El círculo vicioso de la educación

miércoles, 20 de agosto de 2003
México, D F, 19 de agosto (apro)- Durante estos días se ha desatado la polémica entre el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente, y las autoridades de la Secretaría de Educación Pública, en relación con la demanda de lugares en la educación superior en el país Según el rector de la UNAM, año con año crecerá el problema de los alumnos rechazados, o sea los que desean ingresar a la educación superior, pues desde hace mucho tiempo no se han creado nuevos lugares para poder admitirlos Explicó que es necesario crear un millón más de plazas en las instituciones de educación superior Se calcula que hay 10 millones de jóvenes entre los 20 y 24 años, y sólo uno de cada cinco tiene acceso a la educación superior A su vez, la SEP informa que el 223 por ciento de los jóvenes entre 18 y 23 años tienen acceso a la educación superior, y que en los últimos años se han abierto 254 mil plazas nuevas Según el presidente Vicente Fox, durante su gobierno se han construido 45 nuevas escuelas de educación superior y se están construyendo 12 más Sin duda que para cualquier país lo ideal es que la mayor parte de sus jóvenes tengan acceso a la educación superior, pues con una población mejor preparada es posible impulsar el progreso de esa nación Sin embargo, en México, debido a sus recurrentes crisis económicas, se presenta el triste fenómeno de que muchos de sus profesionales se encuentren en el desempleo, pues la economía del país no ha crecido y no se crean fuentes de trabajo Un ejemplo claro de lo anterior se presenta entre los médicos La carrera de medicina sigue siendo una de las más solicitadas, no sólo en la UNAM, sino en todo el país Así, cada año se gradúan varios miles de jóvenes que, según lo establecido por la medicina moderna, desean convertirse en especialistas Pero como en el sector público no se han construido grandes hospitales desde hace mucho tiempo, el número se plazas, poco más de 5 mil, se mantiene congelado Así, cada año presentan el examen respectivo cerca de 20 mil aspirantes, que aumentar al siguiente año con los que vuelven a presentar el examen y los nuevos egresados Entonces la educación superior en México se encuentra en un círculo vicioso: se pide que se amplié la oferta, pero al mismo tiempo no se crean los puestos de trabajo necesarios para los nuevos profesionales

Comentarios