Rechazan indígenas y campesinos intervención de la OMC en la agricultura

jueves, 11 de septiembre de 2003
*Denuncian en foro alterno que la alimentación se ha convertido en objeto de acuerdos comerciales en favor de las transnacionales Cancún, Q Roo, 10 de septiembre (apro-cimac)- Indígenas y campesinos de 20 países se pronunciaron hoy contra la intervención de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en la agricultura, al concluir aquí el Foro Internacional Campesino e Indígena La Declaración del foro, que comenzó el lunes pasado, advierte que la alimentación, lejos de ser un derecho, se ha convertido en un objeto de acuerdos comerciales que sólo beneficia a empresas trasnacionales y destroza las economías, el futuro de los pueblos indígenas y las agriculturas familiares Las conclusiones del foro, en cuya elaboración participaron dos mil personas de 20 países, advierte que la liberación comercial de los productos agrícolas “ha propiciado el incremento, la pobreza y el hambre en el mundo” El documento informa que los participantes del foro se oponen a la importación y producción de alimentos y semillas transgénicas, ya que “ponen en riesgo la salud, alteran los ecosistemas, perjudican nuestras semillas criollas, fomentan la dependencia económica y tecnológica” Advirtieron que los productos transgénicos no resuelven el problema del hambre, agudizado por la liberación de los productos agrícolas, pero sí propician un monopolio de las semillas y dichos productos “Las semillas son patrimonio de los pueblos en beneficio de la humanidad” Acusaron a la OMC de tratar de imponer acuerdos de propiedad intelectual que pretenden apropiarse de los conocimientos, de los recursos genéticos, de las semillas, de las tradiciones y la tecnología campesina e indígena, por lo que rechazaron cualquier compromiso o acuerdo internacional en la materia Los participantes coincidieron en que la soberanía alimentaria de los pueblos debe ser el principio rector de las políticas internacionales, las cuales deben estar basadas en el derecho de los pueblos a producir sus propios alimentos de forma sustentable Exigieron que se establezcan, con carácter de urgente, políticas públicas y programas de apoyo a pequeños y medianos agricultores, con el fin de protegerlos de los embates de las empresas trasnacionales “Defenderemos nuestros derechos, nuestras comunidades y naciones, sus territorios, suelos, aguas, bosques y recursos naturales Sostendremos nuestras lucha por que se brinden mejores y suficientes servicios de educación y de salud a nuestras poblaciones”, finaliza el documento

Comentarios