Proclama EU muerte de los hijos de Hussein

miércoles, 23 de julio de 2003
*Los asesinatos, luego de una batalla de 6 horas en Mosul Washigton, 22 de julio (apro)- El Departamento de Defensa de Estados Unidos anunció con orgullo y alegría el asesinato de los hijos de Saddam Hussein, Uday y Qusay, quienes presuntamente perecieron durante una feroz batalla que duró seis horas contra 200 soldados estadunidenses que los emboscaron en una mansión de la zona residencial de Mosul, cerca de la frontera de Irak con Irán "Tenemos la certeza de que hoy fueron asesinados Uday y Qusay", declaró el general Ricardo Sánchez, jefe de operaciones de las tropas de Estados Unidos en Irak Hablando con tono victorioso y sin el más mínimo sentimiento por los derechos humanos, Sánchez aclaró que fueron cuatro personas las que perecieron en la operación militar a cargo de la 101 División Aérea del Ejército estadunidense en Mosul El general Sánchez, de origen mexicano, aclaró que el asesinato de Uday, hijo mayor de Hussein, y Qusay, el segundo vástago del expresidente Saddam, se concretó gracias a la información que les proporcionó un civil iraquí "que, caminando", entró a uno de los cuarteles del Pentágono en Irak para darles la ubicación de la casa en Mosul El gobierno de George W Bush, ofrecía 15 millones de dólares de recompensa por la información que los llevara al arresto o asesinato de Uday y Qusay; el general Sánchez apuntó que seguramente el informante iraquí recibiría el dinero "La operación de seis horas comenzó cuando el Equipo de Ataque la Segunda Brigada de la División (101) se acercó a la casa y fue recibida con fuego", explicó Sánchez Subsecuentemente, "la División usó múltiples sistemas de armas para someter a los sospechosos que se acorralaron dentro de la casa y ferozmente continuaron resistiendo el arresto", asentó el general El fuego de los 200 efectivos militares estadunidenses fue más poderoso que el de los que estaban dentro de la casa, la que presuntamente pertenece a un contratista millonario de Mosul "Cuatro personas fueron asesinadas durante la operación, los removimos del edificio y podemos confirmar que entre los muertos están Uday y Qusay Hussein", asintió el general Sánchez durante la conferencia de prensa que ofreció en Bagdad El Pentágono, ahogado en felicidad por el éxito de su cacería de los números dos y tres de la lista de los 55 hombres del exrégimen iraquí más buscados por el Comando Central de las tropas estadunidenses, no quiso revelar de inmediato la identidad de los otros dos muertos Reportes procedentes de Mosul señalaron que se trata de un joven de 14 años, hijo de Uday, y del guardaespaldas y asistente del hijo mayor de Saddam Hussein La muerte de los hijos del expresidente de Irak fue de inmediato catalogada por los medios de comunicación estadunidense como "una victoria de Bush" La búsqueda El 20 de marzo, la segunda guerra de Estados Unidos contra Irak inició con un bombardeo aéreo sobre una casa de una exclusiva zona residencial en Bagdad En el lugar, de acuerdo con información de inteligencia de la CIA, se encontraban reunidos Hussein, Uday y Qusay, además de sus colaboradores más cercanos El ataque del Pentágono primero se consideró como exitoso, pese a que después de que terminó oficialmente la guerra, el 9 de abril, se comprobó que Hussein y sus hijos estaban vivos y dentro de Irak Tras conocer el resultado de la emboscada en Mosul, Donald Rumsfeld, el Secretario de Defensa, fue a la Casa Blanca para darle personalmente a Bush la buena noticia La Casa Blanca se negó a confirmar la noticia del asesinato de Uday y Qusay, y dejó que fuera el propio Pentágono el que desde Irak anunciara la muerte de los dos hijos del exlíder de Irak "No estoy en una posición para confirmar nada", fue la respuesta que dio Soctt McClellan, vocero de la Casa Blanca, a la noticia del asesinato de Uday y Qusay que ya circulaba por todo el mundo antes de que lo corroborara el general Sánchez Pese a estar en clara desventaja frente a los 200 soldados, la férrea resistencia de Uday, Qusay, el joven de 14 años y su guardaespaldas, dejó un saldo de cuatro efectivos militares heridos El gobierno de Estados Unidos rechazó dar a conocer los métodos que usó para identificar a los asesinados El Pentágono siempre sostuvo que tenía en su poder muestras del DNA de los hijos del presidente depuesto de Irak "Vamos a explotar el sitio y continuaremos investigando (a través de) los elementos recuperados en el escenario", acotó Sánchez en referencia a la búsqueda que realizan sus tropas para capturar o asesinar al número 1 de la lista de los 55 más buscados: Saddam Hussein El gobierno de Bush ofrece 25 millones de dólares de recompensa por la información que resulte en la captura o muerte del otrora todopoderoso del país persa La reacción de la Casa Blanca fue de complacencia por el asesinato de Uday y Qusay "Son responsables de innumerables atrocidades cometidas contra el pueblo iraquí nuestras fuerzas armadas y nuestros servicios de inteligencia, que trabajaron con ciudadanos iraquíes, merecen el crédito por el éxito de hoy", destacó McClellan en un comunicado de prensa

Comentarios