Renuncia Margarita de la Cabada a la Secretaría adjunta del IPAB

miércoles, 10 de septiembre de 2003
* Proceso adelantó desde hace quince días que la funcionaria dejaría el cargo * La dimisión, por presiones tras destacar como ilegales operaciones referentes cuatro bancos México, D F, 9 de septiembre (apro)- Margarita de la Cabada, secretaria adjunta jurídica del Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB), renunciará el miércoles de manera oficial al cargo y en su lugar llegará un gerente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), como lo anunció la revista Proceso hace dos números La encargada jurídica ha sido objeto de presiones desde hace meses, luego de que elaboró una “opinión jurídica” sobre el Programa de Capitalización y Compra de Cartera en la cual concluye, al igual que el excontralor del IPAB, Fortunato Álvarez, que las operaciones donde se incluyó a Banamex, Bancomer, Bital y Banorte, fueron ilegales A Margarita de la Cabada se le ha sometido ha presión como en su momento se hizo con la directora general de Supervisión, María Fernández, quien finalmente renunció al cargo El pasado 24 de agosto, en su número 1399, Proceso informó que una vez concluido el informe presidencial, la directora jurídica como el encargado del IPAB harían pública su renuncia Fuentes del IPAB corroboraron que esto se hará realidad mañana de manera oficial y en su lugar entrará un gerente de la CNBV, con lo cual se elimina toda posibilidad de que el IPAB opere en forma independiente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y a su titular, Francisco Gil, ya que éste figura, por su posición, como presidente de la Junta de Gobierno del Instituto, máxima instancia donde se toman las decisiones finales De la Cabada sustituyó en noviembre de 2001 a Eugenio González Sierra luego de que éste abandonó el cargo y huyó de la justicia al involucrársele en un presunto fraude; llegó a la Dirección Jurídica, pero nunca operó como gente de Gil Díaz ni de Julio César Méndez En cambio, asumió un papel independiente, en el mismo tenor como deberían hacerlo los vocales del Instituto Su actuación empezó a ser presionada luego de que el 30 de abril del 2003, en protesta por la pretendida imposición de un “convenio” entre banqueros y diputados que beneficiaba a los cuatro bancos, presentó su renuncia, pero le fue rechazada Después, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) autorizó en agosto pasado al IPAB para que realice las auditorías de “gestión, legalidad y existencia” a los bancos involucrados en el programa de compra y capitalización de cartera; y que el instituto se negó a realizar la de “legalidad” motivado por Gil Díaz, de nuevo presentó su renuncia, y en esta ocasión se le informó que se la harían válida una vez presentado el III Informe de Gobierno de Vicente Fox La importancia de Margarita de la Cabada radica en que en ella recae la opinión jurídica sobre los alcances que para el IPAB tiene la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre las auditorías a los cuatro bancos y donde hay en juego, por lo menos, cien mil millones de pesos

Comentarios