Los intrincados caminos de las transacciones

viernes, 25 de julio de 2003
En la víspera de las elecciones de julio de 2000, el diputado priista Enrique Jackson recibió en su oficina del Palacio de San Lázaro la correspondencia del día, y entre el montón de papeles había un sobre de papel manila, sin remitente, que de momento no llamó su atención Después de desahogar otros asuntos, Jackson abrió el sobre y encontró varios documentos: copias de cheques, transacciones financieras, acta constitutiva de la empresa Fox Brothers, así como un diagrama del recorrido de recursos provenientes de cuatro fuentes distintas, aplicadas a "cuentas puente", y transferidos a una cuenta bancaria a nombre de Carlota Robinson Kauachi, desde la cual se hicieron transferencias a la asociación Amigos de Fox, a Televisión Azteca y a Rito Padilla García Consciente del ruido y de los efectos políticos que ocasionaría la divulgación de ese material a esas alturas de la contienda electoral, el entonces coordinador del grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados soltó la bomba, el 21 de junio, en la tribuna de la Comisión Permanente "El señor Lino Korrodi Cruz, responsable de las finanzas del candidato de Acción Nacional, opera un truculento sistema de transferencia de dinero proveniente del extranjero y del país; lo hace apoyado en tres empresas que él administra, ubicadas en diferentes ciudades del país Lo hace a través de cuentas bancarias de particulares y a través de ciertas empresas que participan en este manejo financiero, que tiene todos los ingredientes para calificarlo como un sistema de lavado de dinero" El PRI presentó una denuncia ante la Secretaría Técnica de la Comisión de Fiscalización de los Recursos de los Partidos y Agrupaciones Políticas del Instituto Federal Electoral para que se investigaran esas maniobras, pero ante la negativa de la Secretaría de Hacienda, amparada en el secreto bancario, de proporcionar datos sobre diversas cuentas, el IFE decidió dar por terminado el caso Sin embargo, en mayo de 2002 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió por unanimidad dejar sin efecto la resolución del Consejo General del IFE y ordenó la reapertura y reanudación del procedimiento sobre la procedencia y destino de los recursos utilizados en la campaña electoral de julio de 2000 por la coalición que postuló a Vicente Fox Operaciones financieras "El financiamiento del extranjero se recibe en el Instituto Internacional de Finanzas, con sede en Puebla; el Instituto de Puebla lo transfiere a sus filiales de León, Guanajuato, o en Monterrey, Nuevo León De las filiales del Instituto Internacional de Finanzas, una sociedad civil, los recursos son transferidos a cualquiera de las tres empresas que administra el señor Korrodi, K-Beta, Grupo Alta Tecnología en Impresos y ST And-K de México", explicó Jackson ante la Comisión Permanente Mencionó que la empresa belga Dehydration Technologies Belgium depositó 200 mil dólares en la cuenta bancaria del Instituto Internacional de Finanzas de Puebla y ésta, a su vez, transfirió dicha cantidad a grupo Alta Tecnología en Impresos, de Lino Korrodi El 4 de abril de 2000, Valeria Korrodi, titular de la cuenta 3039579 del Bank of the West, con sede en el Paso, Texas, giró diversos cheques por un total de 85 mil dólares a una cuenta de Carlos Robinson, en Banca Ixe Dos días después, Robinson expidió tres cheques por 900 mil pesos a nombre de TV Azteca, con los cuales presuntamente se liquidaron adeudos por concepto de propaganda de Fox Jackson informó también que, en septiembre de 1999, el grupo Flexi de León entregó un cheque de Banamex por 1 millón 150 mil pesos a K-Beta, propiedad de Korrodi Tres días después, K-Beta expidió 17 cheques de su cuenta en Banco Bital en favor de Carlota Robinson, por un total de 600 mil pesos El 26 de junio de 2000, la Secretaría Técnica de la Comisión de Fiscalización de los Recursos de los Partidos y Agrupaciones Políticas del IFE dio entrada a la queja formal del PRI, la cual quedó registrada con el número de expediente Q-CFRPAP 19/00 PRI vs AC La Comisión de Fiscalización del IFE buscó información relacionada con el recurso legal interpuesto por el PRI Pero se toparon con diversos obstáculos, como la rotunda negativa de los bancos BBVA-Bancomer, Banamex y Bital, así como de la Comisión Nacional Bancaria y la Secretaría de Hacienda a cooperar, por tratarse de archivos protegidos por el secreto bancario, fiduciario y fiscal El 18 de julio de 2001, la Comisión de Fiscalización determinó, en sesión extraordinaria, que no existían juicios o medios de impugnación que pudieran interponerse ante la respuesta de Hacienda y, un día después, la secretaría técnica declaró cerrada la instrucción correspondiente Y en el mismo sentido se pronunció el Consejo General del IFE el 9 de agosto Inconforme, el PRI interpuso, el 15 de agosto, un recurso de apelación ante el TEPJF Nueva investigación El martes 7 de mayo de 2002 la Sala Superior del TSPJF resolvió por unanimidad dejar sin efecto la resolución del Consejo General del IFE y fortaleció, de paso, las atribuciones legales del IFE al otorgarle derecho pleno para solicitar a cualquier autoridad -federal, crediticia o fiscal- documentación reservada, siempre y cuando la indagatoria vaya encaminada a conocer el uso del presupuesto asignado a los partidos -¿Están conscientes de los alcances de su resolución? -Nuestra tarea no es política, es jurídica Estamos tranquilos porque consideramos que cumplimos con nuestra obligación, dijo el magistrado José Luis de la Peza (Proceso 1332/12 mayo de 2002)

Comentarios