Muere una joven aspirante a ilegal intoxicada por monóxido de carbono

sábado, 23 de agosto de 2003
* Viajaba con un “coyote” de Guanajuato a Forth Worth, Texas; una falla en el motor propició que inhalara el gas venenoso Nuevo Laredo, Tamps , 22 de agosto (apro)- Una joven guanajuatense de 18 años murió en esta frontera víctima de intoxicación por monóxido de carbono, luego de que el vehículo en el que era transportada por un “patero” o “coyote” presentaba una falla mecánica Gabriela Raya Anguiano murió en el trayecto de Guanajuato a Nuevo Laredo, pero el “pollero” Ángel Moncada Sánchez, creyó que venía dormida La camioneta Astrovan en la que eran transportados por el “pollero” tenía una falla en el escape, por lo que el interior de la unidad fue inundado por el monóxido de carbono que despedía el motor Martín Córdoba Raya, primo de Gabriela, de 20 años de edad, se encuentra internado en una clínica, al presentar también intoxicación y es reportado como grave En un principio, Moncada Sánchez declaró a las autoridades que los dos jóvenes eran sus compañeros de viaje, pero el padre de la joven, Miguel Raya, al presentarse a reconocer el cuerpo, reveló que realmente era un “patero” que había cobrado 3 mil 600 dólares por trasladarlos a ambos desde Moroleón hasta Forth Worth, Texas Según la primera declaración que hizo el traficante de ilegales, no se dio cuenta de la intoxicación de ambas personas hasta que llegó a un hotel en esta ciudad y trató de despertarlos “Se quedaron dormidos por San Luis Potosí –dijo--; creí que era normal por lo largo del viaje” En el hotel, el “patero” trató de reanimar a los jóvenes con toallas y agua, pero al darse cuenta que no reaccionaban los llevó a que recibieran atención médica, pero la joven murió unas horas después de ser internada El padre de la joven declaró ante el Ministerio Público que Moncada Sánchez se comunicó con él vía telefónica a Forth Wort para pedirle que le enviara 2 mil dólares porque los dos jóvenes estaban internados en el centro hospitalario, ocultándole que su hija ya había muerto A través de un familiar que radica en Laredo, Texas, Raya pudo tener información de la clínica de que su hija había fallecido y que su sobrino estaba grave, por lo que se trasladó a esta ciudad, para reconocer el cadáver de Gabriela y presentar la denuncia En su declaración, reveló que hizo contacto con el “pollero” Moncada Sánchez en Dallas, Texas, y lo contrató para que volviera a cruzar ilegalmente a su hija, quien trabajaba en Estados Unidos y que había estado una temporada de vacaciones en Moroleón, Guanajuato Igual, pasaría a su sobrino, quien después de haber dejado la escuela, pretendía probar suerte en el país del norte

Comentarios