La revancha de un panista

miércoles, 10 de septiembre de 2003 · 01:00
México, D F, 9 de septiembre (Apro)- No están equivocados quienes han señalado que el diputado panista Juan de Dios Castro Lozano es uno de los legisladores con más experiencia en la Legislatura que se acaba de inaugurar En efecto, es diputado federal por cuarta ocasión y también fue senador Llegó a la Cámara de Diputados por primera en 1979 y salió en 1982; dejó pasar tres años, y repitió de 1985 a 1988; y tras otros tres años, volvió de 1991 a 1994, pero a partir de ese último año ingresó al Senado, del que salió en el 2000 Y después de pasar cerca de dos años y medio como asesor jurídico de la Presidencia de la República, se encuentra nuevamente en la Cámara de Diputados, en la que fue elegido, por consenso de los partidos representada en ella, como presidente de la Mesa Directiva Castro Lozano adquirió en su carrera como legislador fama de gran polemista, pues con frecuencia subía a la tribuna, en la que hacía gala de ser buen orador y tener profundos conocimientos jurídicos, pues es maestro en derecho Hombre sereno, siempre se ganó el respeto de sus adversarios Por ello sorprendió la tormenta que desató el jueves de la semana pasada, cuando poco antes de finalizar la sesión de la Cámara, de manera sorpresiva citó a los diputados para el próximo miércoles 17, para erigirse en Jurado de Procedencia y votar por el desafuero del senador priista Ricardo Aldana, involucrado en el Pemexgate Entonces, quizá por primera vez en su vida, don Juan de Dios fue acusado por el diputado del PRI, Miguel Ángel Yunes, de recurrir a chicanadas jurídicas para imponer su voluntad, pues argumentó que el dictamen de la Sección Instructora de la anterior Legislatura que se muestra favorable al desafuero, debió ser estudiado y dictaminado otra vez por los órganos correspondientes de la nueva Cámara Esa decisión del presidente de la Mesa Directiva rompió por el momento el ánimo de cooperación para aprobar las reformas estructurales propuestas por el presidente Vicente Fox que había mostrado la bancada del PRI Hasta ahora nadie se explica el por qué del apresuramiento de Castro Lozano para desaforar al senador del PRI, sabiendo de antemano que esa decisión rompería la armonía que reinaba hasta entonces en la Cámara Una circunstancia quizá influyó en esa decisión: el coordinador de la bancada del PAN es Francisco Barrio, quien como secretario de la Contraloría fue quien destapó el Pemexgate, sin lograr que ninguno de los llamados peces gordos haya pisado hasta ahora la cárcel Así que con el desafuero de Aldana quiera pescar lo que no pescó desde su anterior puesto Finalmente, Castro Lozano, a pesar de los insultos de los priistas, debe haber disfrutado mucho los momentos que vivió el jueves: durante sus anteriores nueve años como diputado, ningún argumento, por válido que fuera, hacía cambiar de opinión a los diputados del PRI, que siempre imponían su mayoría a la razón Ahora, imponiendo sus atribuciones como presidente de la Mesa Directiva, el diputado panista se impuso, él solo, a las razones del PRI

Comentarios