Arzobispo de Acapulco, por la autonomía indígena

viernes, 1 de agosto de 2003
*Oficia misa para conmemorar el primer aniversario de la santificación de Juan Diego Acapulco, Gro , 31 de julio (apro)- A un año de la canonización de Juan Diego y, ante el reciente activismo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el arzobispo de Acapulco, Felipe Aguirre Franco, hizo un llamado por la reivindicación y autonomía de los pueblos indígenas Aguirre Franco y el obispo emérito, Rafael Bello Ruiz, oficiaron una misa para conmemorar el primer aniversario de la santificación del indio Juan Diego En la ceremonia, Aguirre sostuvo que la canonización, lejos de ser un símbolo de conquista cultural y religiosa, “es un reconocimiento a la principal raíz de los pueblos americanos, que es la indígena” Al término de la ceremonia, que también fue ofrecida a la llamada Virgen de los Mares, una imagen de bronce similar a la Guadalupana, sumergida entre las playas Caleta y Caletilla, y que hace un año fue bendecida por el Papa Juan Pablo II, Aguirre Franco dijo --en entrevista-- que México debe “recuperar sus raíces” Afirmó que en todo pueblo es primordial el conservar su identidad, para preservar la “unidad”, de lo contrario, “un pueblo que no reconoce sus raíces, es un pueblo dividido, bronco, que vive en anarquía y que no sabe a dónde va” De ahí que la canonización del indígena, dijo, “nos hace recordar que la base de la raíz está en los indígenas, a quienes estamos llamados a servirles” Afirmó que la recuperación de la identidad del pueblo mexicano no está “en tener a la mejor corredora de 400 metros ni en ocupar el quinto lugar mundial en el futbol”, sino en buscar los mecanismos para que los indígenas sean “gestores y promotores de su propio desarrollo” Frente a la reactivación del movimiento zapatista, Aguirre Franco sostuvo que “no es con las armas ni con la violencia como se reivindica a los pueblos indígenas” Reconoció, no obstante, que a casi diez años de la aparición del EZLN en la escena nacional y mundial, los “gritos de auxilio de la selva de Chiapas siguen resonando en todo México, para reconocer que existe una marginación que tiene sometidos a nuestros pueblos” La reaparición, al menos en comunicados, del grupo zapatista, insistió, “es muy a propósito de la canonización, pero no es por medio de la violencia como se va a dar la reivindicación de los indígenas, ellos son un ejemplo, y no es por medio de las armas sino por el diálogo y por los acuerdos como se hará justicia”, y lamentó que no se haya plasmado en la Constitución la autonomía indígena” De la legislación indígena actual, Aguirre Franco dijo que “hay mucho por perfeccionar”, y que debe conducir a la “autodeterminación y autonomía de los pueblos, entendida no como la creación de un Estado dentro de un Estado, no como una República dentro de otra República, porque eso sería absurdo” Para el prelado la mejor forma de hacer justicia a los indígenas es la autonomía, que “sean ellos los promotores de su desarrollo en la forma que ellos decidan, ellos tienen derecho a ser diferentes” El arzobispo puntualizó que con la canonización del indio Juan Diego, la Iglesia católica reivindica el derecho de las etnias a conservar sus costumbres y a promover su futuro “La Iglesia no aboga por un indígena de conquista sino por una pastoral de los indígenas para que sean gestores y promotores de su propio desarrollo, ya en 1992 la Iglesia pidió perdón a los indígenas por las cosas horrorosas que ocurrieron en la Conquista; es ahora el tiempo de glorificar a nuestros hermanos”

Comentarios