Los muertos de la guerra

miércoles, 20 de agosto de 2003
México, D F, 19 de agosto (apro)- El bombazo en la sede de la ONU en Bagdad incrementó el número de civiles muertos en Irak Anne Marie Mergier, corresponsal de Proceso en Francia investigó sobre la cifra de víctimas civiles en aquel país, cuyo reportaje incluye el semanario en la edición que está circulando desde el domingo pasado y que a continuación reproducimos: Las cifras son muy elevadas: Según cálculos de Iraq Body Count, entre 6 mil 86 y 7 mil 797 civiles iraquíes habrían muerto durante la segunda guerra del Golfo y la postguerra, y el número de civiles heridos oscilaría entre 16 mil 439 y 19 mil 733 Las autoridades británicas y estadunidenses se niegan a comentar estos datos También rechazan comunicar sus propias estadísticas “En el Parlamento (Británico) varios diputados pidieron a miembros del gobierno de Tony Blair que opinaran sobre nuestras estimaciones En vano Los ministros se limitaron a afirmar que era absolutamente imposible tener datos fidedignos al respecto”, explica en entrevista telefónica desde la pequeña ciudad británica de Keele, John Sloboda, cofundador de Iraq Body Count (IBC) En Estados Unidos existe la misma cerrazón: “IBC llamó muchas veces al Ministerio de Defensa Siempre nos topamos con el mismo mutismo”, subraya Sloboda Agrega: “En enero de 2002, Dave Lapan, entonces vocero del Pentágono, definió claramente la filosofía militar estadunidense al respecto Interrogado sobre el número de víctimas civiles causadas por la guerra de Afganistán, el funcionario respondió: ‘Solamente estamos pendientes de pérdidas estadunidenses No calculamos, no tenemos medios para calcular pérdidas civiles y no civiles’” Creado a principios de enero último, Irak Body Count se ha ido imponiendo como una organización de referencia Consultada y citada por los grandes medios internacionales de comunicación --BBC, New York Times, Der Spiegel, agencias noticiosas como AP y Reuters, entre otros--, respetada por Naciones Unidas, temida por el gobierno de Bush y el británico --“que visitan a menudo nuestro sitio en internet”, señala Sloboda--, IBC está integrada por un equipo de 14 investigadores, en su mayoría académicos británicos y estadunidenses, que recopilan, seleccionan, confrontan y analizan científicamente todos los datos disponibles sobre víctimas civiles iraquíes Sus fuentes son múltiples: Informes oficiales, datos de la Cruz Roja, de ONG, testimonios individuales e informaciones de los grandes medios de comunicación Utilizan la metodología de Marc Herold, catedrático estadunidense de la Universidad de New Hampshire, cuya amplia investigación sobre el costo humano en la guerra de Afganistán, publicado en 2001, causó impacto y constituye ahora un documento de referencia sobre el tema Contar los muertos IBC es la única organización que lleva a cabo un estudio exhaustivo sobre Irak y cuenta con la asesoría de Herold para hacerlo “En marzo último un organismo gubernamental suizo anunció que se dedicaría a llevar un recuento de las víctimas civiles iraquíes La derecha suiza vetó esa iniciativa, alegando que sólo serviría para reforzar la propaganda de Saddam Hussein El proyecto murió antes de haber nacido”, cuenta Sloboda --¿Esa labor no correspondería a alguna instancia de la ONU? --Sí, pero nada hizo en el caso de Afganistán y ahora nada hace en Irak Las presiones sobre la ONU son enormes Miembros de la Comisión sobre Seguridad Humana de Naciones Unidas estuvieron en comunicación con nosotros Sabemos que tomaron muy en serio nuestro trabajo Esa Comisión publicó un informe, por cierto muy interesante, sobre Irak en mayo, justo antes de ser disuelto IBC inició su labor de contar víctimas civiles dos meses antes de que explotara la guerra contra Irak, cuando los aviones estadunidenses y británicos bombardeaban diariamente ciertas zonas del país Durante la guerra, su sitio en internet difundió datos precisos y actualizados sobre las muertes de civiles iraquíes Registró más de 100 mil visitas al día “En ese entonces recibíamos centenares de cartas, esencialmente de Estados Unidos --recuerda Sloboda La mayoría eran de insultos Se nos acusaba de ser traidores y agentes de la dictadura iraquí Muchos medios nos reprochaban que tomáramos en cuenta informaciones oficiales iraquíes Pero, con el paso del tiempo, entendieron que, por falta de comunicación con otras partes del país, esos datos iraquíes habían subestimado la amplitud de la catástrofe humana” Inicialmente IBC sólo planeaba concentrarse en el número de civiles muertos Su meta: Demostrar que la muy “tecnológica” guerra de “liberación de Irak”, estaba siendo particularmente mortífera para la población civil, al igual que todas las guerras “Los televidentes del planeta no vieron cadáveres en sus pantallas Pero los hubo y muchos Seguramente mucho más que los casi 8 mil muertos que documentamos Es muy importante que se conozca el costo humano real de este conflicto”, reclama Para que la opinión pública internacional, y particularmente las de Gran Bretaña y de Estados Unidos, tuviera una conciencia más aguda del altísimo precio pagado por el pueblo iraquí, IBC decidió hacer un recuento de los heridos: “Nuestra cifra de casi 20 mil heridos, al igual que la de los muertos, está obviamente muy por debajo de la realidad Pero por lo menos nos permite tomar la medida concreta de los estragos causados por la guerra” --El título de su informe sobre los heridos civiles iraquíes, publicado el 7 de agosto, es Adding Indifference to Injury (Añadiendo indiferencia a las heridas) --La indiferencia de las fuerzas de ocupación en Irak hacia los civiles iraquíes que resultaron heridos durante sus bombardeos y operativos militares es inadmisible Nada, absolutamente nada se hace para aliviar sus dramas Nada se hace para rehabilitar los hospitales No existe un solo programa gubernamental británico o estadunidense para ayudar a tanta gente traumada Peor aún, las fuerzas de ocupación obstaculizan a las ONG y las agencias de la ONU que intentan socorrerla, imponiéndoles miles de trabas burocráticas Insiste Sloboda: “Esa actitud es humanamente escandalosa y estratégicamente contraproducente Las fuerzas de ocupación se ganarían ‘los corazones y las mentes’ de muchísima gente si pusieran en marcha alguna forma de ayuda a tantos heridos Su desinterés descarado hacia ellos agudiza más las tensiones” --En su informe usted afirma que los gobiernos británico y estadunidense deberían indemnizar a las víctimas Usted sugiere inclusive una suma de 10 mil dólares por lesionado Suena utópico y un tanto provocador --Es provocador y utópico Por supuesto, sabemos que ninguno de los convenios internacionales sobre la guerra prevé este tipo de compensación Pero queremos enfatizar que Gran Bretaña y Estados Unidos son moralmente responsables de tantas vidas humanas destrozadas --Llevando su “lógica” de compensación hasta el extremo, usted saca cuentas: Pagar 10 mil dólares a 20 mil civiles iraquíes lesionados… --Le costaría exactamente 200 millones de dólares al gobierno estadunidense, es una suma irrisoria Equivale a lo que Washington gasta por cada dos días de ocupación militar en Irak ¿Eso no da acaso la medida de la absurda atrocidad de la situación actual? ”Cifras tramposas” Mientras Iraq Body Count va revelando el costo humano real de la guerra y la posguerra para la población iraquí, Iraq Coalition Casualty Count (ICCC), organización estadunidense, hace lo mismo, pero con las tropas estacionadas en Irak Hasta el jueves 14, el Pentágono reconocía que había perdido 59 soldados desde el 1 de mayo, cuando Bush dio por terminada la guerra “Esa cifra es tramposa, ya que sólo toma en cuenta las muertes causadas por ‘disparos hostiles’ La realidad es mucho más desalentadora”, enfatizan los investigadores de ICCC Según los cálculos de esta organización, entre el 1 de mayo y el 12 de agosto, 124 soldados estadunidenses murieron en Irak: 59 por “disparos hostiles” y el resto por accidentes, enfermedad, suicidios y razones aún no esclarecidas El total de soldados estadunidenses muertos desde el principio de la guerra es de 263 El sitio en internet de ICCC publica la lista completa de los soldados fallecidos, con nombre, apellido, edad, lugar de origen, rango, cuerpo militar al que pertenecían, así como la causa de su muerte Entre los accidentes más mortíferos están los ocurridos en helicópteros y vehículos militares También destacan explosiones y disparos “no hostiles”, es decir, de las mismas tropas de ocupación ICCC tiene muchas dificultades para investigar los cinco casos de “posibles suicidios”, según la terminología oficial El 12 de agosto la organización señaló además tres extraños casos de soldados “muertos mientras dormían” La labor de ICCC molesta al Pentágono, ya que le impide minimizar sus pérdidas, pero “inspiró” a la cadena de televisión CNN a crear su propia base de datos, de libre acceso en su sitio en Internet Al igual que ICCC, la cadena televisiva registra todos los fallecimientos de las tropas estadunidenses Mucho más laborioso parece ser el recuento de los heridos El Pentágono reconoce oficialmente que 827 soldados resultaron lesionados en Irak mientras estaban “en acción” En Qatar --donde se encuentra el comando central de las fuerzas desplegadas en Irak-- se habla de 926 lesionados ICCC y la mayoría de los expertos independientes cuestionan esas cifras Agudizaron su escepticismo las declaraciones del teniente coronel Allen DeLane hechas en junio a la National Public Radio de Estados Unidos DeLane supervisa el traslado aéreo de los soldados heridos a la Base Militar Aérea de Saint Andrew, ubicada en los alrededores de Washington Afirmó: “No puedo dar el número exacto de heridos desde que empezó la guerra porque se trata de una información clasificada, pero puedo asegurar que por lo menos 4 mil soldados estuvieron aquí en Saint Andrew y que dos veces más pasaron por Saint Andrew antes de ser trasladados a otras partes” Preciso que el 90 por ciento había sido herido en situaciones directamente ligadas con la guerra; en abril la clínica militar de Saint Andrew había acogido a poco mas de mil 200 heridos, a más de mil 500 en mayo y que después el número de lesionados no había dejado de aumentar Según informaciones de la CBS y el Washington Post el hospital militar de Walter Reed de Washington, en el que se atiende a soldados heridos en Afganistán e Irak, está saturado y su personal se encuentra agotado por trabajar horas extras Un vocero de ese centro médico precisó que desde el principio de la guerra 750 soldados heridos en Irak habían pasado por Walter Reed Los “marines” heridos están en el hospital de Bethesda La prensa estadunidense afirma que casi a diario un avión médico, conocido como Nightingale (Ruiseñor), aterriza con nuevos heridos…

Comentarios