Reúne a miles, "megafiesta" zapatista en Oventic

sábado, 9 de agosto de 2003
*Indígenas, miembros de ONG y de la sociedad civil comienzan a congregarse para la inauguración de los Caracoles *Los participantes aprovecharon el día para tomar fotografías y comprar souvenirs Oventic, Chis , 8 de agosto (apro)- Miles de personas --entre indígenas, periodistas y miembros de organizaciones civiles de México y otros países-- empezaron a congregarse el viernes para participar en la llamada “megafiesta zapatista”, que se realizará el fin de semana, con el objetivo de celebrar el nacimiento de las cinco “juntas de buen gobierno” que controlarán a los 30 autollamados municipios autónomos rebeldes Desde la madrugada, decenas de vehículos comenzaron a llegar a esta localidad, situada a unos 50 kilómetros de San Cristóbal de Las Casas: camiones de redilas atiborrados de indígenas encapuchados; autobuses repletos de activistas de la sociedad civil y muchísimos otros que se estacionaron al borde de la carretera, formando una larga fila Con sus mochilas a la espalda, sus sleeping bags enrollados, y muchos con un simple pedazo de nylon para protegerse de la lluvia o el sol, los convocados al encuentro llegaban, se registraban sin mayor dificultad ante los guardias que vigilaban el acceso y luego se perdían entre la muchedumbre Así, miembros del Frente Popular Francisco Villa, del Frente Zapatista de Liberación Nacional (FZLN), de El Barzón, del Partido Comunista Italiano, del país Vasco, investigadores, académicos, estudiantes de universidades de México y del extranjero La mayor parte de los extranjeros llegaron de Estados Unidos, Canadá, Italia, España y Alemania, así como de algunos países latinoamericanos “Estoy viendo a muchos compañeros de varias partes del país y del mundo, que vienen a participar en el evento Esto es, políticamente, muy importante”, dijo el dirigente del FZLN, Javier Elorriaga Berdegué, quien fue acusado por el gobierno federal, en 1995, de ser el comandante Vicente, del Ejército Zapatista “En estos nueve años, los zapatistas han venido construyendo su autonomía sin esperar nada del gobierno Esto es, pues, una continuación de todo ese trabajo”, agregó Acompañado por un grupo de universitarios del Distrito Federal, Javier Elorriaga caminó por la única y larga calle de Oventic, a cuyos costados se encuentran barracas de madera habilitadas como dormitorios, consultorios, tiendas de artesanías, una clínica, una ermita Una de estas construcciones de tablas fue la atracción del día Muchísimos asistentes se tomaban fotografías frente a ella Es la “casa de la junta del buen gobierno, Corazón Céntrico de los Zapatistas Delante del Mundo” Fue construida con base de concreto y techo de lámina Se le pintó de amarillo y rojo Será inaugurada el sábado Al final, la única calle desemboca en una amplia explanada donde se encuentra una cancha de basquetbol y el templete principal, cubierto por una extensa lona amarilla Ahí se instalará, el sábado, el pleno de la Comandancia General del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, del EZLN En lo alto del templete principal, una enorme manta da la bienvenida: “¡A todos! Bienvenidos al Caracol Los zapatistas aquí estamos y aquí estaremos” Por lo pronto, la actividad sólo se limitó a un torneo de basquetbol, amenizado por grupos de danzantes y músicos indígenas Tocaban el arpa, la marimba y el guitarrón La multitud hormigueaba por todas partes Se entretenía viendo los partidos de basquetbol, escuchando a los músicos y conversando Se tomaba fotografías con los encapuchados o frente a los murales zapatistas que adornan las edificaciones Compraba artesanías y souvenirs zapatistas, pues los comerciantes del EZLN aprovecharon la bienvenida El ambulantaje también se descolgó Pululan los vendedores de frutas, paletas y aguas frescas en este día caluroso Aquí y allá, hay tiendas de campaña e improvisadas chozas de plástico que levantan los visitantes para pernoctar en ellas Estas tiendas --que vistas de lejos son puntos multicolores-- dificultan el paso de la multitud, compuesta también por muchos rebeldes encapuchados Todos esperan, para el sábado, el acto que pondrá fin a este Aguascalientes, inaugurado en enero de 1996, junto a otros cuatro más que también fenecerán ubicados en La Garrucha, Morelia, Roberto Barrios y La Realidad Estos cinco Aguascalientes serán sustituidos por los Caracoles, sedes de las polémicas “juntas de buen gobierno” que vigilarán el desarrollo de la “autonomía” de unos 30 municipios rebeldes, creados en diciembre de 1994 La “junta de buen gobierno” de este Caracol en Oventic, controlará los municipios zapatistas de San Andrés Sakamchem de los Pobres, San Juan de la Libertad, San Pedro Polhó, Santa Catarina, Magdalena de la Paz, 16 de Febrero y San Juan Apóstol Cancúc Las otras juntas --en cuatro regiones autodenominadas autónomas-- controlarán otros 24 municipios rebeldes que, a partir de este fin de semana, empezarán a funcionar con una nueva estructura de mando y gobierno Para el subcomandante Marcos fue necesaria esta “muerte” de los Aguascalientes, pues ellos ya habían “desequilibrado” la relación entre la sociedad civil y los indígenas zapatistas Además de la inauguración de las “juntas de buen gobierno”, se espera, para el sábado, la entrada al aire de la radio insurgente La Voz del EZLN, que podrá sintonizarse en onda corta

Comentarios