En Guerrero no se investigó el caso Digna Ochoa, denuncia la editora del diario El Sur

sábado, 26 de julio de 2003
* Maribel Gutiérrez publicó la versión de que dos sicarios habían sido contratados por Rogaciano Alba para ejecutar a la abogada Acapulco, Gro , 25 de julio (apro)- A una semana de que se conocieron las conclusiones de la fiscalía especial para investigar la muerte de Digna Ocho y Plácido, Maribel Gutiérrez Moreno, editora del diario El Sur, que difundió la versión periodística que dio lugar a la línea Guerrero, calificó como “muy cuestionada” la conclusión al que llegó la fiscal especial Margarita Guerra y Tejada, y sostuvo que en este estado suriano “la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal realizó indagatorias para descartar la hipótesis” Maribel Gutiérrez, galardonada con varios premios internacionales entre ellos la medalla Roque Dalton, publicó una serie de reportajes en junio del año pasado que señalaban al presidente de la Asociación Estatal Ganadera y exalcalde priista de Petatlán, Rogaciano Alba Alvarez, como “un intermediario” en la contratación de sicarios que, según esta versión, se trasladaron a la ciudad de México para asesinar a la defensora de derechos humanos La información difundida se basó en testimonios de personas “que tienen relación con los hechos”, cuyos nombres no fueron incluidos en la serie de reportajes a petición de los mismos entrevistados, “por los riesgos” que corrían sus vidas La versión sostiene que dos sicarios apodados “El Cuarteron” y “El Tavo”, fueron contratados para trasladarse a la Ciudad de México y ejecutar a la abogada, por Rogaciano Alba, ligado con la tala inmoderada de árboles, Por tales señalamientos, Alba Alvarez, conocido cacique de la región de la Costa Grande relacionado con el ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, demandó a la periodista penalmente por difamación y calumnias, el 27 de junio del 2002 En diarios locales, el pasado miércoles, Alba Alvarez señaló que la información periodística que dio lugar a que la Procuraduría de Justicia del D F, abriera una línea de investigación hacia Guerrero, le causó “daño moral y económico” por los testimonios de “convictos que no tienen voz ni voto” Maribel Gutiérrez lamentó que no se haya tomado en serio la hipótesis que ligaba la muerte de la defensora de derechos humanos con los caciques guerrerenses y los militares “En Guerrero, declaró, no investigaron, eso aseguran las fuentes que están directamente involucradas en el caso y que habían pedido que vinieran de la procuraduría a recabar la información; ellos señalan aquí que las autoridades no investigaron con seriedad la línea Guerrero, se trabajó para descartarla, es la impresión que comparto con las fuentes directas que pidieron investigar esta línea” Las fuentes a las que recurrió Gutiérrez Moreno son presos del Cereso de Acapulco que hasta ahora se mantienen en el anonimato, pero se sabe que están procesados por delitos contra la salud La periodista informó que trabajó durante varios meses y que intentó que algunos testigos dieran sus nombres pero que “lo delicado del asunto y porque corrían riesgo sus vidas, decidieron no dar sus nombres” Del resultado final, que considera como un suicidio la muerte de la defensora, la periodista señaló que es “muy cuestionada, se ve que fabricaron peritajes a modo, para justificar la conclusión pero que no es una que resultara de una investigación científica” Según Maribel Gutiérrez, la Procuraduría del D F, no interrogó a un testigo “deliberadamente” para descartar la línea de investigación De la demanda en su contra, Gutiérrez dijo que pidió a la Procuraduría de Justicia del estado, el no ejercicio de la acción penal porque “informar no es difamar, porque no hay dolo” En el caso que sigue su curso, indicó la periodista, “Rogaciano, en mi opinión personal, no tiene bases para acusarme, mi trabajo periodístico no es un trabajo de opinión, es un trabajo informativo, en ese no hay dolo, informar no es difamar”, insistió

Comentarios