Pide AI a Japón que extradite a Fujimori a Perú

jueves, 31 de julio de 2003
* Demanda al país asiático que le abra un juicio por violaciones a derechos humanos durante su gestión México, D F, 30 de julio (apro)- Amnistía Internacional (AI) instó hoy al gobierno de Japón a que “deje de hacerse de la vista gorda frente a la responsabilidad de Fujimori” por las violaciones de derechos humanos que se cometieron en Perú durante su presidencia y exigió que devuelvan al expresidente a Perú, donde ya se iniciaron acciones judiciales en su contra, o que abran una investigación en Japón sobre su responsabilidad por las violaciones de derechos humanos cometidas durante su administración en el país sudamericano Luego de que el gobierno peruano presentó a las autoridades japonesas la petición formal de extradición de Alberto Fujimori, Amnistía Internacional difundió un comunicado en todo el mundo en el que sostuvo que de una u otra manera el exmandatario de Perú debe comparecer ante la justicia “El gobierno japonés no puede ni debe rehuir su obligación de cooperar para poner en manos de la justicia al expresidente de Perú, Alberto Fujimori, que actualmente se encuentra en Japón y contra el cual se ha dictado acta de acusación formal en Perú por delitos contra los derechos humanos”, subrayó el organismo internacional “Las violaciones de derechos humanos generalizadas y sistemáticas que se cometieron en Perú durante la presidencia de Fujimori constituyen crímenes contra la humanidad, respecto a los cuales cualquier Estado tiene la posibilidad y la responsabilidad de ejercer la jurisdicción universal Más aún, “todos los Estados tienen la obligación de perseguir y castigar a cualquier persona responsable de estos crímenes y de cooperar en su localización, detención y castigo”, precisó Durante la presidencia de Alberto Fujimori (1990-2000), la tortura y los malos tratos fueron una práctica generalizada en Perú, y cientos de personas “desaparecieron” o fueron ejecutadas extrajudicialmente Igualmente, miembros de las fuerzas armadas de Perú, entre ellos el asesor de los servicios de inteligencia de Fujimori, Vladimiro Montesinos, y miembros del Grupo Colina,“escuadrón de la muerte” vinculado a estos servicios durante la presidencia de Fujimori, están actualmente detenidos acusados de violaciones de derechos humanos, pero el expresidente aún no ha sido llevado ante los tribunales “Ayudando a garantizar que Alberto Fujimori comparezca ante la justicia, Japón contribuirá a romper el círculo vicioso de impunidad que convierte la verdad y la justicia en una farsa No hacerlo sólo conduciría a nuevas violaciones de derechos humanos, pues demostraría que no se piden cuentas a los responsables”, subrayó Amnistía Internacional Fujimori se encuentra exiliado en Japón desde que huyó de Perú, en noviembre del 2000 En septiembre del año siguiente, un juez de la Corte Suprema de Justicia de Perú ordenó su detención, al existir sólidas pruebas de que conocía perfectamente la existencia del Grupo Colina, el “escuadrón de la muerte” vinculado al los servicios de inteligencia peruanos, presuntamente responsable de al menos dos casos de "desaparición" y de la ejecución extrajudicial de 25 personas Organizaciones locales de derechos humanos, así como víctimas y familiares de violaciones de derechos humanos cometidos durante el mandato de Fujimori han pedido a las autoridades japonesas que lo devuelvan a Perú para que sea juzgado

Comentarios