Análisis Político: El poderoso secretario particular

miércoles, 30 de julio de 2003
México, D F, 29 de julio (apro)- A pesar de la imagen que ha querido presentar el presidente Vicente Fox, en su gabinete y en su equipo cercano de colaboradores no todo es armonía y paz Los cambios anunciados el martes en el área de comunicación así lo indican En efecto, desde hace tiempo había trascendido que se había desatado una lucha entre el secretario particular del presidente, Alfonso Durazo, y el vocero Rodolfo Elizondo, para ampliar su poder en las oficinas de Los Pinos Y hubo un diario de reciente aparición que ya había dado como triunfador a Elizondo, pues se dijo que había quitado a Durazo algunas de las áreas que manejaba, como la encargada de elaborar los discursos de Fox Sin embargo, la balanza se inclinó en favor de Durazo y el presidente aprovechó la renuncia de la secretaria de Turismo, Leticia Navarro, para desplazar a esa dependencia a Elizondo, y nombrar como nuevo encargado de comunicación social a Durazo, que sigue conservando el puesto de secretario particular De esta manera, la presidencia de Fox se parece un poco más a las de los priistas, cuando determinadas secretarías, como la de Turismo, eran utilizadas como puestos de consolación para funcionarios que habían perdido la cercanía con el mandatario Además, casi todos los presidentes priistas contaron con un secretario particular con una gran influencia no sólo en el presidente sino en otras áreas ajenas a su función Fox empezó con un secretario particular discreto, de bajo perfil, cuya mejor carta de presentación era la de haber desempeñado el mismo puesto con Luis Donaldo Colosio cuando era candidato del PRI a la Presidencia Sin embargo ahora, tras haber logrado desplazar a Elizondo, adquiere el poder que algunas vez tuvieron Emilio Gamboa con Miguel de la Madrid o Liébano Sáenz con Ernesto Zedillo Por lo pronto, el presidente ya le ordenó que reestructure el área de Comunicación social, seguramente porque piensa que funcionaba mal Quizá al presidente Fox le suceda lo mismo que al primer ministro británico, Tony Blair, a quien su exministra Clare Short acaba de criticar por estar más pendiente de la presentación de sus políticas que de éstas en sí mismas Según el diario El País, la exministra declaró que “todo depende de lo que se va a decir a los medios, y eso lleva a la superficialidad”

Comentarios