Declaran "huelga de brazos caídos" en sistema de agua de Veracruz

viernes, 15 de agosto de 2003
*Entregan trabajadores instalaciones del SAS; pero se niegan a trabajar Exigen respuesta a su pliego petitorio de mejorar salariales Jalapa, Ver , 14 de agosto (apro)- Aun cuando entregaron las instalaciones del Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano (SAS), tras estallar la huelga el viernes pasado, el Sindicato de Trabajadores “José Azueta” continúa el movimiento de brazos caídos en espera que se cumplan sus peticiones en las negociaciones convocadas por la empresa y las autoridades municipales de Veracruz, Boca del Río y Medellín Las pláticas iniciadas entre las partes en este conflicto están estancadas en cinco puntos centrales, entre ellos el incremento salarial del 18 por ciento que demanda el sindicato, la restitución de 113 plazas otorgadas a personal de confianza y el retiro de cinco empresas privadas que han desplazando la labor de los trabajadores de base, explicó el asesor jurídico sindical, Víctor Molina Dorantes En este sentido, refirió que el sindicato cuenta con 15 días hábiles, iniciados a partir del 9 de agosto, para recurrir al amparo de la justicia federal en contra de la resolución emitida por el Tribunal de Conciliación y Arbitraje, que declaró nulo su movimiento de huelga; sin embargo, aclaro que no han acudido porque confían aún en el diálogo con las autoridades, una vez que se abrió la posibilidad por la intervención política del gobierno del estado Al respecto, explicó que a través del secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado, se hizo un llamado a los alcaldes de Veracruz, Boca del Río y Medellín, así como al director del SAS, Efraín Deschamps, para abrir una mesa de negociación con el propósito de encontrar solución a los puntos establecidos en la revisión del contrato colectivo de trabajo Hasta hoy, dijo que no se ha avanzado mucho y solamente hay expectativas de solución, por ejemplo, no se han logrado acuerdos en torno a los límites que debe tener el organismo público para contratar a personal de confianza, el cual ha aumentado en 50 por ciento en los últimos meses y desempeñan labores que corresponden al personal sindicalizado Otro aspecto que ha trabado las negociaciones es el relativo al incremento salarial, dijo, pues mientras los trabajadores sindicalizados están demandando el 18 por ciento, la empresa sólo ofrece el 55 por ciento, además de otras prestaciones como mejoras en las despensas, primas vacacionales y dominicales, así como la restitución de labores de ciertos sectores que han sido otorgados a empresas privadas Si hay voluntad política, subrayó, el conflicto puede quedar solucionado la próxima semana, y eso depende de los directivos de la institución, pues a pesar que había hecho una contrapropuesta para reincidir el contrato colectivo de trabajo, “la parte sindical respeto el diálogo” para encontrar soluciones pacíficas al conflicto Para la próxima semana, dijo, “esperamos que la voluntad expresada verbalmente se convierta en resultados concretos”, ya que el sindicato ha mostrado responsabilidad al reanudar sus labores normales, “aunque en la práctica la huelga continúa de brazos caídos, como un acto de protesta contra la institución”

Comentarios