Debilitado, el PAN renegoció posiciones en el Congreso de Yucatán

sábado, 30 de agosto de 2003
Mérida, Yuc , 29 de agosto (apro)- El enfrentamiento interno entre los grupos políticos que conforman el Partido Acción Nacional (PAN) en Yucatán, generó una crisis legislativa que permitió a las fracciones de los partidos Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática, mediante "alegatos jurídicos", obligar a sus similares blanquiazules a "renegociar" posiciones en las comisiones del Congreso, luego de la salida de dos diputados panistas, lo que dejó a esa bancada en desventaja numérica de manera temporal "Es una vergüenza que ni nosotros nos podamos poner de acuerdo", dijo el diputado federal Miguel Gutiérrez Machado, al referirse a las pugnas internas de su partido, entre los diputados locales partidarios del gobernador Patricio Patrón Laviada y la alcaldesa de Mérida, Ana Rosa Payán Cervera En lo que puede considerarse la "revancha" de la alcaldesa sobre el gobernador, quien el 13 de agosto --luego de la represión policiaca de que fueron víctimas cientos de ciudadanos inconformes con un programa de transporte vial que impuso al ayuntamiento meridano-- "sugirió" a Payán Cervera posponer el programa, con la advertencia de que las cosas podían ponerse más graves para el estado, siete de los diez diputados (identificados con su grupo político) que quedan en el Congreso local, se impusieron al Comité Directivo Estatal (CDE) y al mismo gobernador, y se sentaron a negociar con sus similares de PRI y PRD para regresar al Poder Legislativo a la gobernabilidad "Tenemos que sacar esto y es responsabilidad de nosotros hacerlo, no del PAN ni del gobernador, porque lo que está en riesgo es la institución del Poder Legislativo del cual formamos parte", dijo a Apro uno de los diputados que pidió el anonimato para evitar ser sancionado por su partido Y es que desde la semana pasada la instrucción, tanto del CDE del PAN como del gobernador, era que aplicaran "los estatutos del partido" contra Gutiérrez López, a quien ahora tildan de traidor y desleal, incluso sus propios compañeros de partido y el mismo presidente de ese instituto político, Alfredo Rodríguez y Pacheco, y que "aguanten hasta el último momento para chingar a los priistas" Sin embargo, los errores "jurídicos" en los que cayeron los panistas a la hora de convocar a sesiones y las declaraciones falsas que emitieron para minimizar el "conflicto interno", que terminaron aceptando, permitieron a los diputados de PRI y PRD sacar provecho del escenario en un palmo de terreno político Este viernes luego de la aplicación de estrategias fallidas y numerosas declaraciones a los medios, el diputado Luis Ríos Díaz asumió la coordinación de la bancada y, en las próximas horas, lo hará en la presidencia de la Gran Comisión, con lo cual, según dijo el diputado priista Cleominio Zoreda Novelo, "hay 80 por ciento de posibilidades de solucionar la crisis legislativa" Aunque aclaró que si los panistas insisten en quererlos "madrugar", nos retiramos de las negociaciones De la misma manera el diputado del PRD, Jorge Vallejo Buenfil, expuso que de acuerdo con los resultados de las últimas horas, "se vislumbra una salida decorosa a la crisis de gobernabilidad que padeció el Poder Legislativo de Yucatán en los últimos días, generada por la lucha de los dos principales grupos políticos del PAN que se disputan el control político del estado" El conflicto inició el jueves 21 de agosto con la abrupta renuncia del presidente de la Gran Comisión y coordinador de la bancada panista, Ricardo Gutiérrez López, quien después de cinco días de "desaparecido", reveló que su dimisión al encargo legislativo se debió a las presiones e insultos y humillaciones de las que fue objeto por parte de sus compañeros de bancada: Beatriz Zavala Peniche (diputada plurinominal federal electa), Fernando Castellanos Pacheco y Alberto del Río Leal, todos ellos identificados políticamente con el gobernador La salida de Gutiérrez López coincidió con la solicitud de licencia definitiva de Beatriz Zavala Peniche, con lo cual no contaban los panistas allegados al gobernador que, desde el mismo jueves, habían perfilado a Alberto del Río para ocupar el cargo de presidente de la Gran Comisión, para controlar la Cámara El escenario se complicó porque el PAN se quedó con diez diputados, ya que los suplentes de Gutiérrez López y Zavala Peniche no han podido tomar posesión debido a que los diputados de PRI y PRD se negaban a participar en las dos sesiones convocadas, lo que provocaba la falta de quórum, ya que se requieren al menos 13 de los 25 legisladores que conforman el Congreso Esta situación les permitió obligar al PAN a "negociar acuerdos" para reasignar las comisiones de Legislación, Derechos Humanos y la Gran Comisión, que presidían los panistas La situación se agravó porque la propuesta de que fuese Del Río Leal o Castellanos Pacheco los sustitutos de Gutiérrez López en la Gran Comisión, no gustó incluso a los demás diputados panistas del grupo de la edil meridana, también conocido como G-7, mucho menos a los priistas (11) y al único perredista, Jorge Vallejo Buenfil, que al saberse tenedores de mayoría boicotearon dos sesiones, bajo el pretexto de que no se ajustaron a los procedimientos que marca la Ley Orgánica del Poder Legislativo Incluso en una de ellas el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos, Sergio Salazar Vadillo, debió rendir su segundo informe de actividades, el cual pudo realizar este viernes, en otro foro ajeno al Poder Legislativo La "ingobernabilidad del Poder Legislativo", como la llamó el diputado perredista, fue producto de las acciones de "canibalismo político" al interior de la fracción del PAN, porque el grupo del gobernador quiso imponer sus condiciones que ni a sus propios compañeros de partido gustaron, y prueba de ello es que luego de ocho días de "crisis, hoy ya tenemos un interlocutor" Incluso de manera inédita las fracciones de PRI y PRD propusieron inicialmente el regreso de Gutiérrez López y adelantaron que podrían incluso no aceptar su solicitud de licencia indefinida, que deberán aprobar este sábado "Lo que queremos es tener con quién dialogar y que se nos respete como lo hacía el diputado Gutiérrez López", dijeron diputados de PRI y PRD, luego de conocer la propuesta de que Luis Ríos Díaz será el nuevo presidente de la Gran Comisión, contra quien, a diferencia de las propuestas anteriores, no pretextaron inconvenientes para que se quede en la silla vacante Sin embargo, al interior de la bancada los diputados "marginados" Del Río Leal, Castellanos Pacheco y Miguel Pat Xulub, tras las acusaciones que hicieron contra su excompañero Gutiérrez López, permanecieron a la expectativa, toda vez que ya no cuentan con el respaldo de sus demás compañeros de bancada que ahora tomaron el control del Congreso con la venia de las fracciones de PRI y PRD Con este escenario, el PAN se alista a nombrar al sustituto de Alfredo Rodríguez y Pacheco al frente de la dirigencia estatal y, de acuerdo con el pronóstico, se prevé sea Edgar Ramírez Pech, a quien también se le ubica en el grupo del gobernador y que es postulado por 48 de los 52 consejeros estatales del partido Por cierto la mayoría de los consejeros tienen vínculos con la administración pública Mientras el escenario se complica, el aún diputado federal --dejará de serlo el 31 de agosto--, Miguel Gutiérrez Machado, anunció formalmente el inicio de su precampaña en busca de la candidatura por la alcaldía de Mérida, en lo que se prevé será otro enfrentamiento con la dirigencia del partido en la entidad En Yucatán habrá elecciones el próximo 16 de mayo del 2004 Se renovaran 106 alcaldías y 25 diputaciones locales

Comentarios