Primeros contactos entre Pablo Gómez y Elba Esther Gordillo

viernes, 25 de julio de 2003
*Al encuentro también acudió René Arce, próximo vicecoordinador perredista México, D F, 24 de julio (apro)- La priista Elba Esther Gordillo y el perredista Pablo Gómez se reunieron de manera discreta y casi a la medianoche de ayer en un restaurante del sur de la ciudad, a fin de discutir temas relacionados con la Cámara de Diputados, en la que ambos coordinarán a sus respectivas bancadas El encuentro, al que asistió también el vicecoordinador perredista René Arce, se celebró en el restaurante “La Cacerole”, ubicado en la colonia Florida, y se prolongó hasta pasada la una de la mañana de hoy, según atestiguó este reportero Se trata de la primera reunión que sostienen Gordillo y Gómez tras ser elegidos coordinadores parlamentarios --el sábado la primera, y el viernes el segundo--, y el objetivo fue comenzar a discutir, entre otros temas, la instalación de la Cámara de Diputados Gordillo había sido duramente criticada por varios de sus compañeros priistas por promover encuentros con el virtual coordinador panista, Francisco Barrio, y con su contraparte del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Jorge Kahwagi, debido a que no había sido aún designada, y por comenzar a tejer acuerdos que podrían beneficiar al presidente Vicente Fox Gómez, por su parte, también criticó esas reuniones “en lo oscurito” que se iniciaron aun antes de las elecciones del 6 de julio, y condicionó su participación a que fueran pasados los comicios y que cada quien tuviera la representación formal de sus respectivos partidos Hace apenas una semana se tenía prevista una reunión entre Gordillo y Barrio, en el domicilio particular de Kahwagi, que se frustró por la filtración que sobre ella hizo Manlio Fabio Beltrones, quien buscaba también la coordinación de la diputación priista La reunión entre Gordillo, Gómez y Arce comenzó poco después de las diez de la noche de ayer en una mesa visible del restaurante, que ofrece cocina francesa, y concluyó pasada la una de la mañana, cuando los meseros les anunciaron que era hora de cerrar el negocio

Comentarios