Ayudó un fiscal a cinco narcos a huir de la balacera de Nuevo Laredo

martes, 5 de agosto de 2003
*El coordinador de agentes del MP Federal alegó que se trataba de personal a su disposición Nuevo Laredo, Tamps , 4 de agosto (apro)- El coordinador de agentes del Ministerio Público Federal, Juan Manuel Muñoz Morales, quien actualmente se encuentra bajo investigación, ayudó en la fuga de algunos de los participantes en la balacera del 1 de agosto en esta ciudad, los cuales portaban uniformes de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) Según el reporte que presentaron los agentes de la AFI --que estaban como enviados especiales en esta ciudad--, cuando sometieron a cinco de los pistoleros que participaron en la refriega que se suscitó la madrugada del viernes, éstos vestían uniformes azules con las siglas de esa misma corporación, pero cuando les pidieron que se identificaran no pudieron hacerlo Entonces acudió al lugar Muñoz Morales para decirles que eran personas que trabajaban para él Los agentes que había comisionado la PGR para que hicieran investigaciones estaban hospedados en el hotel Santa Mónica, justo frente al cual se protagonizó la balacera más intensa De acuerdo con el informe que presentaron estos policías, la madrugada del viernes escucharon por la radio frecuencia de la corporación policíaca llamadas de auxilio de Muñoz Morales, quien aseguraba que su camioneta Ford Lobo era seguida por una Suburban color oscuro La ubicación que proporcionaba Muñoz Morales era que estaba sobre la calle Guadalupe y que la persecución se realizaba por la calle Reforma, justo sobre la cual se encuentra el hotel Santa Mónica, donde estaban los agentes Cuando los vehículos pasaron frente al hotel se escucharon disparos, por lo que los agentes atacaron a la Suburban que perseguía al jefe policíaco, pero en la balacera el vehículo se dio a la fuga Entonces, de acuerdo con este reporte, los federales siguieron a los sicarios en siete unidades oficiales que fueron identificadas como cuatro Suburban, una Pick Up, una camioneta Dodge Ram y una camioneta Silverado, tipo Pick Up Cuando estaban en la persecución una camioneta Grand Cherokee, color gris y placas 7BLM93 del estado de Texas, se acercó a los vehículos de los agentes de la AFI, quienes le marcaron el alto; sin embargo, la camioneta los rebasó y les disparó También los agentes dispararon, pero se dieron cuenta que la Grand Cherokee estaba blindada, por lo que le apuntaron a las llantas para evitar que siguieran huyendo Quedó inmovilizada a unas dos cuadras del hotel, dónde había sido la otra balacera Los tripulantes de la camioneta seguían disparando aunque aseguraban, a gritos, que eran elementos de la AFI Cuando cesó el fuego, los agentes hicieron descender a los cinco sujetos que viajaban en esa unidad, pero no pudieron mostrar credenciales que los acreditara como agentes, pese a que vestían ropas de campaña de color azul marino con siglas de la AFI, así como botas tipo militar de color negro De acuerdo con el reporte que presentaron y que fue filtrado a la prensa, Juan Manuel Muñoz Morales procedió entonces a guardar la camioneta Ford Lobo que manejaba en un domicilio cercano al hotel Luego, escucharon su voz por la radio-frecuencia, pidiéndoles que se retiraran hacia el hotel y que dejaran todo hasta ahí Los agentes le habrían comunicado al coordinador de fiscales que tenían detenidos a los cinco tripulantes de una unidad de la cual les habían hecho disparos, pero Muñoz les aseguró que eran parte de su personal En ese momento, una camioneta Ford Excursión obscura y una Ford Expedition blanca se acercaron a gran velocidad, abriendo fuego contra los Agentes de la AFI, iniciándose otro tiroteo cruzado La Ford Excursión perdió control y se fue a estrellar contra una Suburban, adscrita a la Dirección de Operaciones Especiales de la AFI, la cual se encontraba en ese momento estacionada sin tripulantes y fueron las dos unidades que se incendiaron Entonces llegó al lugar Muñoz Morales, quien aprovechando la confusión y que los agentes seguían repeliendo el fuego que continuaban los sicarios de la Expedition, se subió a la Suburban donde se encontraban las cinco personas detenidas que habían viajado en la Grand Cherokee, y los bajó gritando que era personal que trabajaba con él y se los llevó con él De la camioneta Expedition bajaron cinco sicarios que se tiraron al pavimento Otro quedó sin vida en el interior del vehículo Después encontrarían a otra persona sin vida junto a la banqueta Muñoz Morales regresó en el mismo vehículo, pero ya sin los detenidos que se había llevado Se negó a responder a los agentes de la AFI sobre su paradero, por lo que decidieron asegurarlo Los detenidos fueron identificados como José Benavides Martínez, José González Martínez, Ernesto Ramos Vázquez, Juan Erasmo Martínez Reséndiz, Eric Rolando Pérez y Mauricio Alberto Gómez Escamilla Muñoz Morales y su cuñado Mario Alvarez Carrillo permanecen en Nuevo Laredo, porque se ampararon contra el traslado, aunque se encuentran en calidad de retenidos, es decir, a disposición del Ministerio Público para determinar su situación jurídica

Comentarios