Política exterior: Los errores del pasado

domingo, 3 de agosto de 2003
Los errores en la diplomacia son fáciles de cometer en un momento dado, pero difícil de corregir a corto plazo Las consecuencias de una mala decisión repercuten más allá de la gestión del responsable de la política exterior El daño lo recibe finalmente el país pues altera la actividad internacional de México en el extranjero La equivocada estrategia de la llamada “enchilada completa”, el efímero “bono democrático”, los fallidos intentos de mediación en Colombia, la crisis diplomática con Cuba, el sainete sobre la organización de la cumbre de la APEC, el abandono al presidente de la República en medio de una gira por el extranjero, el desplazamiento de los diplomáticos de carrera para reemplazarlos por políticos amigos y los cierres de embajadas son parte del legado del pasado reciente, que hemos criticado en este espacio Así, por ejemplo, la caprichosa orden de cerrar la embajada de México en Noruega, girada por el anterior canciller, tiene ahora sus consecuencias Si la justificación de la medida era por razones presupuestales, lo mejor hubiera sido reducir en forma ordenada el personal diplomático al mínimo, de tal manera que la presencia de México en Oslo no se hubiera eliminado por completo Además, si de ahorrar se trataba, resulta más costoso cancelar antes de tiempo contratos de renta de la residencia, de la oficina y de la vivienda de los funcionarios y de las secretarias, debido a la penalización y a la pérdida de los varios meses de depósito contemplados en los contratos Y reabrir la embajada en la capital Noruega resultará todavía más caro La bofetada al país escandinavo, uno de los principales países exportadores de petróleo no miembro de la OPEP, causó más irritación luego de que el gobierno noruego poco antes se había aliado con México y con otras naciones para defender el precio del petróleo a través de una política concertada de producción de crudo Pero el principal daño es diplomático Los noruegos ya no nos toman en cuenta El primer ministro de Noruega, Kjell Magne Bondevik, está organizando una cumbre antiterrorista en la sede de la ONU a la cual México no fue invitado No se requiere ser muy perspicaz para entender que la exclusión de nuestro país se debe al cierre de nuestra representación diplomática en Oslo México, que es considerado país líder en América Latina, no fue invitado a la conferencia denominada “Luchar contra el terrorismo a favor de la humanidad”, que se llevará a cabo en Nueva York el 22 de septiembre, un día antes del inicio de la Asamblea General de la ONU A pesar de que México forma parte del Consejo de Seguridad, que México ha convocado a una cumbre sobre seguridad regional y que la lucha antiterrorista se ha convertido en una prioridad de nuestra política exterior, no será escuchada la voz de nuestro país en la conferencia organizada por Noruega En cambio, sí han sido invitados el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva; el presidente de Chile, Ricardo Lagos; el presidente de Perú, Alejandro Toledo Manrique; y hasta el presidente de Honduras, Ricardo Maduro Joest Incluyendo también al secretario general de la OEA, César Gaviria Es probable que también hablen George W Bush, el primer ministro de Canadá, Jean Chrétien; el presidente de China, Hu Jintao; el presidente de Francia, Jacques Chirac; el presidente de Rusia, Vladimir Putin; el presidente del gobierno español, José María Aznar; así como distinguidos personajes como la antigua Alta Comisionada para los Refugiados de la ONU, Sadako Ogata; el senador norteamericano Richard Lugar y el Premio Nobel de la Paz Kim Dae-Jung La conferencia en la ONU no sólo es importante por el alto nivel de los participantes y por la oportunidad de celebrarse a dos años de los atentados terroristas en Nueva York y en Washington, sino también por los resultados que arroje la cumbre De ahí surgirán iniciativas de cooperación en contra del terrorismo En la página Web de la conferencia se pueden consultar los documentos de trabajo de las pasadas deliberaciones de los expertos, celebradas previamente en Oslo, bajo los auspicios del gobierno noruego Hay algunas observaciones sorprendentes: Sólo existe un débil vínculo entre pobreza y terrorismo; el apoyo del Estado no es una causa originaria del terrorismo; el suicidio del terrorista no es causado por la religión; los terroristas no son personas dementes Los expertos consideran que para que exista el terrorismo debe haber precondiciones y precipitantes, entre las cuales se encuentran la falta de democracia, de libertades y del Estado de derecho, gobiernos débiles, la modernización que produce un alto desarrollo económico, ideologías radicales laicas o religiosas, antecedentes históricos de violencia política, hegemonía del poder, gobiernos ilegítimos y corruptos, poderosos actores extranjeros que controlan al gobierno, represión por ejércitos de ocupación, la discriminación racial, etcétera Del análisis de todos estos temas fundamentales para la humanidad, a los que convoca el primer ministro noruego, nuestro país ha sido excluido por un error que hoy se paga De esta manera, México pierde presencia en los foros internacionales debido a una desafortunada decisión del antiguo secretario de Relaciones Exteriores

Comentarios