"Vamos México", la vuelta de las mujeres a la Edad Media

lunes, 1 de septiembre de 2003
* Las dádivas engañosas de la primera dama México, 1 de septiembre (apro-cimac) - La fundación “Vamos México”, que preside la primera dama Marta Sahagún de Fox, desató desde su creación en el año 2000 una estrategia similar a la del grupo Provida que, aunque más matizada, a través del miedo, la dependencia y el convertir los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en dádivas, también impone sus creencias Al amparo de su imagen, su poder económico y político, el apoyo de empresarios y de grupos católicos radicales como los Legionarios de Cristo, el Opus Dei, los Caballeros de Malta y Provida, la primera dama planteó desde hace dos años que la salud y la educación serían los ejes principales de “Vamos México” La estrategia de la fundación es similar a la del Opus Dei y los Legionarios de Cristo, donde Sahagún de Fox tiene una larga y conocida trayectoria como activista, ya que a través de la educación y la salud, concentran sus esfuerzos en imponer sus valores y estereotipos Tráfico de influencias Para Sara Murúa Hernández, quien ha dado seguimiento a “Vamos México” desde su creación el 24 de septiembre de 2001, esta fundación es una estructura poderosa porque en ella confluye el poder económico empresarial y el político de la primera dama, “lo grave de esta situación es que ésta apoya sólo a los grupos más conservadores del país” Murúa Hernández calificó a dicha fundación como un organismo “supra-asistencial”, es decir, en términos de poder hegemónico, político y económico, ésta se encuentra por encima de dependencias de gobierno como las secretarías de Salud (SS) y de Educación (SEP) No obstante, el más reciente informe de “Vamos México” advierte que su poder va más allá, pues fue capaz de influir en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que ésta exentara de impuestos a empresas que donen alimentos al programa Banco de Alimentos, que opera dicha fundación junto con la Arquidiócesis de México Con alianzas estratégicas, mismas que han sido concretadas gracias al poder de la primera dama, las donaciones adquiridas por “Vamos México” se cuantifican en millones de dólares De hecho, la última donación reportada fue la realizada por Coca Cola Company, por 10 millones de dólares El informe de “Vamos México” incluye en su lista de asociados honorarios a empresarios como Carlos Slim Helú, Alfredo Harp Helú, Manuel Arango Arias y María Asunción Arámburu Zavala, es decir, personajes que a pesar de no tener una relación clara con los grupos conservadores apoyan la causa de la fundación de Marta Sahagún Mujeres de cuentos de hadas Pero el poder económico no lo es todo en “Vamos México”, también la imagen y el discurso de Marta Sahagún juegan un papel importante para reforzar la ideología conservadora que ella tiene arraigada no sólo como militante de los Legionarios de Cristo, también del Partido Acción Nacional (PAN) por más de 15 años En opinión de la doctora en Ciencias del Lenguaje, Julieta Hiadar, a través de su discurso Sahagún refuerza el estereotipo que la jerarquía católica ha promovido desde siempre sobre la mujer, de ahí que pretenda perpetuar la imagen de la madre y esposa que cumpliendo con estos roles llegará a ser “inmensamente feliz” Haidar, de nacionalidad brasileña, señaló que el discurso de Sahagún y las acciones de “Vamos México”, dejan de manifiesto que éste se encuentra al servicio de la ideología católica, con el objetivo de mantener el estereotipo de la mujer que sirve a los demás como condición necesaria para ser feliz y admirada El objetivo, agregó, es mantener y reforzar la idea de la unidad familiar aún por encima del bienestar de sus integrantes, la sumisión de la mujer y la maternidad como el estado pleno, por ello señaló que cuando Sahagún se encuentra ante empresarios o académicos, siempre termina sus discurso diciendo “muchas gracias y mucho éxito”, mientras que cuando se encuentra ante mujeres se despide señalando “que Dios las bendiga” Derechos y dádivas Otro mecanismo que utiliza la fundación para reforzar valores religiosos a partir de la imagen de Sahagún es el sistema de las dádivas o asistencialismo, es decir, de acuerdo al especialista en Religión y Sociedad, Elio Masferrer, a través de la caridad hace dependientes a las personas, en este caso específico a las mujeres Este sistema de la caridad es una concepción promovida desde la Iglesia católica, no obstante, no resuelve de “raíz la pobreza”, tal como plantean los objetivos de “Vamos México” en sus documentos oficiales, ya que convierte derechos como el acceso a salud sexual y reproductiva, educación y alimentación en regalos de buena voluntad El resultado Todas las estrategias y mecanismos descritos han derivado en acciones concretas como la Guía de Padres, de las que hasta el mes de mayo pasado habían sido repartidos un millón de copias, el programa Escuela para Padres que se transmite por televisión y radio y el programa Banco de Alimentos No obstante, existen otras acciones no tan visibles como el apoyo a las clínicas de Atención a la Mujer Embarazada (AME) que son sanatorios opuestos al aborto aún si es legal y a campañas como A Favor de lo Mejor, encaminada a la imposición de valores religiosos en los contenidos de los medios de comunicación Peor aún resulta el hecho de que ”Vamos México” de forma velada y utilizando el poder político y económico que posee, apoya con todo lo que ello implica, el activismo claramente definido por instituciones religiosas como los Legionarios de Cristo, el Opus Dei, los Caballeros de Malta y Provida

Comentarios