Acribillan a tres preventivos en Nuevo Laredo

jueves, 31 de julio de 2003
Nuevo Laredo, Tamps , 30 de julio (apro)- La cuenta de policías ejecutados en esta ciudad sigue en aumento: anoche tres preventivos municipales fueron acribillados en un céntrico restaurante, dos de los cuales resultaron muertos y uno gravemente herido Entre tanto, siete personas han sido víctimas de “levantones” desde el domingo hasta el miércoles A las 00:45 horas del martes, los policías uniformados Julio César Castillo, Luis Alberto Morales Cavazos y Omar Ramos Treto, fueron sorprendidos mientras cenaban en la taquería “Carnes Asadas Chuy”, ubicada en la avenida Guerrero, entre las calles Tamaulipas y Nuevo León Según los testigos, tres hombres vestidos de civil llegaron al lugar como si fueran clientes; se colocaron estratégicamente para rodear a los policías y dispararles desde varios frentes Sólo Julio César Castillo, a quien aparentemente iba destinada la agresión, sobrevivió al atentado, pero se daban pocas esperanzas de que sobreviviera De acuerdo con los reportes médicos del hospital San José, donde fue internado, Castillo tiene la mandíbula destrozada por una bala calibre 9 milímetros, otro impacto en el tórax y uno más en el antebrazo izquierdo Como ha ocurrido en otros atentados en los que han estado involucrados policías, fuentes de la corporación señalaron que los días previos se escucharon amenazas en contra de Castillo por la frecuencia de radio de la Policía Municipal Esta versión señala que el preventivo municipal, que resultó herido, estuvo recibiendo amenazas desde el 23 de julio, el mismo día de los funerales del matrimonio formado por dos agentes de esta misma corporación que también fueron ejecutados “Sigues tú Castillo, dime cómo quieres quedar”, fue el mensaje que supuestamente se escuchó durante los últimos días y hasta el martes, por la frecuencia de radio de la corporación El comandante Luis Alberto Morales Cavazos y el teniente Omar Ramos Treto, recibieron al menos diez impactos de bala cada uno, con lo que quedaron muertos en el mismo lugar del atentado Los sujetos se retiraron del lugar a bordo de un vehículo Expedition o Excursión color blanca Ninguno de los patrulleros alcanzó a responder a la agresión; los tres oficiales tenían sus armas de cargo calibre 9 milímetros en la fornitura, mientras que un rifle AR 15 quedó tirado frente a los cuerpos de los patrulleros Los agentes investigadores presumen que los sicarios utilizaron pistolas calibre 9 milímetros y una metralleta automática del tipo MP-5, de fácil manejo y que la pudieron ocultar entre sus ropas sin despertar sospechas Los levantados Al igual que las ejecuciones, la ola de “levantones” no se detiene El ganadero Raúl Benavides Tamez, fue sacado de su casa, ubicada en privada Jalisco, número 903 en la colonia Madero, por un comando de sicarios fuertemente armados, encapuchados y uniformados de negro El levantón ocurrió alrededor de las 5:30 de la madrugada del domingo y desde entonces Benavides Tamez no ha aparecido La esposa de Benavides Tamez se presentó ante el Ministerio Público para denunciar que los hombres armados le exigían a su esposo les entregara un dinero, pero éste le dijo que no tenía lo que buscaban y se lo llevaron En su denuncia, la mujer señala que aproximadamente una hora después regresaron con su esposo a la casa y esculcaron todo en el interior, al no encontrar lo que buscaban, nuevamente se lo llevaron en forma violenta Según fuentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), se descartó la posibilidad de un secuestro para solicitar rescate y se dio por hecho que estaba relacionado con actividades ilícitas, luego que este miércoles también fue víctima de un atentado similar José Tamez, tío de este ganadero El martes en la madrugada, en la calle 17 y Mexicali, en la misma colonia Madero, una de las más exclusivas de esta ciudad, fueron “levantadas” otras dos personas que aún no eran identificadas, pero que se relacionaban con el rancho El Vergel, que fue cateado el pasado 11 de mayo, por elementos del Ejército Nacional Por otro lado, a las 8:00 de la mañana del miércoles, Ángel Moreno Gámez, de 18 años de edad; Andrés Martínez Olivos, de 13; Manuel Solorio Gámez, de 29; y José Tamez, de 60 años de edad, fueron sacados con violencia por un grupo de pistoleros de una casa ubicada en la colonia Encino, al poniente de esta ciudad De manera extraoficial, por la cuenta que llevan los medios de comunicación de los “levantones”, se sabe que hasta antes de esta semana sumaban 44 las personas desaparecidas de esta forma --de 22 se había presentado denuncia ante las autoridades-- más los siete que se sumaron a la cuenta en los últimos días

Comentarios