Zozobra en Nueva York tras gigantesco apagón

viernes, 15 de agosto de 2003
* La falta de energía eléctrica echó a andar a miles de estadunidenses * También afectó a Connecticut, Delaware, Pennsilvania, Ohio y Canadá * Versiones encontradas sobre las causas del incidente Washington, 14 de agosto (apro) - Cuando de forma masiva se apagaron las luces de los semáforos, se detuvieron los elevadores de los rascacielos, y se paralizó el Metro, todo al mismo tiempo, los neoyorquinos se estremecieron ¿Obra de un acto terrorista?, se preguntaban mentalmente los millones de confundidos Este fue el ambiente de incertidumbre y pánico que --aunado a la inagotable psicosis que dejaron en los neoyorquinos los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001-- provocó un apagón que por horas dejó sin energía eléctrica a varios estados de la región del nordeste de Estados Unidos "Fue una descarga eléctrica que cayó sobre una planta de energía en Niágara" la que causó el apagón, dijo el premier canadiense Jean Chretien "No fue un acto de terrorismo", explicó por su parte el alcalde neoyorquino Michael Bloomberg, y así volvió la calma a los corazones de la gente, pero ya la ciudad estaba perdida El apagón afectó a decenas de millones de personas entre los estados de Connecticut, Delaware, Pennsilvania, Ohio y Nueva York, parte de Ontario, y Canadá también se vio paralizada Los medios de comunicación electrónicos, especialmente las cadenas de televisión --tan acostumbradas a las transmisiones en vivo de acontecimientos espectaculares no necesariamente noticiosos--, de inmediato comenzaron a pasar a imágenes de la Gran Manzana, donde miles de gentes caminaban amontonadas, confundidas y molestas Los televisores también exhibieron escenas de las atestadas calles de Nueva York con los bocinazos de los automóviles de música de fondo, porque sin energía se encontraron de pronto en medio de un gigantesco embotellamiento de trafico que, a su vez, derivo en cientos de accidentes automovilísticos, por fortuna ninguno serio "La policía tiene todo bajo control y la energía eléctrica se restablecerá en unas horas", prometió la oficina del gobernador de Nueva York, George Pataki Nueva York, la ciudad que nunca duerme, como dice la canción que hiciera famosa Frank Sinatra, de pronto se quedó dormida Un apagón, cosa común y corriente en cualquier ciudad del Tercer Mundo, la paralizó, y la televisión estadunidense se encargó gratuitamente de presentar al mundo cómo la tecnología más avanzada del mundo no puede hacer nada ante los caprichos de la naturaleza, si es que en realidad fue un rayo lo que causó el apagón, como dijo Chretien La crisis del apagón empezó a aminorar luego que en algunas ciudades empezó a restablecerse el servicio eléctrico, justo cuando empezó a caer la noche La pesadilla dejó en claro que cuando la gente se acostumbra a vivir en ambiente artificial y totalmente dependiente de la tecnología, se olvidan hasta los más mínimos estándares de civismo, especialmente cuando, como en este caso, todo ocurrió a raíz de un apagón de energía eléctrica

Comentarios