legisladores demócratas se declararon victoriosos al acabar con una enmienda que, según ellos, ponía en riesgo el futuro de la relación con México y la seguridad nacional de la Unión Americana "Se abrió una promesa de mejorar nuestra relación bilateral al eliminar esta cínica enmienda que ligaba a cualquier acuerdo migratorio entre Estados Unidos y México, al acceso a la industria petrolera mexicana", indicó Menéndez en un comunicado Desde su origen, la propuesta de Ballenger causó escozor al gobierno de Vicente Fox, que de inmediato rechazó cualquier iniciativa estadunidense para negociar un acuerdo migratorio que estuviera condicionada a la privatización de Pemex La oposición mexicana tuvo eco en el Capitolio, donde Menéndez tomó la iniciativa para derrotar a Ballenger que, sin embargo, logró que su enmienda fuera aprobada por el Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes, donde predominan los republicanos Desde la mañana del martes, Menéndez, que es el presidente del caucus del Partido Demócrata, sostuvo acalorados encuentros con los líderes republicanos que no accedían a reprobar la propuesta de Ballenger Menéndez insistió en su propósito y, tras varias horas de negociación, con Dennis Hastert, el presidente de la Cámara de Representantes y líder republicano, logró el objetivo "Cara a cara, los republicanos mantuvieron una fuerte presión sobre los demócratas por un asunto que causó conmoción a nuestra comunidad de inmigrantes, a los círculos políticos de México y a la prensa", enfatizó el legislador por Nueva Jersey de origen cubano Además de eliminar la enmienda de Ballenger del proyecto de ley de gastos de política exterior, Menéndez consiguió incrustar en su lugar otra que simplemente hace un llamado al presidente George Bush, y al Congreso, dominado por los republicanos, a revivir las negociaciones de un acuerdo migratorio con México, que quedó pendiente tras los ataques terroristas del martes 11 de septiembre de 2001 a Washington y Nueva York Fox emplazó a Bush a concretar, a más tardar a finales de su sexenio, un acuerdo migratorio para regularizar el estatus migratorio de cuatro millones de mexicanos indocumentados que viven y trabajan en Estados Unidos desde hace varios años El compromiso exige también la creación de un programa de empleo temporal para mexicanos, y un aumento en el número de visas que otorga el gobierno estadunidense a México Primero por los ataques terroristas y luego por la reciente segunda guerra con Irak, Bush metió en la congeladora la eventualidad de revivir la negociación y, pese a la insistencia foxista, la Casa Blanca no da señales de querer reabrir el asunto migratorio En alusión a esta prolongada lucha, Menéndez manifestó que "tomó un mes la batalla con la mayoría republicana para lograr incluir, en la ley de gastos de política exterior, una enmienda que hable de la necesidad de concretar un acuerdo migratorio con México, al tiempo que se eliminaron todas las referencias” a Pemex Por ahora, no se espera ninguna dificultad para que el pleno de la Cámara de Representantes apruebe el proyecto de ley para los gastos de la política exterior del año fiscal 2004

Comentarios