Demandan obispos acuerdo migratorio México-EU

sábado, 30 de agosto de 2003
Veracruz, Ver , 29 de agosto (apro)- Para frenar los abusos cometidos en contra de los mexicanos que “buscan el paraíso terrenal de Estados Unidos”, es urgente que los gobiernos mexicano y estadunidense firmen el acuerdo migratorio, pospuesto durante largo tiempo, demandaron los obispos participantes en los trabajos de la Séptima Asamblea Nacional de Pastoral Social Para la Comisión Episcopal de Pastoral Social, la intención de reforzar la frontera con militares, como pretende Estados Unidos, es una “es una campaña de criminalización” que degrada a la sociedad, al presentar a los indocumentados como una amenaza a la estabilidad social, laboral y económica de aquel país Esto, señalaron, a pesar de que los migrantes son personas que pese a sus condiciones de pobreza, son portadores de capacidades laborales, valores culturales y religiosos En tal sentido, consideraron urgente la firma del acuerdo migratorio que proteja a todo aquel ciudadano que pretenda cruzar la frontera en busca de mejores oportunidades de vida En la lectura de las conclusiones de la Séptima Asamblea Nacional de Pastoral Social, el secretario ejecutivo de la comisión, José Antonio Sandoval, refirió que los problemas sociales más sentidos por los 400 agentes de Cáritas de todo el país, “fueron la migración, los indígenas, el campo, la situación laboral y la creciente pobreza del país” Ante esta situación, mencionó la necesidad de buscar caminos que puedan reactivar la economía en favor de los más pobres Al mismo tiempo, dijo, “se tienen que buscar alternativas para promocionar la economía solidaria a través de proyectos productivos y sustentables, desarrollo del comercio justo, consumo de productos nacionales y la superación del intermediarismo” En torno al problema del fenómeno migratorio, abundó que es necesario que se promuevan iniciativas de acuerdo con el documento firmado por las conferencias episcopales de ambos países, “donde se establece que se vive una interacción económica, social y cultural sin precedente” En tanto, el vocal de esa comisión pastoral, José Trinidad González, consideró que no sólo se debe trabajar por facilitar el libre tránsito de mercancías dentro de la globalización, “sino también el libre tráfico de personas para evitar cualquier discriminación hacia los indocumentados” De la misma forma en que se firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC), dijo, “creemos que también se puede trabajar sobre un tratado de libre trabajo para buscar una ciudadanía universal como algo que tiene que aparecer en el horizonte”

Comentarios