Digna se suicidó, reitera la Fiscalía Especial

sábado, 19 de julio de 2003
*Basa su conclusión en 35 dictámenes técnicos "irrefutables" *Padecía un "trastorno de personalidad esquizoparanoide" (Primera Parte) México, D F, 18 julio (apro)- Apoyada en 35 dictámenes técnicos "irrefutables", en su perfil psicológico y en el drástico rompimiento de una serie de vínculos personales y laborales en la víspera, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) determinó que Digna Ochoa se suicidó En el pliego de conclusiones, de dos mil hojas, la fiscalía a cargo de Margarita Guerra, precisa que la defensora de los derechos humanos llegó la tarde del 18 de octubre de 2001 al despacho de Pilar Noriega, donde tenía una cita con padres de familia de alumnos de la UNAM, y que ahí pasó la noche porque en su casa, de Lomas de Plateros, su cama se encontraba intacta y sobre ella había un ejemplar de La Jornada de la edición del 18 de octubre El 19 de octubre, Digna apareció muerta en el despacho Su cuerpo presentaba dos disparos, uno en el muslo izquierdo y, el otro, en la cabeza Este último fue el mortal Con base en 35 de las 300 pruebas periciales practicadas, la fiscalía determinó que Digna hizo dos disparos antes de llevarse la pistola a la cabeza y producirse la herida mortal El primer tiro lo hizo en un sillón y, el segundo, en la pierna izquierda, a la altura del muslo Además, por la trayectoria del disparo y la entrada de la bala en el cráneo y la posición en que se encontró el cadáver, los expertos concluyeron que sólo ella se pudo haber disparado Y expusieron que los tres casquillos encontrados fueron hechos con el arma ?calibre 22-- que días antes su hermano, Ismael, le limpió y le enseñó a utilizar y de cuyo existencia estaba enterada su amiga, Pilar Noriega, actual primera visitadora e la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) La fiscalía reforzó la hipótesis del suicidio con el hallazgo de dos evidencias, una bolsa de polvo blanco ?mezcla de almidones-- y un sobre en cuyo interior había letras de periódicos recortadas La bolsa de plástico tenía una etiqueta con la inscripción "polvo para manos" De acuerdo con la fiscalía, el polvo es el mismo que apareció en el lugar de los hechos, en el piso y en la ropa de Digna, y en la casa de Digna Las pruebas de grafoscopía corroboraron, así mismo, que la letra de las etiquetas era de Digna En la zotehuela del despacho que Pilar Noriega dejó a Bárbara Zamora cuando aceptó incorporarse la CDHDF, la fiscalía encontró, el pasado 27 de febrero ?16 meses después de los hechos--, dentro de una pila de periódicos viejos, un sobre con letras recortadas El sobre estaba metido entre las páginas de un ejemplar del diario español El País; debajo de éste, hallaron una edición mutilada de La Jornada Con las letras y el sentido de las palabras, los dictámenes técnicos establecieron que había un patrón casi idéntico con las amenazas de muerte que Digna comenzó a recibir desde 1996 Peritos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) supervisaron, en tiempo y forma, la parte técnica de la investigación y encontraron errores, imprecisiones y omisiones que, desde su punto de vista, impedían determinar, científicamente, datos clave para el esclarecimiento del crimen Entregado a la fiscalía el pasado 28 de mayo, el informe de la CIDH sostenía, sobre todo, que "sobre la base de las pruebas de balística, no es posible determinar si el fallecimiento de Digna Ochoa fue homicidio o suicidio" Además, calificó de "eficiente" la necropsia, aunque cuestionó la pérdida de evidencias y la ausencia de una cadena de custodia del lugar de los hechos, y consideró incompleta la línea relacionada con el Ejército Firmado por el relator especial Pedro Díaz, el informe destacó, así mismo, las "fallas en la administración de justicia" que, en el caso del Ministerio Público, subrayó, son "estructurales" Y consideró inverosímil que, 16 meses después de los hechos, la fiscalía haya encontrados dos evidencias ?el polvo y las letras? en el lugar de los hechos

Comentarios