El suicidio de un hombre muy decente

domingo, 27 de julio de 2003
El reciente suicidio del científico británico David Kelly puso sobre la mesa la labor tanto de funcionarios, como miembros del parlamento y de la prensa británica sobre un problema de interés nacional, y debilitó a la ya de por sí mermada administración de Tony Blair que ha sido criticada por apoyar incondicionalmente a Estados Unidos en su invasión a Irak, sin tener la certeza de que el régimen de Saddam Hussein construía armas de destrucción masiva De acuerdo con un reportaje publicado en la edición de Proceso que comienza a circular el domingo 27 de julio, se narra la historia y las vicisitudes a las que se tuvo que enfrentar este científico, reconocido entre sus compañeros como un hombre honesto y leal y quien en 1989 consideró que había tomado “la mejor decisión de su vida” cuando se integró al Centro de Investigación Química y Biológica del Ministerio de la Defensa de Gran Bretaña El texto de Proceso narra la polémica que causó que la BBC de Londres revelara que una fuente del Ministerio de Defensa había asegurado que el gobierno de Blair había “retocado” el informe sobre armas de destrucción masiva en Irak presentado por el primer ministro al Congreso para convencerlos de apoyar a Estados Unidos en la invasión de marzo de este año Después de la difusión de esa información, la prensa reveló varios datos ofrecidos por el científico, como que Alastair Campbell había manipulado el reporte Este último, al conocer lo anterior, exigió a la BBC que diera a conocer su fuente Las presiones siguieron hasta que se dio a conocer que Kelly era el informante Desde ese momento, de acuerdo con el reportaje de Proceso que circula a partir del domingo 27 de julio, la vida de Kelly cambió al grado de que fue humillado y desprestigiado por la prensa que estaba en favor de Blair, así como funcionarios británicos Hace unos días, Kelly prefirió quitarse la vida, luego de vivir en carne propia el linchamiento de los medios y del Congreso por haber dicho a la prensa sus dudas sobre el informe de Blair respecto a Irak

Comentarios