"Martes negro": El Segundo Aniversario

jueves, 11 de septiembre de 2003
*“Combatimos al enemigo para no enfrentarlo otra vez”, dice Bush * Al Qaeda amenaza a EU con atacar “en cualquier parte del mundo” México, D F, 10 de septiembre- A dos años de los atentados terroristas que derribaron las Torres Gemelas del World Trade Center y parte del complejo del Pentágono, en Nueva York y Washington, respectivamente, no ha dejado de escribirse la historia de terror sembrada, a nivel mundial, por estos actos que derivaron en la guerra en Afganistán y la invasión angloestadunidense en Irak Por un lado, el presidente estadunidense George W Bush, pidió el domingo 7 de septiembre al Congreso de Representantes de su país una partida de 87 mil millones de pesos para gastos en las operaciones de Irak y Afganistán Paralelamente, una grabación de la organización terrorista Al Qaeda, a cuyo líder Osama Bin Laden se le atribuye la autoría intelectual de dichos atentados, amenazó nuevamente a Estados Unidos con atacar a sus ciudadanos y sus sedes “en cualquier parte” del mundo Esto, mientras un juez estadunidense aprobó que se difundiera el contenido de las cintas en las que se grabaron las llamadas de auxilio de las personas que permanecieron entrampadas en las Torres Gemelas colapsadas, aquél martes negro “Los terroristas creen que si logran hacer daño a los estadunidenses, huiremos de un desafío Se equivocan”, espetó Bush, en su discurso para convencer a los congresistas de aprobar más recursos para la lucha antiterrorista emprendida por el gobierno de Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 A manera de justificación, habló de las dos guerras que ha iniciado con motivo de la lucha antiterrorista La primera en Afganistán, entre octubre y noviembre de 2001, contra el régimen Talibán que gobernaba el país y quienes abiertamente defendían y ocultaban entre sus montañas a Osama Bin Laden, el más buscado por la justicia estadunidense, acusado de la autoría intelectual de los atentados del llamado martes negro” La segunda, en marzo de 2003, fue una invasión militar decidida de manera unilateral por Estados Unidos, con el apoyo abierto de Gran Bretaña, España y Australia que, contrario a la guerra antitalibán, provocó que en todo el planeta la gente saliera a las calles en rechazo al bombardeo contra Irak “Combatimos al enemigo en Irak y Afganistán hoy para no enfrentarlo otra vez en nuestras propias calles”, sostuvo Bush, para quien la mejor forma de evitar eventuales atentados terroristas es “enfrentar al enemigo allí donde vive y hace sus planes”, lo que contradice a los especialistas en seguridad consultados por Proceso (1334), para quienes “la mejor manera de que no se repitan escenas de pánico y debilidad como las del 11 de septiembre es con un cambio en la política exterior de Bush” A cuatro días del segundo aniversario de los atentados terroristas, en un discurso frente a los congresistas de su país dictado el domingo 7 de septiembre, Bush sostuvo que se hará “lo que sea necesario, gastaremos lo que sea necesario, para lograr esta victoria esencial en la guerra contra el terror, para promover la libertad y dar mayor seguridad a nuestra nación” Sin embargo, casi paralelamente, Al Qaeda manifestó haberse fortalecido tras la guerra en Afganistán y lanzó una nueva y aterradora amenaza: “anunciamos que habrá nuevos ataques dentro o fuera que harán a Estados Unidos olvidar los atentados del 11 de septiembre”, de acuerdo con un portavoz de la televistora árabe Al Arabiya, que difundió el contenido de la cinta con la imagen un hombre con barba y con la cabeza cubierta que hizo imposible identificar si se trataba de Osama Bin Laden “Aseguramos a los musulmanes que Al Qaeda ha duplicado su capacidad Nuestras bajas no son nada comparados con nuestra condición de ahora Nuestras próximas operaciones mártires demostrarán lo que estamos diciendo”, advirtió la voz del hombre de la cinta; la quinta difundida por la agrupación terrorista desde 2001 Aquél ”martes negro” El 11 de septiembre de 2001 fue el día que marcó el futuro, no sólo de Estados Unidos, sino de todo el mundo A partir de ese martes negro nada sería igual ni para los estadunidenses ni para los musulmanes, después de que se supo que los autores materiales de los atentados terroristas en Nueva York y Washington eran de origen asiático La mañana del 11 de septiembre, el mundo despertó con la imagen de la Torre Norte del World Trade Center de Nueva York incendiándose; se dio a conocer que un avión de la línea América Airlines había chocado precisamente en uno de los costados del edificio Dieciséis minutos después, un segundo avión de la misma aerolínea se impactó en la Torre Sur y se difundió que otros aviones con pasajeros a bordo habían sido secuestrados por terroristas que pretendían estrellarlos contra el Pentágono, la Casa Blanca y el avión presidencial Parecía una historia de ciencia ficción, que se hizo realidad De acuerdo con cifras oficiales, en el desplome de las Torres Gemelas ocurrido tras los impactos murieron 2 mil 792 personas Las extraoficiales reportaban más Después del 11/09 Después de los atentados, la guerra contra el terrorismo internacional fue declarada por George W Bus La venganza estaba siendo planeada Días después del 11 de septiembre, lanzó una ofensiva contra el régimen Talibán que gobernaba Afganistán , porque se presumía que ese territorio era refugio de Bin Laden –a la fecha se desconoce su paradero o si está vivo o muerto-- En pocos días terminó con los talibanes El 22 de diciembre de 2001 declaró un gobierno provisional para los afganos y junto con su gabinete, fue más allá: planeó atacar Irak y enumeró una lista de países considerados refugio de terroristas y denominados “el Eje del Mal” Después del primer aniversario del 11/09, como los estadunidenses nombran a esa fecha trágica, se comenzó a cocinar una invasión a Irak, país gobernado por Saddam Hussein, a quien Estados Unidos acusa de terrorismo Las intenciones de Bush comenzaron a tomar forma En países de todo el mundo, incluso en Estados Unidos, las protestas en contra y las voces de rechazo de personajes políticos y de la farándula se hicieron escuchar en foros y eventos internacionales Las marchas contra la guerra se planearon de manera paralela en distintas naciones Todas partían a la misma hora y desembocaban en la sede diplomática de Estados Unidos Pero pese al repudio internacional contra un eventual ataque a Irak, acusado de construir armas químicas para atacar a otros países, Estados Unidos lanzó, el 19 de marzo, un intenso bombardeo sobre territorio iraquí Derrocó a Hussein y capturó a la mayoría de sus colaboradores, pero nunca encontró armas químicas o bacteriológicas, argumento que esgrimió para atacar esa nación En Estados Unidos, las críticas a Bush por haber invadido a los iraquíes sin obtener pruebas sobre las armas químicas destinadas a atacar a Occidente, no hicieron mella, pero en Gran Bretaña sí De hecho, Tony Blair, primer ministro de Gran Bretaña está en el ojo del huracán por el suicidio del científico y experto en armas David Kelly, luego de que se dio a conocer que era el presunto responsable de filtrar información a la BBC de Londres, sobre el supuesto informe “maquillado” del gobierno londinense respecto a las presunta construcción de armas de destrucción masiva Y es que trascendió que el nombre del científico fue dado a conocer a la prensa por Blair, aunque el Ministerio de Defensa se hizo cargo En Irak, a pesar de la destrucción, Estados Unidos no ha podido controlar a la guerrilla iraquí que se defiende de la invasión Incluso, el 7 de septiembre Gran Bretaña anunció el envío de 120 militares para ayudar a las tropas estadunidenses a controlar la situación La lista de países considerados parte del “Eje del Mal” es larga Entre las naciones calificadas como refugio de terroristas, además de Irak y Afganistán, están: Irán, Corea del Norte, Siria, Libia, Sudán y Cuba, según lo definió Bush, a través de su secretario de Estado, Collin Powell, en la Convención Interamericana contra el Terrorismo, en la que se presentó el informe “Pautas del Terrorismo Mundial 2002” que fue firmado por todos los miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), excepto la República Dominicana, el 30 de mayo de 2003

Comentarios