Castañeda se reinventa

viernes, 12 de septiembre de 2003
En mayo de 2003, Jorge Castañeda sorprendió El negro lo volvió blanco, el rojo, azul Es afable, educado y hasta sencillo Un duende se le metió al cuerpo y la imagen que de él se guardaba —abrupto, despreciativo, soberbio— hoy acusa su transformación Castañeda no podía mirarse al espejo: no se reconocería Desvelado después de una cena, en ese entonces suplicó a uno de sus asistentes: —No seas malo, búscame un café Negro Se paseó por el vestíbulo del hotel Westin de la ciudad de Chihuahua, poco antes de ofrecer una conferencia En el “Salón Diamante” lo esperó un público grande, como los que le gustan: mil empresarios chihuahuenses, reunidos en la inauguración de un congreso Castañeda esperó que terminaran sus discursos líderes empresariales locales El retraso de su ponencia angustiaba a su equipo Debía volar a Boston en menos de una hora Pero la descortesía de los organizadores no lo irritó Lo esperaba el avión del gobernador Patricio Martínez“Es la primera vez que escucho mi currículum a ritmo tecno Se aprende algo todos los días”, bromeó —¿No que era un mamón? —susurró un asistente a su acompañante —Era Es que, desde entonces el excanciller hasta presenta sus ponencias con humildad Las llama “Las ideas del cambio: un diálogo con Jorge Castañeda”Cuatro meses después de su renuncia a la Cancillería, costaba evocar la imagen del canciller tempestuoso Aunque reiteradamente evadía las preguntas sobre sus aspiraciones, Castañeda fabricó un candidato presidencial —Me parece novedoso encontrar a un intelectual en campaña ¿Por qué eligió ese esquema? —Me parece que ahora lo importante para el país es sostener una discusión de ideas y no una discusión de procedimientos, de preferencias, de personalidades o de banalidades La secuencia debe ser al revés: primero presentar las ideas de derecha, de izquierda, las viejas, las nuevas, y luego ver qué hace cada quien con ellas En la mayoría de las democracias se comienza por la discusión de ideas y luego, conforme se van decantando y se acerca el período electoral, se traducen o no en una expresión electoral, directa o indirectamente En Estados Unidos existe una figura llamada “comité de exploración”, un comité político formado para determinar si un individuo se convertirá en un candidato En ese país, el asunto tiene que ver con la fiscalización de gastos y contribuciones con ese propósito Sin embargo, sirve también para explorar la aceptación del candidato y sus ideas entre los electores Se le preguntó a Castañeda si su equipo y sus recorridos cumplen las funciones de un comité de exploración“Podría ser algo semejante Aunque es propio de democracias más antiguas, se le asemeja porque alguien presenta ideas, las discute, evalúa su acogida y explora cómo pueden mejorarse para ver qué perspectivas se abren En efecto, podría ser visto de esa manera, en el entendido de que una exploración honesta significa que el desenlace no está determinado de antemano” Nueva imagen Cuando Vicente Fox era presidente electo, en una gira por Estados Unidos, Castañeda se enfrentó a los periodistas cuando escribió, en un artículo en Reforma, que era conveniente reflexionar si era razonable confiar la cobertura estadunidense en México a reporteros nacionales quienes, “porque no leen inglés o por simple flojera”, exigían resúmenes de los editoriales del The New York Times (Proceso 1276)Sin embargo, encaminado hacia el 2006, le sobra tiempo para los reporteros de los estados “Preferimos las entrevistas ‘banqueteras’ —explicó Román Revueltas, responsable de establecer relaciones con los medios nacionales— porque el formato de la conferencia de prensa le roba la oportunidad a la gente de estar más cerca” “La entrevista informal muestra apertura y franqueza”, añadió en ese entonces Eneas Mares, otro de sus colaboradores El propio Castañeda ha aceptado que es “arrogante y abrupto” e intolerante con quienes no comparten sus conocimientos Pero eso no lo detiene para conversar y retratarse con estudiantes, pequeños empresarios o cualquiera que se lo pida En Guadalajara, al apadrinar a una generación de Relaciones Internacionales del ITESO, posó entre muchachos con sus togas y birretes Les agradeció a sus ahijados el “honor” de elegirlo y comentó:“Ustedes también me están apadrinando a mí porque aquí, hace tres meses, iniciamos una gira que bien a bien no sabemos a dónde nos va a llevar”Mientras entregaba los diplomas a los graduados, a partir de que la primera se atrevió, Castañeda besó al resto de las estudiantes en lugar de estrechar sus manos En el Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara, una vez que terminó su ponencia bajó del podio, él mismo otorgó la palabra a quienes querían interrogarlo y festejó los cuestionamientos de los jóvenes “Hacen las preguntas más interesantes”, le comentó a un estudiante que quiso saber si su salida del gobierno “fue para buscar la Presidencia” Jorge Castañeda llega con el tiempo justo a las instalaciones de Televisa en Guadalajara Irónico, José Antonio Fernández, jefe de información, le dice:—Señor, llega usted a tiempo, muy a tiempo Todavía faltan tres años En la entrevista, el personaje está más pendiente de la cámara que del periodista, a quien mira ocasionalmente Además de la moderación en su actitud, Castañeda está preocupado por su imagen Hace poco estuvo en el primer aniversario del canal de modas Fashion TV, al que asistieron también Emilio Azcárraga, Alfredo Gatica (esposo de Cecilia Salinas Occelli) y Ana Cristina Fox Gabriela Padilla, su asesora en la materia, cuida que las tomas de las cámaras fotográficas y de televisión respeten su mejor ángulo, el izquierdo, y que no se note un solo pliegue en el saco En Chihuahua, cuando la reportera consulta la fecha para la entrevista y la sesión fotográfica, el “doctor” se dirige a ella:—Con traje, sin corbata, en la casa Unos días después, Padilla espera en el departamento a los fotógrafos de Proceso Sobre la mesa del comedor, extendió las entrevistas más recientes de Castañeda — con El País Semanal y con Quién, cuya portada apareció en más de un centenar de parabuses de la Ciudad de México— y varias revistas GQ, para varones Después de hojearlas con paciencia, exclamó: “¡Así!”, y señaló un anuncio de Armani En la recámara de Castañeda, sobre la cama, dejó dispuestos dos juegos completos, perfectamente combinados: saco, pantalón, camisa, corbata, calcetines, zapatos El cuidado de su imagen parece dar resultados: en una reunión con miembros de organizaciones no gubernamentales e intelectuales, un público mayoritariamente femenino se volcó sobre él para conseguir un autógrafo o una fotografía Cuestionarios que recogen sus colaboradores después de los actos, confirman que a Castañeda lo prefieren las mujeres Al preguntar sobre la “presencia” del expositor, 78 por ciento de los hombres lo calificaron con opiniones muy buenas y 20 con buenas, contra 84 por ciento de opiniones femeninas muy buenas y 15 de buenas El 72 por ciento de ellas dijo que se sentían representadas por él cuando propone sus ideas de un cambio Entre los hombres, 69 por ciento se sintió de la misma manera No obstante, como admitió Castañeda, en mayo de este año, esos resultados están sesgados porque las personas que acuden a sus actos tienen “cierta predisposición favorable” “En ese sentido, no son reveladores, pero sí alentadores” (Proceso 1386/ 25 demayo de 2003)

Comentarios