Retos de la LIX legislatura

lunes, 1 de septiembre de 2003
* Las reformas eléctrica, hacendaria y laboral serían los principales temas que abordarán las diputados México, D F, 1 de septiembre(apro)- La Cámara de Diputados entrante tiene frente a sí un gran reto, concretar las grandes reformas estructurales que Vicente Fox planteó desde el inicio de su gestión y que debido a la inoperancia política de sus secretarios de Hacienda, Francisco Gil Díaz, y de Gobernación, Santiago Creel, no se pudieron concretar ni impulsar desde la bancada panista La reforma eléctrica, eje de encuentros y desencuentros entre los diputados que abandonaron el recinto parlamentario, la hacendaria y la laboral, las cuales se plantearon desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, son los grandes pendientes que difícilmente no se empatarán con la anticipada carrera presidencial Desde la trinchera de Felipe Calderón Hinojosa, primer coordinador parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), y Beatriz Paredes, quien siempre tuvo el apoyo mayoritario de su bancada el Partido Revolucionario Institucional (PRI), los asuntos de la llamada agenda nacional fueron bloqueados Lo más que pudieron acordar fue una miscelánea fiscal que abarcó cambios en la Ley de Instituciones de Crédito, y por supuesto, modificar de manera consecutiva los proyectos de la Ley de Egresos enviados por Vicente Fox Pero, sin duda, el tema que deberá abordar la Cámara entrante será el gran asunto que creó Ernesto Zedillo, el llamado Fobaproa, y su predecesor, el Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) El asunto, ineludible por el vencimiento de los pagarés Fobaproa por pagarés IPAB obligará a las nuevas bancadas parlamentarias a llegar a acuerdos, establecer negociaciones con los banqueros y lograr, si no un consenso, sí la definición de nuevos términos con las autoridades hacendarias para definir los alcances de solución del tema, pues uno de sus objetivos es reducir el costo fiscal que tiene el rescate bancario para el erario, tan necesitado de recursos en estos momentos Por los tiempos, las “reformas estructurales” tendrán que esperar para el próximo año, pues en octubre los partidos políticos entrarán en una dinámica de cabildeos constantes para elegir a los nuevos consejeros electorales que sustituirán a los actuales miembros del Instituto Federal Electoral, quienes concluyen su periodo el 31 de octubre La importancia de la renovación del órgano electoral radica en que serán éstos los encargados de organizar las elecciones presidenciales de 2006, además de que están a cargo de las propuestas de reforma electoral, junto con los legisladores, para disminuir el financiamiento público a los partidos políticos que buscarán sustituir a Vicente Fox en la Presidencia de la República En noviembre, se espera que el secretario de Hacienda y el Ejecutivo envíen su proyecto de Presupuesto de Egresos y la Ley de Ingresos Durante ese mes y hasta diciembre, la discusión sobre estos temas será el punto de encuentro de los legisladores Así, Elba Esther Gordillo, coordinadora del PRI; Francisco Barrio, del PAN; y Pablo Gómez, del PRD, principales fuerzas políticas en la LIX Legislatura, tendrán sólo el año de 2004 para llegar a un acuerdo sobre las reformas eléctrica, hacendaria y laboral Las alianzas entre los tres partidos serán obligadas, pues ninguno cuenta con los votos suficientes para, por sí solos, bloquear o sacar adelante una reforma Es por ello que el Partido Verde, con Jorge Kawachi a la cabeza y aliado de Elba Esther Gordillo, jugará un papel importante junto con el instituto de Dante Delgado, Convergencia por la Democracia Pero los acuerdos se ven difíciles en el escenario inmediato y prueba de ello es la jugada de PRI y PAN, quienes dejaron fuera al PRD para acordar la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, la cual se esperaba recayera en manos de Acción Nacional del partido del sol azteca, pero nunca en el PRI, pues éste tiene por ley la presidencia de la Junta de Coordinación Política Después del acuerdo entre Gordillo y Barrio, donde dejaron fuera a Pablo Gómez, para que el PRI se quedara con la Presidencia de la Mesa Directiva y, por lo tanto, sea el partido encargado de responder el informe presidencial de Vicente Fox Para el recién nombrado vicecoordinador del PRD, René Arce, la decisión no es una buena señal para alcanzar futuros acuerdos entre los tres partidos, pero no descarta que se trabaje de manera conjunta para lograr las tres reformas fundamentales para el gobierno, aunque no necesariamente signifiquen copia fiel de las propuestas foxistas

Comentarios