Insta AI a encontrar niños desaparecidos en El Salvador

viernes, 1 de agosto de 2003
México, D F, 31 de julio (apro)- ¿Dónde están las niñas y los niños desaparecidos en El Salvador? La pregunta parece que no tiene respuesta, por lo que Amnistía Internacional (AI) afirma que miles de personas desaparecieron en El Salvador durante el conflicto armado que sacudió el país entre 1980 y 1991 Cientos, posiblemente miles, eran niños Sus familias los han estado buscando, ya que la experiencia ha mostrado que muchos están vivos pero que no conocen su realidad e identidad Las autoridades gubernamentales no han ayudado En un informe dado a conocer esta semana a escala mundial, el ombudsman internacional señala que el documento viene a formar parte de sus continuos esfuerzos para poner fin a la impunidad, luego de las pasadas violaciones de derechos humanos en ese país, y también a respaldar los esfuerzos de quienes se empeñan en encontrar a las niñas y niños desaparecidos de El Salvador Entre 1980 y 1991, El Salvador enfrentó uno de los periodos más oscuros de su historia, cuando el conflicto armado dejó un saldo aproximado de 75 mil víctimas de violaciones de derechos humanos, incluyendo ejecuciones extrajudiciales, los homicidios ilegítimos, las desapariciones y la tortura Estas agresiones fueron cometidas en la mayoría de los casos por las fuerzas armadas y los ‘escuadrones de la muerte’ y, en muy menor proporción, por el grupo de oposición armada, el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) Uno de los periodos más críticos del conflicto armado fue entre 1980 y 1984, cuando las fuerzas armadas llevaron a cabo operaciones de ‘limpieza’ contra la población civil Varias masacres tuvieron lugar en este periodo, incluyendo la del Río Sumpul y El Mozote, durante las cuales los miembros de familias quedaron separados entre sí o el padres o madre fueron asesinados y los militares se llevaron a los niños sobrevivientes A los menores los llevaron a orfanatos u otras instituciones o los mantuvieron en instalaciones militares, mientras que otros fueron dados en adopción (dentro del país o en el extranjero), o quedaron en casas de militares y sus familias Estos son los niños desaparecidos de El Salvador, cuyas familias los buscan desde entonces El conflicto armado finalizó oficialmente en enero de 1992, con la firma en México del último de una serie de Acuerdos de Paz El Acuerdo de San José, firmado en 1990, se centró en el respeto a los derechos humanos, investigaciones de las violaciones a éstos y la identificación y castigo de los responsables Otra parte importante del proceso fue la creación de la Comisión de la Verdad para investigar y hacer recomendaciones sobre las violaciones cometidas desde 1980 Sin embargo, las autoridades salvadoreñas, pasadas y presentes, no han cumplido su deber de llevar adelante investigaciones amplias, imparciales e independientes y llevar a los responsables ante la justicia Aún más, han rehusado derogar la Ley de Amnistía de 1993, la cual ha proporcionado amplia impunidad, incluso en los pocos casos donde se habían llevado a cabo diligencias judiciales, dice AI El informe delinea los esfuerzos incansables de los padres y familiares de los niños desaparecidos y organizaciones no-gubernamentales que los buscan; el fracaso de las autoridades para apoyar esos esfuerzos, a pesar que es su responsabilidad el investigar las violaciones de derechos humanos, según sus obligaciones nacionales e internacionales, especialmente el llamado para constituir una Comisión Nacional de Búsqueda en la Asamblea Legislativa; la importancia de encontrar a esos niños, adultos jóvenes ya, que les proporciona la posibilidad de aclarar las circunstancias de la separación de sus familias, pues a muchos de ellos se les dijo que sus padres los habían abandonado; y, llevar paz a padres, madres y familiares ansiosos de conocer la suerte corrida por sus hijos, e incluso volver a verlos El documento contiene tres casos, como ejemplos, que incluyen a siete niños El documento se refiere a diferentes instituciones, tanto nacionales como internacionales, que han considerado los casos, incluyendo a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), la Comisión Inter-Americana de Derechos Humanos (CIADH) y el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias de Naciones Unidas; las acciones realizadas, las recomendaciones que han formulado, y la respuesta –o la falta de ella– de las autoridades Un reciente acontecimiento de importancia ha sido la decisión de la CIADH de remitir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos el caso de dos hermanas, que se destaca en este documento, en vista de la falta de acción por parte del gobierno sobre las recomendaciones Esta es la primera vez que El Salvador comparecerá ante la más alta institución del sistema interamericano AI concluye que, por un lado, las autoridades han rehuido la responsabilidad de investigar y castigar las pasadas violaciones de derechos humanos y, por otro, ni siquiera apoyan los esfuerzos de padres, madres, familiares y ONG para encontrar a las niñas y niños desaparecidos, en vista de las pruebas de que muchos están vivos La organización recomienda a las autoridades que, entre otros: apoyen la creación de la Comisión Nacional de Búsqueda; pongan en práctica las recomendaciones de la Procuraduría de Defensa de los Derechos Humanos, de 1998 y 2003, y de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia en casos específicos; cumplan con sus obligaciones bajo los instrumentos internacionales de derechos humanos sobre reparación de las víctimas; y que ratifique la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas

Comentarios