Fórmulas morales

lunes, 18 de agosto de 2003
México, D F, 18 de agosto (apro)- Cínico, lamentable y desalentador resultó el llamado del secretario de Economía, Fernando Canales Clariond, a no tener pena si nos quedamos sin empleo, pues “esto sucede en las mejores familias”, cuando el desempleo alcanzó, en junio pasado, la tasa más alta en los últimos años, de 317 por ciento El gobierno del presidente Vicente Fox en vez de cumplir con su ofrecimiento de crear por lo menos un millón de empleos anualmente, plantea fórmulas morales para enfrentar el desempleo como el de no considerar un fracaso la pérdida del trabajo, no dejarse amedrentar, tener “confianza en ustedes mismos” y “presentarse con espíritu activo en esta circunstancia” El “optimismo” oficial lo encabeza el presidente Fox Declaró que el desempleo únicamente se presenta en el sector industrial, porque en el de servicios y en el de la construcción no hay problema Lo cierto es que el gobierno no ha presentado un plan integral para resolver el problema del desempleo y lo que hasta ahora ha ofrecido son paliativos La economía mexicana está a punto de instalarse, si no es que ya lo está, en una situación de inseguridad que involucra a todos los sectores, pero principalmente a los que venden su mano de obra Es decir, son historia los pocos buenos tiempos en los que los empleos eran plenos, las pensiones seguras y el Estado tenía claridad hacía dónde se dirigía, aunque al final tampoco lograra sus metas Hoy, sin embargo, el peligro acecha El tema, no precisamente del caso mexicano en particular, sino del fenómeno que desgraciadamente es mundial como resultado de la globalización, ha sido estudiado por el especialista Ulrico Beck en su trabajo Un nuevo mundo feliz La precaridad del trabajo en la era de la globalización, en el que advierte que “el trabajo se torna precario, los cimientos del Estado asistencial se viene abajo; las biografías personales se tornan frágiles; la pobreza de la vejez se programa anticipadamente; de las arcas vacías municipales no se puede sacar dinero para financiar el volumen cada vez más hinchado de la asistencia pública” Todo esto coincide a la par del intento gubernametal por desregularizar y flexibilizar las relaciones laborales mediante la propuesta de reforma laboral impulsada por el secretario del Trabajo, Carlos Abascal Según Beck, ese camino no nos llevaría más que transformar nuestra sociedad laboral “en una sociedad de riesgo, un riesgo que no es calculable ni para el modo de vida de cada individuo ni para el Estado y la esfera política” De acuerdo con el sociólogo, quien ha estudiado el futuro del trabajo en Europa y Brasil, “hay una cosa bien clara: la inseguridad endémica será el rasgo distintivo que caracterice en el futuro el modo de vida de la mayoría de los humanos, ¡incluso de las capas medias, aparentemente bien situadas!” La intervención del secretario de Economía fue la de un gerente o director de una empresa y no la de un funcionario cuya responsabilidad es buscar la solución a los problemas que enfrenta la economía nacional Las diferentes opciones gubernamentales para crear empleos no dejan de ser propuestas folklóricas como la del sistema Chambatel, que consiste en un servicio telefónico de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, que ofrece oportunidades de empleo Según datos oficiales, en el primer semestre del año en curso solamente el 8 por ciento de las 560 mil 200 llamadas pudieron ser atendidas satisfactoriamente También es orgullo gubernamental que haya cada vez más mexicanos que se autoemplean en diversas actividades como una manera de obtener cualquier ingreso Canales Clariond remató su discurso dirigido a los desempleados: “Tengan confianza en ustedes mismos y en su gobierno, para ello estamos, para ello nos pagan”

Comentarios