Historia oficial de un suicidio

domingo, 20 de julio de 2003 · 01:00
Rehecha casi en su totalidad, supervisada por expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en las partes técnica y pericial, donde encontraron varias fallas, y apuntalada con nuevas evidencias, la investigación sobre la muerte de Digna Ochoa busca ser determinante en su conclusión: se trató de un suicidio En su edición del domingo 20 de julio, Proceso detalla que el documento que en los próximos días entregará la Fiscalía especial para el caso, a cargo de Margarita Guerra, establece que la defensora de los derechos humanos planeó su propia muerte y que el arma empleada --calibre 22-- es la misma que le limpió y le enseñó a utilizar su hermano Ismael en los días previos a su muerte La controvertida resolución de la Fiscalía, que espera la aprobación de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PCJDF) se sustenta en una cara desconocida de la abogada: una mujer con serios problemas de personalidad, inestable, fantasiosa, mitómana y proclive a quitarse la vida, según consigna el semanario De acuerdo con investigaciones psicológicas sobre la personalidad de Digna, ella era una mujer devaluada en su autoestima, impulsiva, inestable, iracunda, intolerante, autodestructiva, con sentimientos crónicos de vacío y aburrimiento y con severas alteraciones de identidad El informe de la fiscal agrega que ninguna de las líneas de investigación que se abrieron --la de los militares y la del estado de Guerrero--, arrojó evidencias sólidas de amenazas u hostigamientos contra Ochoa y Plácido Por el contrario, sólo confirmó la "enfermiza tendencia de Digna a presentarse como víctima, una imagen que, señala, supo vender bien dentro y fuera de México", refiere Procesoz/i> en su edición que empieza a circular el domingo 20 de julio

Comentarios