Crece el rechazo a la instalación de gaseras en Ensenada

sábado, 16 de agosto de 2003
*El Valle de Guadalupe, principal zona vitivinícola del estado, en riesgo por lo que consideran una invasión Ensenada, B C, 15 de agosto (apro)- Ya no son sólo las amas de casa o las agrupaciones civiles las que rechazan la instalación de plantas regasificadoras de las transnacionales como Marathon, Shell, Chevron, Sempra y otras Al reclamo se suman las principales empresas vinícolas del país, que ven amenazado el Valle de Guadalupe con la autorización que el gobierno municipal otorgó a una de estas firmas Este año, las llamadas Fiestas de la Vendimia que congregan a la crema de la crema de la sociedad mexicana, estuvieron caracterizadas por un “reclamo light” a la instalación de las plantas almacenadoras de gas Algunas empresas decidieron no participar en dichos festejos, mientras que otras fijaron su reclamo en forma discreta a través de broches en los que se lee “No a las gaseras”, como el de los empleados de LA Cetto; o con la leyenda “Por un valle de verdad”, como el que portaban los directivos de Domecq En algunos restaurantes exclusivos, este reclamo se plasmó en una especie de menú, en el que sencillamente se advierte que una planta gasera no hace falta en este valle de Ensenada, situado a 35 kilómetros al noreste de la cabecera municipal Fue un reclamo “muy profesional”, a decir del diputado federal panista Alejandro Monraz, quien considera que las transnacionales del gas y la electricidad aprovechan la falta de experiencia de las dependencias involucradas en la entrega de permisos “Cuando se hizo la Norma Oficial Mexicana, en la que se deben determinar los pasos y la normatividad que se emite a través de la Comisión Reguladora de Energía se hizo hace un par de años, antes de que se solicitara la instalación de una planta La primer solicitud en su tipo fue la de Marathon Oil, y para el gobierno federal está brincando la normatividad de una experiencia que hayamos tenido, y ojalá que sirva esta experiencia para el resto del país para que no tengamos focos de levantamiento”, afirmó Monraz Sustaita Para el director de Domecq, Antonio Ariza, el Valle de Guadalupe, tiene un futuro muy prometedor si se sabe aprovechar y administrar “Yo lo que pediría simplemente es que se establezcan los criterios sobre los cuales debamos operar y aprovechar los recursos naturales y el potencial comercial que puede desarrollar este valle, y no dejarnos llevar solamente por las presiones que pueda haber de grupos o sectores que no tengo ninguna crítica que hacer, (pero) soy una persona que entiendo que esta región, este valle municipio y este estado de Baja California tiene todavía un potencial enorme para desarrollar, para aprovechar y que todos tenemos una corresponsabilidad para hacer de ello una realidad” Ariza Alduncin afirmó que ya sea la construcción de una gasera o el desarrollo de casas de interés social o cualquier proyecto, tiene que atender a esos criterios: la vocación de zona vinícola y la derrama de divisas y generación de empleos que conlleva “Lo que hago es que con respeto invito a las autoridades y a la comunidad a que definamos esos criterios y hagamos lo que consideremos que debemos hacer”, agregó Las Fiestas de la Vendimia – que marcan el inicio de la cosecha de la uva para producir el vino--, se vieron amenazadas por el reclamo de los productores de boicotear dicha actividad que ya congrega a varios miles de asistentes, entre personalidades del jet set mexicano y de los ámbitos artístico, cultural y político, si se autoriza la instalación de una planta almacenadora de combustible Aunque los directivos de las casas vitivinícolas consideran que los mayores efectos de este tipo de planta son apenas de índole estética y de generación de mayor circulación vehicular en una zona donde el tránsito es mínimo, los hacedores del vino, los enólogos, advierten que la repercusión de la instalación de una gasera u otro tipo de industria, es la contaminación de los elementos propios de la región Son precisamente los enólogos los que evalúan las condiciones del terreno, para lograr el equilibrio en el sabor del vino, y en ello intervienen desde el clima hasta los elementos del subsuelo El reclamo de este sector creció cuando trascendió la petición de un donativo del orden de 15 millones de dólares que el alcalde ensenadense Jorge Catalán, hiciera a la empresa Sempra Energy, justo en el momento en que el cabildo que encabeza analiza el cambio de uso de suelo Sempra se declara dispuesta a inyectar 550 millones de dólares en una inversión que generaría más de 3 mil 200 empleos directos e indirectos, y entre los beneficios que anuncia, está la derrama de 200 millones de dólares, todo con tal de producir mil millones de pies cúbicos diariamente, 500 de los cuales serán exportados a Estados Unidos, mientras el combustible restante buscará ser acomodado en un mercado naciente Al respecto, Catalán Sosa confirmó la información filtrada por Sempra, al aclarar que pidió para Ensenada, no para él, en lo que constituyó una confesión pública sobre el tema El alcalde de Ensenada fue uno de los principales ausentes de estos festejos, aunque sí acudió el año pasado, cuando únicamente se había peleado con la burocracia, los empresarios, los policías, los periodistas y los servidores turísticos

Comentarios