Comparece "Halcón Mayor" ante la Fiscalía Especial

sábado, 2 de agosto de 2003
*Escuchó los cargos que le imputan vínculos en la represión del 10 de junio del 71 Carrillo Prieto coincide con Alvarez Garín sobre responsabilidad del Ejército en el 68 México, D F, 1 de agosto (apro)- Por fin, después de casi dos meses de andar a salto de mata, el general Manuel Díaz Escobar compareció ante la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) Aunque el militar indiciado se acogió al artículo 20 constitucional y se reservó su derecho a testificar, el Ministerio Público Federal, Américo Meléndez, le leyó los cargos que se le imputan por su probable participación en los hechos ocurridos el 10 de junio de 1971, donde perdieron la vida 39 personas y cien más resultaron heridas En la indagatoria PGR/Femospp/011/2002, Díaz Escobar es señalado como jefe de Los Halcones, el grupo paramilitar que agredió a los 5 mil estudiantes que marcharon el 10 de junio del 71 en demanda, entre otras cosas, de la derogación de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Nuevo León y de la liberación de presos políticos Cuando la manifestación se encontraba en San Cosme, Los Halcones les salieron al paso, los golpearon y les dispararon, según consta en la averiguación previa Esta vez, la audiencia judicial no se llevó a cabo en las oficinas de la Femospp, sino en el hospital Central Militar, donde se encuentra internado el general Díaz Escobar desde el 29 de julio, a causa de una istemia cerebral y problemas cardiovasculares Por prescripción médica, el fundador de Los Halcones sólo escuchó los cargos que se le imputan y posteriormente se retiró a su habitación El tiempo que permaneció estuvo consciente y con pleno uso de razón Sus defensores que todo el tiempo estuvieron quisquillosos, escucharon el cuestionario de 170 preguntas que hizo el MPF Antes de la audiencia, peritos médicos de la Femospp certificaron el estado de salud del militar y corroboraron que, en efecto, presentaba istemia cerebral, padecimiento que le provoca alteraciones mentales de tiempo y espacio Díaz Escobar había sido requerido por la Fiscalía desde el pasado 5 de junio Sin embargo, el general se ocultó y no daba señales de vida Un mes después, el jueves 3 de julio, la Femospp solicitó el apoyo de la Procuraduría General de Justicia Militar (PGJM) para localizar y presentar ante el MPF al general Díaz Escobar El martes 29, la Procuraduría Militar le dio la buena nueva al fiscal Carrillo Prieto de que Díaz Escobar estaba hospitalizado Entonces, el responsable de investigar hechos del pasado hizo los arreglos necesarios para que el halcón mayor compareciera En entrevista con la agencia Apro, Carrillo Prieto salió al paso de las declaraciones que el dirigente del Comité del 68, Raúl Alvarez Garín, quien declaró al diario Excélsior que “es ingenuo pretender cambiar el sentido de los hechos y decir que el Ejército no participó en los sucesos del 2 de octubre de 1968” en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco Garín expuso lo anterior en respuesta a las aseveraciones que hizo el fiscal Carrillo Prieto al mismo diario, en el sentido de que “fue la autoridad del Estado la que provocó la participación del Ejército en esos hechos Grupos armados no militares y que servían al Estado –dijo— iniciaron la agresión que concluyó con los resultados que todos conocemos Ni los estudiantes ni el pueblo en general tuvieron la culpa” El titular de la Fomospp aclaró: “Me permito reiterar que la hipótesis de provocación al Ejército no excluye el que elementos del Ejercito, sin uniforme, pudieran también haber participado para desencadenar la violencia en la tarde del 2 de octubre de 68; estoy de acuerdo en lo señalado por Álvarez Garín, en el sentido de que no puede desecharse, por lo pronto, ninguna hipótesis, sino hasta el final de estas indagatorias” Explicó que las documentales públicas encontradas en el Archivo General de la Nación (AGN) “parecen señalar el rumbo de que los halcones no aparecen sólo el 10 de junio, sino también el 2 de octubre” La fiscalía, dijo, tiene que verificar esta hipótesis; de ahí que se diga, explicó, “que hubo paramilitares contratados por el Estado para provocar una acción violenta contra la marcha del 2 de octubre, incitando al Ejército a responder a esta provocación” Carrillo Prieto mencionó que en ese fuego cruzado murieron docenas de personas y “algunos otros que, estamos documentando, también perdieron la vida o desaparecieron”, Todo esto, subrayó, está sujeto a investigación Añadió: “Álvarez Garín dice con plena razón que no hay que ser ingenuo y creer que el Ejército no intervino” Lo hizo, en efecto, pero --prosiguió-- hay que entender también: ¿cómo se dio esa intervención?, ¿cuál fue el detonante, lo que desencadenó el fuego” Documentos personales del general Marcelino García Barragán sostienen, dijo el fiscal especial, que el Ejército reaccionó a la provocación de francotiradores, que unos adscriben al Estado Mayor Presidencial y ahora aparecen también bajo la figura de Los Halcones “Pero, tiene razón Álvarez Garín de que no hay que desechar ninguna hipótesis”

Comentarios