Exhibe EU fotografías de los hijos de Hussein muertos para acallar dudas

viernes, 25 de julio de 2003
*"Hay gente especulando estas son las fotografías de los cadáveres", dijo Rumsfeld Washington, 24 de julio (apro)- La crisis de credibilidad por la que atraviesa el gobierno de George W Bush, presidente de Estados Unidos, obligó al Pentágono a tomar la decisión política de dar a conocer las fotografías de los presuntos cadáveres de Uday y Qusay Hussein, hijos del presidente depuesto de Irak, Saddam Hussein La fotografías que a primera vista parecen no corresponder a los hijos del expresidente de Irak, son un esfuerzo mas del gobierno estadunidense para convencer al mundo de que fue verdad, y no otra de sus mentiras, el asesinato de los hermanos Hussein, ocurrido el martes 22 de julio en una residencia en la ciudad de Mosul "Hay gente especulando éstas son las fotografías de los cadáveres de estos dos hombres particularmente viciosos", dijo en rueda de prensa Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa Las fotografías en lugar de calmar las aguas, provocaron un incremento en el juego de las especulaciones sobre los argumentos del gobierno de Bush Los rostros de los cadáveres están casi desfigurados y se ven hinchados, por lo que algunos incrédulos consideraron que no corresponden a una persona que tiene 48 horas de haber fallecido La decisión política del Pentágono también tendrá otras consecuencias Durante la reciente guerra con Irak, la Casa Blanca arremetió con críticas al entonces gobierno de Hussein por haber dado a los medios de comunicación fotografías y videograbaciones de los soldados estadunidenses asesinados por sus tropas Uday y Qusay "ya están muertos, han sido cuidadosamente identificados El pueblo iraquí estaba esperando la confirmación de esto, desde mi punto de vista merecían la confirmación", subrayó el secretario de Defensa del gobierno de Bush Ante las dudas que ellos mismos han originado por las mentiras que usaron para justificar la guerra con Irak, los funcionarios del gobierno de Bush que tomaron la decisión de publicar las fotografías, también presentaron radiografías supuestamente tomadas al cadáver de Uday, que mostraban varias fracturas en las piernas, heridas que sufrió el hijo de Saddam en el atentado contra su vida hace algunos años en Bagdad "El cirujano plástico que atendió a los hijos de Saddam ya los identificó, estamos cien por ciento seguros que son ellos", agrego un funcionario del Pentágono El gobierno de Bush sigue sin dar una explicación convincente de la razón por la cual mato a los hijos de Hussein usando toda la fuerza militar de 200 soldados, cuando sabía que ya los tenían acorralados en la casa de Mosul Pudieron haber esperado a que Uday y Qusay, su hijo de 14 años y su guardaespaldas se quedaran sin municiones para poder arrestarlos y llevarlos ante un tribunal por los crímenes y violaciones de derechos humanos que les imputaban De acuerdo al recuento que dio el Pentágono de los hechos en Mosul, Usay y Quday y su guardaespaldas, murieron a consecuencia del ataque con misiles antitanques que lanzaron los soldados estadunidenses contra la casa de Mosul, el hijo de Quday fue herido de muerte por las balas de los militares del Pentágono minutos después de que falleciera su padre y su tío Un par de horas después de que el Pentágono distribuyó por todo el mundo las fotografías de dos de los cuatro cadáveres, Bush declaró, en la ciudad de Filadelfia, que "ahora más que nunca los iraquíes pueden tener la seguridad de que el régimen de Hussein ha desaparecido y nunca más volverá" La Casa Blanca y el Pentágono también señalaron que tras la muerte de los hijos de Hussein, sus tropas y agentes de la CIA fortalecieron las investigaciones para dar con el paradero del expresidente de Irak a quien quieren vivo o muerto Si Saddam Hussein "está vivo, él seguramente está coordinando los ataques a nuestros soldados", declaró por su parte Paul Wolfowitz, subsecretario de Defensa que recientemente estuvo en Irak y quien, esta semana, a su regreso de Bagdad, reconoció haber cometido algunos errores en la segunda Guerra del Golfo Pérsico

Comentarios