Prosiguen pláticas con comunidades asentadas en Montes Azules

miércoles, 23 de julio de 2003
*Indígenas dialogan directamente con lacandones para ver si se quedan o se van Tuxtla Gutiérrez, Chis , 22 de julio (apro)- La coordinadora del Grupo de Trabajo Operativo para la Atención del Caso Montes Azules, Martha Cecilia Díaz Gordillo, informó que 23 comunidades indígenas han empezado el proceso de negociación para que se deslinden sus tierras y se determine si están dentro de los territorios de la comunidad lacandona o de la reserva ecológica Desde el pasado 6 de junio en la comunidad Frontera Corozal, municipio de Palenque, empezó el proceso de negociación con seis núcleos agrarios campesinos; tres de ellos tienen resoluciones presidenciales antes de las que beneficiaron a la comunidad lacandona y otros tantos que no tienen ninguna acción agraria en su favor Díaz Gordillo dijo que los líderes indígenas de estas comunidades, Bella Ilusión, Loma Bonita, Trece de Septiembre, Nuevo Cacahotán, San Andrés La Paz y Salto de Agua, han dialogado con los lacandones, y han acordado primero negociar de manera pacífica si se quedan o se van Villa Flores y San Francisco Caracol son otras comunidades que se han acercado a las autoridades estatales, federales y comuneros lacandones para confirmar o indagar si las tierras que poseen están exentas de conflicto alguno Todos estos grupos se ubican al sur la Reserva de la Biosfera Integral Montes Azules (Rebima), pero esta misma semana se intensificará el proceso de negociación con las comunidades que se ubican al norte Por el lado norte, dijo la funcionaria federal, se ha empezado a trabajar con 16 comunidades entre ejidos, asentamientos y poblados con diversas situaciones jurídicas y con más de 33 pequeños propietarios que están en la zona Comentó que muchas migraciones e incursiones a la selva Lacandona tienen que ver con conflictos que ocurren en comunidades circunvecinas a ese macizo forestal, pues se dan expulsiones de campesinos por motivos políticos, agrarios, religiosos u otros Por eso plantea que la solución debe ser integral en toda la región Selva, que incluye Marqués de Comillas, Frontera y otras zonas densamente pobladas Mencionó que con equipo Geo Posicionador Satelital (GPS) empezaron ya los trabajos de deslindes, y muchas comunidades, aunque no tienen conflicto alguno, quieren aprovechar los trabajos y ratificar que lo que poseen es lo correcto, “están pues curándose en salud” Uno de los primero acuerdos es que no se van a permitir más invasiones en la selva, o bien que no se abrirán más espacios para el cultivo o la ganadería En toda la zona, dentro y fuera de la selva, hay al menos 200 comunidades, 71 son grupos irregulares, pero hay otros con documentos legales que les amparan la propiedad de la tierra desde antes de las resoluciones presidenciales en favor de la comunidad lacandona, que data de los setenta Esta semana, la funcionaria sobrevolará la zona lacandona para reunirse con varios poblados de la zona sur de la selva y que se ubican también en los límites de la frontera con Guatemala “Será un proceso muy largo que podría durar no uno ni dos, sino hasta siete u ocho años”, apuntó Díaz Gordillo

Comentarios