Crece movimiento "antiyunque" en el PAN

lunes, 4 de agosto de 2003
México, D F, 4 de agosto (apro)- Al mismo tiempo que en el Partido Acción Nacional (PAN) se analiza su desfonde electoral del 6 de julio, que implicó la pérdida de un importante número de diputaciones federales y la gubernatura de Nuevo León, se consolida un movimiento para investigar la influencia de la secreta Organización Nacional del Yunque, a la que pertenece el líder nacional del blanquiazul, Luis Felipe Bravo Mena “La amenaza estructural mayor actualmente es la penetración de este grupo en el partido y en ámbitos gubernamentales, tanto federal como estatales y municipales”, advirtió el exdiputado Juan Miguel Alcántara Soria, quien junto con un amplio número de consejeros nacionales plantea formar una comisión que investigue “la vasta extensión de los brazos de esta organización” en el PAN y en el gobierno de Vicente Fox El Consejo Nacional, máximo órgano de dirección del partido, será la instancia donde se planteará crear esta comisión investigadora integrada por “probados panistas” sobre la Organización Nacional del Yunque, cuyo estilo de operar, dijo Alcántara, es “francamente incompatible con la vida orgánica del PAN”, y representa “una amenaza” par el sistema de partidos y para su “joven democracia” Abogado del despacho de Antonio Lozano Gracia, exsecretario general del PAN, y allegado al coordinador de los senadores, Diego Fernández de Cevallos, Alcántara aseguró que ambos influyentes militantes “comparten la preocupación de cuidar la vida institucional del partido, sin caer en linchamientos ni paranoias” Los dos, dijo, ya leyeron el libro “El Yunque, la ultraderecha en el poder”, recién editado por Plaza y Janés y cuyo autor es el reportero, y manifestaron su preocupación sobre la necesidad, en primer lugar, de verificar la información que contiene Ésta, añadió, “sería la primera tarea concreta de la comisión que el Consejo Nacional pudiera decidir que se conforme”, y “en segundo lugar, asignar en justicia, responsabilidades y deslindes Todo dentro de un ámbito de mucha prudencia para cuidar el partido” Tanto Fernández de Cevallos como Lozano Gracia, aclaró, “es lo único que han expresado” No han ido más allá en el sentido de prejuzgar sobre los que están mencionados en el libro “Pero sé que están en disposición de atender el asunto en los órganos estatutarios cuando prudencialmente así convenga”, agregó Al respecto, otro de los dirigentes panistas que propone investigar la extendida presencia de la Organización Nacional del Yunque en el PAN, el senador Javier Corral, planteó la urgencia de develar la operación de ese grupo, cuyo juramento obliga a sus militantes a guardar el secreto y la primordialidad “Es un tema que debe ser ventilado con toda seriedad en el PAN, puesto que el libro nos permite ver que sigue viva y actuando orgánicamente dentro del partido una corriente política que ellos mismos decían estaba totalmente en el olvido y que había reubicado sus prioridades y abandonado su primordialidad sobre la institución”, advirtió Corral, quien conocía la existencia de esta organización en Chihuahua, cree que lo más conveniente para cuidar el PAN es formar una comisión: “A mí lo me queda claro con el libro –que está ampliamente documentado-- es que el PAN, que tiene cargos en el gobierno de Fox, es el que proviene de este acuerdo grupal” Resumió: “Entonces eso no es más que una tomada de pelo al panismo en general y a quienes hemos creído y apostado estos años a que se habían olvidado esos métodos de cofradía que le hacen mucho daño a la institución” La reunión de El Estoril Tal como se documenta en El Yunque, la ultraderecha en el poder, el PAN fue penetrado paulatinamente, a partir de los setenta, por la esa organización de carácter secreto que impone a sus militantes, en la ceremonia de iniciación, un juramento de fidelidad perpetua por sobre cualquier otra De inspiración ultracatólica, que inclusive creó la congregación Los Cruzados de Cristo Rey, la Organización Nacional de El Yunque ha escalado posiciones en el PAN y los gobiernos de los tres niveles desplazando a los militantes tradicionales A ella pertenecen prominentes dirigentes panistas como Luis Felipe Bravo Mena; el secretario general, Manuel Espino; y el presidente del PAN capitalino, José Luis Luege, así como numerosos miembros del gabinete de Fox, como su principal asesor, Ramón Muñoz Gutiérrez, cuyo seudónimo es Julio Vértiz Amparado en el secreto, El Yunque opera en prácticamente todo el territorio nacional e impone su influencia en estados como Guanajuato, Jalisco, Baja California, Puebla, Querétaro, así como en las legislaturas estatales y las dos cámaras del Congreso federal Hasta ahora, sólo Manuel Espino se ha referido a esa organización y fue para negar su pertenencia a ella, según declaró al reportero Salvador Fraustro, de El Universal, en mayor del año pasado: “Sé que la presencia en esta organización de algunos amigos míos, de los que por cierto me siento muy orgulloso, hizo que muchos me pusieran esta etiqueta; sin embargo, no es verdad, no formo parte de El Yunque” La comisión que plantean crear numerosos dirigentes panistas, muchos de ellos consejeros nacionales, tendrá que establecer la penetración de la Organización Nacional de El Yunque en el PAN, una idea que nació en la más reciente reunión que, de manera informal, celebran cada tres meses varios de los exdiputados de ese partido en la 57 Legislatura Alcántara, quien fue procurador de Justicia de Guanajuato, explicó que suelen reunirse entre 20 y 30 exdiputados para charlar informalmente sobre lo que hace cada quién en su ámbito, “y es en este tipo de reuniones donde la reciente aparición del libro hizo que de manera natural, sin el menor esfuerzo, se pusiera en la sobremesa de la comida el reto de El Yunque” Ese miércoles 25, en el restaurante El Estoril, de Polanco, asistieron, entre otros, los senadores Javier Corral, César Jáuregui, Juan José Rodríguez Prats y Marco Antonio Adame, así como los funcionarios de la Secretaría de Gobernación, Francisco José Paoli, Patricia Espinosa, Sandra Segura Rangel y Alberto Cifuentes Durante más de tres horas, explicó, varios de los participantes expusieron sus testimonios y sus vivencias sobre la actuación de miembros de El Yunque en sus respectivos lugares de origen “Hubo testimonios muy elocuentes sobre cómo esta organización pretende, con métodos de a quienes combatió --métodos comunistas y masónicos-- implementar su misión que quieren cubrir con razones religiosas “Hubo algunos miembros o exmiembros de El Yunque que dieron su testimonio y hubo quien manifestó su actualidad de realización política bajo esquemas que quiere ver con contenidos religiosos”, añadió Sin proporcionar nombres, dijo que todos los puntos de vista se respetaron “Pero se quedó en el sedimento una preocupación común: que el partido tenga la capacidad de que se garantice que todas las decisiones, determinaciones, acuerdos, propuestas de programas, plataformas o personas sean sola y únicamente discutidos en órganos del partido y no en ámbitos extrapartidistas o subterráneos al partido” Rescate del partido En la reunión, según se filtró a los diarios Milenio y Reforma, presuntamente Alcántara planteó destituir a Bravo Mena y aglutinarse en torno al secretario de Gobernación, Santiago Creel, para la candidatura presidencial “No, en lo absoluto”, negó el exdiputado federal “En la mesa había senadores de Chihuahua, miembros del equipo de la Secretaria de Gobernación, y miembros del CEN, y habíamos personas de Guanajuato Era muy difícil que en un espacio tan heterogéneo como este se pretendiera impulsar o aglutinar o sugerir que ese grupo fuera en torno de alguna persona en lo particular”, aclaró Sobre la remoción de Bravo Mena, afirmó que será el Consejo Nacional el que evalúe serenamente todos los factores que incidieron en el resultado y la carga de responsabilidad de cada quien, y por tanto no se pueden hacer conclusiones ahora El tema fundamental en la reunión, añadió, fue la “preocupación de muchos panistas” sobre El Yunque y la necesidad de proponer al Consejo Nacional crear una comisión que verifique la penetración de esa organización en el PAN, cuya operación altera la vida orgánica del partido “La preocupación que tenemos panistas de todo el país es evitar que se desforme la vida orgánica del partido, su filosofía, valores, prácticas y tradiciones republicanas y democráticas”, explicó Pero no sólo eso: “Me parece que es un riesgo para el sistema de partidos y la actividad democrática del país Nos ha costado muchos años y mucho esfuerzo a los mexicanos construirnos el entramado institucional que tenemos y que pretende responder a una visión republicana de los asuntos públicos que deben ser tratados en voz alto y a la luz pública” Alcántara afirmó que, “como hemos podido comprobar entre grupos amplios de panistas, es una organización activa que, según nos lo han manifestado varios exmiembros de esa organización que han desecho los compromisos que tenían con la misma, siguen reclutando jóvenes, inclusive engañándolos con el gancho de que grandes personajes del partido están en la organización y con eso varios han aceptado incorporarse” --Usted es de Guanajuato ¿Sabía de la organización? --Sí, la creía más local y con una presencia más acotada, pero que ahora el libro nos devela que su presencia y su actuación es en gran parte del territorio nacional --¿Y hay panistas de otros estados que saben de ella? --Por lo que ahora nos estamos dando cuenta hay quienes ya tenían conocimiento de mucho tiempo atrás sobre la actuación de estos personajes y ahora ven que es el momento de agregar todas las informaciones que hay disponibles en los distintos puntos del país donde esta organización actúa para encontrar la forma de cuidar al partido --¿Les arrebataron el partido? --Es algo que habrá de avaluar y verificar y, en su caso, resolver el Consejo Nacional o incluso el mismo CEN, pero vista la extensión de los brazos de esta organización creemos que lo más saludable es que sea el Consejo Nacional Este órgano, añadió, ha probado su eficacia para resolver crisis mayores que ha vivido el PAN en su historia y por eso “grupos amplios de panistas” harán esa propuesta para que se designe una comisión integrada, subrayó, con “probados panistas” para que investigue lo que el libro revela: “Tendrá que saber diferenciar qué afirmaciones de este trabajo periodístico son consistentes y corresponden a la realidad, cuáles podrían ser matizadas, corregidas, aclaradas y con las primeras, naturalmente, provocar lo que nos parece una necesidad de auténtico rescate, que sería generar un espacio de reflexión compartida con quienes sean miembros activos” Por ejemplo, dijo, es necesario precisar que los exdiputados federales Rubén Fernández Aceves, actual secretario general del PAN en el Estado de México, y Juan Marcos Gutiérrez, quien fue muy próximo a Carlos Castillo Peraza, no son miembros de El Yunque, como se anota en el libro “La preocupación que tenemos panistas de todo el país sobre mantener la vida orgánica del partido conforme a una filosofía, a unos valores, a unas prácticas y tradiciones republicanas y democráticas podemos desde ahora ir atendiendo y discutiendo en los distintos ámbitos partidistas y, en su momento, resolviendo, como lo hemos pensado algunos, en el Consejo Nacional” --¿Percibe un interés amplio y suficiente entre los consejeros para empujar este propósito? --Sí, el Consejo Nacional ha sido calificado como el Senado panista por su capacidad de análisis, de procesamiento de información, de resolución de conflictos y afortunadamente hay varios consejeros de distintas latitudes del país que coinciden en la necesidad de abordar, pronto y bien, este desafío Un desafío, puntualizó Alcántara, que es también para la vida democrática de México, porque no puede haber legitimidad en decisiones y acciones cuando se hacen en la oscuridad “Esto implica, repito, riesgos y amenazas para el sistema de partidos y para la vida institucional de este país”

Comentarios