La venganza contra el auditor de la Federación

martes, 29 de julio de 2003
Inmediatamente después del desastre electoral del 6 de julio, el gobierno de Vicente Fox lanzó un furibundo embate contra Arturo González de Aragón, auditor superior de la Federación y autor de la revisión a la Cuenta Pública de 2001, en la que hizo alrededor de 3 mil observaciones por deficiencias contables de las dependencias federales, incluida la Secretaría de Hacienda La auditoría a la Cuenta Pública de 2002, cuya copia obtuvo Proceso, repitió la historia sobre el ineficiente manejo de las finanzas públicas Derrotado, nervioso, apenas pasado el 6 de julio, el gobierno de Vicente Fox afiló sus cuchillos de guerra sucia contra la Auditoría Superior de la Federación (ASF): Filtró a Televisa documentos que exhibían a su titular, Arturo González de Aragón, como beneficiario de la partida secreta del presidente Carlos Salinas de Gortari que investiga la Procuraduría General de la República (PGR) desde el sexenio pasado Los documentos, con huellas de la PGR y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), se filtraron en vísperas de que el auditor presentaría su informe sobre la respuesta del gobierno federal a las más de 3 mil observaciones a la Cuenta Pública de 2001 y su reporte sobre la Cuenta Pública de 2002, el 25 y el 29 de julio, respectivamente Entre los asuntos pendientes de aclarar en las cuentas de 2001, se destacó el de Integradora de Servicios Operativos SA de CV (Isosa), empresa impulsada por el actual secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, desde 1993, cuando era subsecretario de esta dependencia, y por funcionarios bajo su mando Y el informe de la ASF sobre la cuenta pública de 2002 -copia del cual obtuvo Proceso se repitió la historia de 2001 sobre el manejo ineficiente de las finanzas públicas, como se evidenció en el descenso en la recaudación de ingresos tributarios, y en el subejercicio en el gasto social, es decir, que se gastó menos de lo presupuestado en educación, salud, agricultura y desarrollo social Pero como el que parte y reparte se queda con la mejor parte, la Secretaría de Hacienda gastó de más, en prioridades tales como transferir a la CNBV 758 millones de pesos para la constitución del "Fondo de Apoyo a los Trabajadores de la Comisión", y 775 millones de pesos al Sistema de Administración Tributaria (SAT), "a efecto de cubrir compromisos relacionados con la contratación de servicios diversos, estímulos al personal y gratificación de fin de año" Las presiones El 10 de junio de 2003, el diputado Víctor Infante, miembro de la Comisión de Vigilancia de la ASF, denunció "gravísimos hechos de presión e intimidación" contra el auditor González de Aragón, a causa, dijo, de las anomalías que detectó en la Cuenta Pública de 2001, como las derivadas de la revisión del programa de rescate bancario y de los Derechos de Trámite Aduanero, en la que afloró el caso de Isosa Las presiones empezaron antes El 7 de octubre de 2002, el SAT inició auditorías fiscales al auditor superior de la federación por los años 2000, 2001 y 2002, tanto por sus cuentas personales como al Despacho González de Aragón y Grupo Nueva Radio SA de CV, en los que figura como socio Las auditorías arrancaron un mes después de que el auditor presentó su informe sobre la cuenta pública de 2000, en el que reportó ya irregularidades del programa de rescate bancario Inopinadamente, se metió en el pleito el presidente de la República, promoviendo en la Corte una controversia constitucional contra la ASF, para evitar que se corrijan las anomalías cometidas en el Fobaproa por Banamex -actualmente en manos de Citibank-, en el que aún tiene intereses uno de los amigos de Fox más ricos El anterior auditor superior de la Federación, Gregorio Guerrero Pozas, también salió a escena: interpuso un amparo en la Corte, en contra de la decisión del Pleno de la Cámara de Diputados de no ratificarlo en el puesto Y demandó su reinstalación El fallo de la Corte se dará a mediados de agosto, una vez que los ministros regresen de vacaciones, pero Genaro Góngora Pimentel adelantó al reportero Francisco Garfias que el dictamen propone la reinstalación de Guerrero Pozas El documento, de 800 cuartillas, concluye que "la justicia ampara y protege a Guerrero Pozas contra los actos reclamados" En tanto, el 18 de junio, se agotó el plazo de 45 días hábiles para que las entidades respondieran a la ASF en torno de las observaciones derivadas de la revisión de la Cuenta Pública de 2001 El 7 de julio, dicha comisión acordó que el informe del auditor se presente el 25 de julio, cuenta el diputado Infante a Proceso "Al día siguiente, filtran a Televisa -al noticiario que conduce Joaquín López Dóriga- información de la PGR de que se está investigando a González de Aragón por dos pagos que recibió hace 11 años, de la Presidencia de la República, por supuestas triangulaciones de dinero con visos de peculado Antes, se había filtrado que funcionarios salinistas, Carlos y Francisco Rojas Gutiérrez, son socios del auditor en Grupo Nueva Radio" -¿Los diputados sabían que el auditor tuvo nexos con el salinismo cuando lo designaron? (a finales de 2001) -se le pregunta a Infante -No era ningún secreto El despacho de González de Aragón trabajó para diversas dependencias durante el gobierno de Carlos Salinas y el de Ernesto Zedillo Menos ingresos La ASF concluyó su revisión de la cuenta pública de 2002 En el renglón de ingresos son de notarse los resultados siguientes: -Los ingresos del sector público ascendieron a casi 1 billón de pesos, cifra menor que la estimada en la Ley de Ingresos Esta disminución se asocia a tres factores: la reforma fiscal aprobada no generó los recursos esperados -particularmente en el caso del ISR-, un ritmo de la actividad productiva y del consumo por abajo del previsto, y el ajuste en favor de los contribuyentes en sus declaraciones definitivas El informe de la ASF reveló que el gobierno obtuvo menos ingresos vía impuestos porque fracasó su reforma fiscal, la economía y el poder adquisitivo se encogieron, algunos contribuyentes le ganaron litigios a Hacienda y otros más sacaron jugo a sus buenas relaciones En contraste, las fuentes no tributarias y los ingresos del sector paraestatal superaron la meta, en 187 y 52%, respectivamente Más gastos inútiles Según la clasificación económica del gasto, en el reporte de la ASF, la cuenta pública de 2002 mostró que el gasto corriente ascendió a 900 mil millones de pesos, cifra 5% inferior a la presupuestada Los servicios personales registraron un subejercicio, como resultado, sobre todo, de la cancelación y congelación de plazas y la aplicación del Programa de Retiro Voluntario En cambio, en algunas entidades de control presupuestario directo crecieron las erogaciones por servicios personales, como en CFE, "por la contratación de personal para atender la creciente demanda del servicio y un aumento salarial superior al considerado originalmente, y Pemex, "en razón de la creación de plazas, revisiones salariales por arriba de las previstas y la recategorización de niveles del personal de confianza", todo ello en el año del Pemexgate El renglón de gasto por concepto de servicios generales también creció, "debido al incremento en las tarifas de energía eléctrica, agua, telefonía convencional y primas de seguros; mantenimiento de equipo de transporte, radiocomunicación y de estancias para asegurados; mayores recursos destinados a comunicación social de los grupos parlamentarios y la conservación de maquinarias naval y militar" En suma, 10 dependencias y ramos gastaron 51 mil millones de pesos más de lo presupuestado, "entre los que destacan: Hacienda y Crédito Público, aportaciones a Seguridad Social, y Comunicaciones y Transportes", apunta la ASF En la Secretaría de Turismo se gastaron 3287 millones de pesos más, en la contratación de servicios de publicidad Relaciones Exteriores erogó 21 millones más de lo presupuestado "En contraste -dice la ASF-, 15 dependencias y ramos ejercieron erogaciones inferiores a lo pronosticado por 12 mil 8039 millones de pesos Sobresalen las disminuciones observadas en el Ramo 23 -Provisiones Salariales y Económicas; Educación Pública; Salud; Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; Desarrollo Social, y Seguridad Pública" el diputado Infante sostuvo que la embestida contra la ASF y su titular "en nada le ayuda al presidente Fox en este momento de recambio de la legislatura, cuando lo fundamental es recomponer la relación entre los dos poderes Además, contradice el discurso poselectoral del gobierno de que es la hora de los acuerdos" Atribuyó, además, al procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha, y al presidente de la CNBV, Jonathan Davis, la filtración de documentos que buscan desacreditar al auditor González de Aragón, "mientras guardan celosamente las evidencias que incriminan a Amigos de Fox" Y le llama la atención que Davis tenga como auditor "nada menos que a Guerrero Pozas", quien fue destituido como auditor superior de la Federación en noviembre del año pasado (Proceso 1393/ 13 de julio de 2003)

Comentarios