La obra de un cardenal "maligno"

domingo, 3 de agosto de 2003
El 9 de febrero de este año, la vida cambió para al empresaria María Teresa Herrera Fedyk, el rector de la Basílica de Guadalupe, Monseñor Diego Monroy, y el cardenal Norberto Rivera Carrera La publicación por parte de Proceso de los detalles de un contrato mediante el cual la Basílica daba exclusividad a la empresa Viotran, de Herrera Fedyc, para comercializar la imagen de la Gudalalupana y San Juan Diego, echó abajo un jugoso y prometedor negocio Ahora, en su edición de este domingo 3 de agosto, el semanario publica las confesiones de la empresaria sobre el fallido proyecto, en las que acusa a Rivera Carrera y Monroy de defraudadores y los amenaza con una demanda "A mí, el cardenal y el rector me hicieron un fraude, ¡me llevaron a la quiebra! Y me trataron de la forma más déspota y maligna que se pueda imaginar Pero no permitiré que quede impune el fraude", declara ante el semanario Tras un silencio guardado por petición de Monroy, Herrera Fedyk decidió revelar a Proceso el gran negocio que se traían entre manos ella y los religiosos, y que consistía, entre otros aspectos, en recolectar limosnas a gran escala entre los hispanos residentes en Estados Unidos mediante eventos como misas-bailes en los que estaban presentes también empresas como Sony Music y Telemundo Para la empresaria, lo acontecido en torno a este negocio fue un complot planeado por Rivera Carrera y Monroy para deshacerse de ella "Yo fui a abrirles los ajos, mi proyecto comercial les dio un panorama que antes no tenían Les fui a decir cómo se vende, cómo se hacen las estrategias y los estudios de mercado, dónde está el público consumidor Seguramente dijeron 'Ahorita nos deshacemos de esta mujer, la llevamos a la quiebra, esperamos un tiempo y lanzamos su proyecto, pero ya nosotros solos'" Abatida por la quiebra, y por la pérdida de al menos 250 millones de dólares, Herrera Fedyk jura venganza, y asegura a Proceso, en su edición del domingo 3 de agosto, que "en estos momentos estoy buscando un abogado, alguien con la fortaleza suficiente para pelear contra esos mentirosos Si no lo encuentro en México, lo buscaré en Estados Unidos"

Comentarios