Importaciones de azúcar afectan a poco más de 80 mil productores

miércoles, 20 de agosto de 2003
* En tres años, en el campo se han perdido cerca de 2 millones de empleos, advierte CNC México, D F, 19 de agosto (apro)- Tras rechazar enérgicamente la política gubernamental de permitir importaciones de alimentos, en demérito de la economía de los productores rurales y de la planta de empleo campesino e industrial, la CNC acusó al gobierno del presidente Vicente Fox de autorizar la importación de azucar y dejar en el desempleo a más de 80 mil campesinos Según la central campesina más grande del país, la importación de 115 mil toneladas de ese producto, cuyos trámites están a cargo de la Secretaría de Economía, afectará fuertemente la economía de productores de caña y de maíz Y más allá de eso, observó que en los primeros tres años de esta administración, se han perdido más de 2 millones de empleos, sólo en lo referente a granos básicos En este sentido, el líder de la Confederación Nacional Campesina advirtió que el gobierno federal debe evitar el riesgo de inquietud social que aumenta cada día en el campo mexicano Más aún, expresó el dirigente que de nueva cuenta se comete una arbitrariedad con los productores del campo, sobre todo porque en azúcar están en aptitud de producir no sólo para mantener la autosuficiencia en el endulzante, sino generar excedentes para exportación De hecho, sostuvo, anualmente se tiene una producción promedio de cinco millones de toneladas de azúcar, lo cual garantiza la atención de la demanda nacional del producto, con excedentes exportables de entre 500 mil y 750 mil toneladas Afirmó que en los primeros tres años de la actual administración, el campo ha perdido cerca de dos millones de empleos sólo en cuanto a granos básicos se refiere, y tras explicar que esto es en parte consecuencia de las importaciones, denunció que miles de campesinos han abandonado sus parcelas y emigrado a las ciudades o al extranjero, porque el gobierno nacional ha sido incapaz de ofrecer oportunidades de empleo y generación de ingresos en las zonas rurales En ese empeño de importar alimentos y materias primas industriales de manera indiscriminada, apuntó el líder cenecista, no solamente se pierden los empleos en el agro, sino que repercute en las industrias derivadas del sector, frente a una competencia desleal consistente en aprovechar "oportunidades" de bajos precios en los mercados internacionales, todos subsidiados, sin reflexionar sobre la trascendencia negativa en la economía del país La CNC estima que por la importación de ese volumen de azúcar refinada, se perderán más de 80 mil empleos entre los productores de caña de azúcar y en los distintos procesos industriales Apuntó que los productores de maíz, que son más de tres millones de campesinos, realizan grandes esfuerzos para fortalecer el mercado interno y vincularse a diversas cadenas productivas, algunas de las cuales han sido fuertemente castigadas impositivamente, como es el caso del azúcar, pero ahora resulta que quienes se verán realmente beneficiados serán los productores cañeros extranjeros Los productores de maíz de varios estados, expresó Heladio Ramírez, se han incorporado al proceso de la "agricultura por contrato", a fin de producir maíz amarillo que utiliza la industria en la elaboración de fructosa, almidones y otros derivados, con el propósito de disminuir y, de ser posible, cancelar las importaciones Sin embargo, la decisión de comprar azúcar en el extranjero, contraviene los intereses de los cañeros y maiceros, quienes reclaman con energía y con razón, la defensa de sus empleos y de su fuente de trabajo El líder campesino exigió al gobierno federal, y en particular al presidente Vicente Fox, la cancelación de las importaciones del dulce, en virtud de que, en primer lugar, los productores nacionales pueden ofrecer el producto y, en segundo, afectaría de manera significativa los empleos e ingresos de los productores de caña y de los propios ingenios

Comentarios