Revive Argentina a los dos demonios

domingo, 31 de agosto de 2003
Paralelamente al encarcelamiento de tres líderes de la organización guerrillera peronista Montoneros, Miguel Bonasso, exmiembro de esta agrupación, fue elegido por 150 mil porteños como diputado nacional por Buenos Aires, en una acción considerada como una estrategia para equilibrar el reciente golpe judicial contra más de 40 mil militares que podrían ser extraditados a España a petición del juez Baltasar Garzón Alejado de la actividad guerrillera, en entrevista con Proceso, en su edición 1400 que comienza a circular a partir de este domingo 31 de agosto, el recién electo legislador considera que la detención de los exmontoneros por violaciones a los derechos humanos y su asunción como legislador “no es un símbolo” Bonasso fue jefe de prensa y difusión de Montoneros Se separó de la agrupación en 1980, por desacuerdos con la “contraofensiva”contra la dictadura militar organizada por la agrupación, ese mismo año y en la que las autoridades detuvieron a 20 montoneros que, desde el exilio, volvieron a Argentina para realizar ésta acción La agrupación Montonerosfue creada en los años sesenta como una organización vinculada al peronismo Nutrió a jóvenes católicos y militantes nacionalistas y creció al amparo de Juan Domingo Perón en el exilio, quien les dijo que eran esa “juventud maravillosa” que luchaba por continuar con sus ideales En el texto difundido por Proceso en su edición de este domingo 31 de agosto, también se presentan comentarios de Marcelo Larraquy, quien investigó el tema de los montoneros y es autor de la biografía de Rodolfo Galimberti, uno de los más polémicos guerrilleros de la época, que se convirtió en un prominente empresario contactado hasta con la CIA y que falleció recientemente

Comentarios