Reconstruyen asesinato de "junior" en Morelos

miércoles, 16 de julio de 2003
*Los 11 jóvenes de la comunidad libanesa ingresarían a penal de alta seguridad Cuernavaca, Mor , 15 de julio (apro)- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) reconstruyó el homicidio del joven de 18 años Braulio Paredes Núñez, asesinado de un disparo en el corazón el 2 de noviembre del año pasado Era hijo de Carlos Humberto Paredes Fragoso, importante empresario del Estado de México "Participaron los fiscales especiales que fueron designados como investigadores, la Policía Ministerial (PM) y peritos en criminalística, balística y química de la Procuraduría General de la República", explicó Ricardo Tapia, subprocurador de Asuntos de Delincuencia Organizada Los 11 hijos de prominentes familias de la comunidad libanesa en México, arraigados desde hace una semana por mandato del juzgado cuarto de lo penal, fueron llevados a la residencia marcada con el número 42 de la calle Luxemburgo, en el fraccionamiento Burgos del municipio de Temixco --10 kilómetros al sur de la capital morelense "Lo cargaron, lo subieron al coche, no me acuerdo bien, nos subimos todos al coche, iba Raymundo manejando, yo de copiloto, Carlos, Erick y Roy atrás", confesó Juan José Sarquís, hijo de una de las familias que monopolizan los estacionamientos públicos en la Ciudad de México Los jóvenes cayeron en contradicciones al argumentar que su amigo fue herido de muerte por un desconocido desde un vehículo en movimiento La Policía Ministerial determinó desde las primeras investigaciones que el cuerpo de Braulio Paredes fue "sembrado" en la escena del crimen para encubrir al verdadero responsable "Son muchachos disciplinados, todos son de nivel académico, es penoso que estas cosas puedan quedar impunes y la voluntad de todos es que realmente se resuelvan", argumentó Alejandro Madrid, padre de uno de los sospechosos quien, como abogado, se sumó a la diligencia ministerial Al concluir la reconstrucción de hechos, que se prolongó por casi cinco horas, los arraigados fueron regresados al Colegio Estatal de Policía, donde permanecen aislados en uno de los dormitorios El procurador Guillermo Tenorio Ávila aseguró que de no esclarecer el homicidio, y pese a que el arraigo es por 30 días, todos los jóvenes serán consignados en breve al penal de alta seguridad de Atlacholoaya

Comentarios