Hidalgo: Tráfico de influencias y derroche

lunes, 21 de julio de 2003
* Raúl González Apaolaza, titular del Instituto Hidalguense de Educación arrastra acusaciones dar trabajo a funcionarios inhabilitados Pachuca, Hgo , 21 de julio (apro)- Aunque ha utilizado el silencio y la descalificación como defensa, el titular del Instituto Hidalguense de Educación (IHE), Raúl González Apaolaza, no ha podido contener las acusaciones de tráfico de influencias y derroche en su administración iniciada en diciembre del 2001 El escándalo se desató en el Congreso del estado, cuando durante la ampliación del IV Informe de Gobierno del mandatario Manuel Ángel Núñez Soto, el exdirector del Metro fue materialmente apabullado por las glosas del legislador panista, Herlindo Bautista Sánchez, quien exhibió una maraña de relaciones y negocios de colaboradores cercanos, algunos de los que, de paso, se encuentran inhabilitados para desempeñar cargos públicos El texto que provocó la ira de los priistas acusa que durante el periodo electoral que concluyó el 10 noviembre del 2002, cuando se renovaron los 84 ayuntamientos, las oficinas de la Coordinación General de Administración y la Coordinación de Recursos Humanos de la dependencia, se convirtieron en oficinas de campaña de gran parte de los candidatos del PRI a presidentes municipales Señala que una revisión minuciosa de los recibos telefónicos en los dos meses anteriores, arrojaron que se facturaron hasta tres millones de pesos al concluir el periodo electoral Como solución González Apaolaza suspendió el servicio telefónico en todas la áreas, imposibilitando para hacer llamadas locales y a celulares a los trabajadores El documento hecho llegar “anónimamente” a las manos del panista, señala con meticulosa exactitud, nombres, cargos y tareas de algunos de los colaboradores que se trajo el funcionario cuando estaba al frente del Metro Carlos Bravo, quien renunció a tres meses de su llegada, fue contratado por honorarios como coordinador de Tiendas Escolares, pese ha encontrarse inhabilitado para ejercer como funcionario público, por anomalías durante su desempeño como director jurídico del Metro Durante su desempeño en el IHE, Carlos Bravo vivía en un hotel de cinco estrellas de la capital, hospedaje que fue pagado con recursos del Instituto; recibió un préstamo por 300 mil pesos, cantidad que hasta la fecha no ha reembolsado Los argumentos del secretario de Educación para no cobrar este adeudo son: que dicho personaje es compadre del dirigente del PRI, Roberto Madrazo, y estaba esperanzado a que si le perdonaban la deuda a este sujeto él podría acercarlo para figurar como diputado plurinominal Máximo Reyes Vilchis, sucesor de Carlos Bravo y actualmente en funciones, controla las tiendas escolares Maneja un presupuesto secreto, el cual nunca ha sido informado ante el Congreso local; estos recursos se obtienen del cobro que otorga el IHE a los comerciantes, a quienes les concesiona las tiendas escolares; se maneja en cuentas independientes, sobre las cuales Reyes Vilchis tiene absoluta libertad para disponer de los recursos Este abogado modificó la normatividad que impide que los directores de las escuelas ejerzan estos recursos libremente, como lo hacían cuando la profesora Carmen Paniagua se encontraba al frente de la Coordinación Ahora Reyes Vilchis planea integrar una cooperativa con el apoyo de Pepsi, en la que se surta a todas las tiendas escolares, con la intención de bajar los costos de los dulces y lunchs que compran los niños Los dueños de la cooperativa, serían nada más y nada menos que Pedro Reyes Vilchis, hermano de este funcionario, quien se dedica a comercializar productos deportivos; y Francisco Huerta, exfuncionario del Metro que también se encuentra inhabilitado Ambos trabajarían en una empresa creada por el propio González Apaolaza Por lo tanto, pide el documento, es urgente que se haga una auditoría sobre las cuentas ocultas de esta área del IHE y que se aclare si con esta cuenta se paga el personal que trabaja con el secretario de Educación en la Unión de Ingenieros que preside en la Ciudad de México Otro de los mencionados es Alejandro Ibarra Rivas Igualmente inhabilitado durante su gestión en el Metro, cobra cerca de 35 mil pesos mensuales, “una exagerada cantidad” por honorarios Inició sus funciones como coordinador del Programa Escuelas con Calidad, el cual erogó poco más de un millón de pesos durante el 2002 Sin consolidar ese proyecto, Ibarra Rivas fue colocado en programas compensatorios, área donde Miguel Cuatepotzo creó escuelas fantasmas para desviar los recursos que otorga el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a los programas de actualización docente y equipamiento de escuelas Ahora Ibarra Rivas administra estos recursos, los cuales tampoco son reportados en informes de comparecencia César Santomé Hernández, de 70 años de edad y recomendado del expresidente de la República Ernesto Zedillo, es el responsable de las coordinaciones regionales, entre las cuales existe gran descontento, puesto que ha sido sorprendido en actos sexuales en su oficina, como lo denunció la profesora Candelaria Zúñiga, quien lo acusó con González Apaolaza, quien en recompensa mejoró el sueldo de su víctima y la envió al área de programas compensatorios para que Alejandro Ibarra controlara las intenciones de denuncia de esta mujer El mérito de Santomé es ser amigo del escritor hidalguense Andrés Henestrosa, quien fue contratado como asesor y a quien también le pagan una considerable suma mensual, por trabajos de un par de horas Adicionalmente, César Santomé ejerce un presupuesto de un millón de pesos por editar la revista del IHE, en la que sólo se ven fotografías de Apaolaza cuando anuncia “grandes logros y avances” en el ámbito educativo de Hidalgo También aparece Gonzalo Vega, secretario particular de González Apaolaza, quien se trajo del Metro a Marta Obeso, exdirectora de Comunicación Social del IHE Gonzalo Vega es el encargado de pagar los gastos de viáticos y traslados del secretario, los cuales superan el sueldo mensual Pero hasta parientes se trajo el secretario de Educación, como Enrique Hernández, coordinador de Recursos Humanos, primo del secretario, quien ha hecho jugosos negocios primero con la millonaria contratación de la empresa que realizó el estudio de factibilidad para la adquisición de checadores digitales Primero pagó por el estudio y luego, con el pretexto de que no existe otra empresa que ofrezca este servicio, se hizo la millonaria contratación de este proyecto, que tampoco aparece en informe del secretario Por último, se menciona a Inocente Zúñiga, responsable de las escuelas secundarias, recientemente acusado de acoso sexual, por una profesora a la que obligaron a desistir de su denuncia, después de que le ofrecieron una plaza de tiempo completo La respuesta a estas observaciones hechas por Herlindo Bautista Sánchez fueron simples “calumnias” para Apaolaza, pero de gran contenido para los priistas, quienes se sintieron heridos de forma tal que hasta el exdirector de la Coordinación Jurídica del gobierno estatal y diputado del PRI, Francisco Olvera Ruiz, presionaba al secretario para demandar penalmente al panista Esto fue lo que unió aún más a los legisladores del PRI, quien uno a uno de los 18 tomaron la tribuna para condenar estos actos de difamación, tomando la defensa por el propio Raúl González, quien sólo atinó a decir que se trajo a un par de amigos de Distrito Federal y no a todos lo que se aseguraba Del contenido del documento no agregó una sola palabra

Comentarios