Castañeda se reinventa (Segunda y última parte)

viernes, 12 de septiembre de 2003
“De gira” Las encuestas han alentado al equipo de Castañeda Una de ellas mostró que, antes de su salida del gobierno, las opiniones favorables sobre él rondaban el 15 por ciento Tres meses después se elevaron a 27 por ciento, y 65 por ciento lo conocía Las opiniones desfavorables, en el mismo período, bajaron de 25 a 11 por ciento Su equipo, al que bautizó como “voluntarios por el cambio”, labora en Reforma 607, donde comparte oficinas con Lino Korrodi Está formado por Roberto Cruz, su chief of staff (jefe de oficina); María Ocampo, su asistente; Eneas Mares, responsable de atender a los medios locales; Román Revueltas, recientemente contratado para las relaciones con la prensa nacional; Gabriela Padilla, asesora de imagen Claudia Lechuga, estudiante de Relaciones Internacionales de la Ibero, es auxiliar de investigación, y Edgar Benítez está encargado de las labores operativas Roberto Cruz trabaja con Castañeda desde 1993 Se conocieron en el Tecnológico de Monterrey, cuando Cruz era líder estudiantil y “curiosamente” organizó un foro que se llamó “Una propuesta de cambio” “Desde entonces, busqué involucrarme en su proyecto”, dice En la Cancillería, fue el enlace de Castañeda con el Congreso Cruz arma la agenda, planeada a partir de la conferencia en la universidad anfitriona, a la que se le solicita el auditorio más grande Además de ésta, se organiza un desayuno o comida con empresarios locales, una conversación con artistas e intelectuales, visitas de cortesía con el gobernador y la máxima autoridad católica, y en ocasiones encuentros con trabajadores“La universidad prácticamente patrocina la gira”, comentó Quien patrocinó su gira por Villahermosa fue Lourdes Cobo, presidenta de la Fundación “Dame tu mano” y hermana del empresario Ignacio Cobo, socio de Carlos Slim en los restaurantes Sanborn’s del estado Ahí se reunió con 51 empresarios en el hotel Calinda, propiedad de Cobo Concedió tantas entrevistas que su conferencia en la Universidad Benito Juárez se retrasó 30 minutos Ahí, el rector Jorge Abdó comentó que veía “inquietos” a sus asistentes, porque corría el tiempo y el gobernador Manuel Andrade lo esperaba para comer Pero Castañeda no se precipitó y dejó correr otros 20 minutos Luego se reunió con intelectuales en Sanborn’s, y regresó a México en un vuelo privado El avión lo esperaba en el hangar del gobierno del estado Eneas Mares prestaba sus servicios en la agencia Edelman y fue reportero de El Financiero Padilla, experta en marketing y diseño de modas, se dedica a conseguir vestuario para anuncios comerciales Román Revueltas es columnista de Milenio Diario“Me parece muy interesante trabajar para alguien en cuyas posturas crees Estoy convencido de lo que está proponiendo para México Por eso, no tengo problemas de conciencia”, afirmó Cruz y Mares viajaron “de avanzada” a las ciudades en donde Castañeda inició una gira Acuerdan entrevistas con los medios electrónicos e impresos Los primeros son particularmente productivos durante las giras Si concede tres entrevistas, una para Televisa, otra para TV Azteca y otra, en su caso, para el canal local, y ésta se repite en los noticiarios de la mañana, tarde y noche, Castañeda consigue 90 minutos de “tiempo aire” La gira arrancó el 14 de febrero en Guadalajara Desde entonces ha viajado a Hermosillo, Tampico, Culiacán, Mérida, Puebla, León, Monterrey, Villahermosa, Saltillo, Ciudad Juárez, Chihuahua y Oaxaca Ha dado conferencias en universidades públicas y privadas: las universidades autónomas de Puebla, Yucatán y Tabasco, la Universidad de Guadalajara, los tecnológicos de Monterrey y León; se reunió con artistas e intelectuales en la Galería Emma Molina, en Monterrey, en un centro cultural de Mérida, en una famosa hostería del centro de Oaxaca con el pintor Francisco Toledo e integrantes del Patronato Pro-Defensa del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca y de la Fundación Rodolfo Morales; conversó con empresarios de todos los estados, con trabajadores en la maquiladora de ropa La Perla, de Yucatán, y de plantas de General Motors y Volkswagen, y se encontró, en privado, con jerarcas de la Iglesia católica, entre ellos Raúl Vera En el desierto sonorense convivió y comió con migrantes en un albergue Al terminar cada acto, a los asistentes se les reparte un cuestionario en el que se les piden cuatro ideas “para que el cambio se note en el país” y su percepción acerca del principal obstáculo para que el cambio sea una realidad, y se les pregunta si les gustaría recibir noticias de sus actividades y convertirse en un “voluntario para el cambio” “Le asignamos un valor estratégico a los problemas de la sociedad civil en cada estado o ciudad que visitamos”, explicó Mares Por ejemplo, fueron a La Perla para conocer las condiciones de trabajo de las mujeres mayas y a encontrarse con organizaciones de mujeres en Ciudad Juárez La gira se suspenderá en junio por las vacaciones de verano en las universidades, porque Castañeda tiene “perdida” la competencia con la cobertura de las elecciones y porque “no tiene sentido interferir”, aunque sea marginalmente, con ellas Además del contacto directo, Castañeda ha emprendido una campaña virtual Por ahora, la página de Internet de Cambio México aparece como “dominio reservado” Ahí se podrá consultar su calendario de actos o contactarlo por correo electrónico, que él responderá personalmente También podrán consultarse en línea sus artículos y entrevistas, participar en un foro interactivo y registrarse en la red de “voluntarios por el cambio” La sección “Castañeda” incluye su curriculum, biografía, conferencias y una galería de fotos Las cuatro patas de una mesa Las ideas del cambio que propone Jorge Castañeda —las cuatro patas que sostienen una mesa, analogía que utilizan sus colaboradores, o, en la expresión del académico, los “cuatro detonantes del crecimiento económico”— son seguridad jurídica a personas, bienes y transacciones; una revolución educativa; la reinvención del régimen político (mediante la reelección de legisladores que los obligaría a rendir cuentas, el referéndum en los asuntos de trascendencia y la separación de funciones de presidente y otra figura), y la obtención de mayores recursos para el gobierno mediante la duplicación de las exportaciones de petróleo y el mejoramiento de la reforma fiscal Parte de la premisa de que “este probablemente termine siendo el sexenio de la alternancia, que es mucho, pero ser el sexenio del cambio y la alternancia es demasiado”Cuando expone esas ideas, Castañeda se presenta como “agitador del cambio” Al comienzo de su gestión en la Secretaría de Relaciones Exteriores usó una expresión similar La misión que le encomendó el presidente Fox, dijo entonces, era “agitar las aguas para transformar lo que necesita ser transformado” (Proceso 1276) —¿No es más fácil transformar un país desde el poder? —se le preguntó —En el gobierno se puede empujar fuerte el cambio en la responsabilidad que uno tiene, no en las otras Se ha comentado mucho, a propósito del gobierno del presidente Fox, que a veces las líneas de demarcación entre las secretarías y entre Los Pinos y las secretarías no están claras Quizá yo contribuí en alguna medida en determinados momentos, no muchos, a la confusión Me adentré en temas que no eran míos, públicamente, en dos o tres ocasiones, aunque lo hice con la autorización del presidente Pero lo que es real es que aún si esa falta de claridad en las responsabilidades no se considera positiva, menos lo sería si hubiera alguien como yo en el gobierno, peleando por los cambios que he estado mencionando, que son temas que no le pertenecen por definición a una sola cartera“Entonces, ¿es más fácil cambiar las cosas desde el gobierno que desde fuera? Depende Uno puede cambiar lo suyo pero no puede luchar por cambios mas amplios porque se topa con el problema de los límites de la responsabilidad de cada quien Pero no sólo es un tema de público y privado Por ejemplo: tampoco se puede empujar un cambio en educación en reuniones de gabinete porque, con toda razón, el secretario se molestaría igual por una declaración pública que privada —¿Cómo debería coordinarse un gobierno del cambio? —No me voy a meter en detalles, pero mi propuesta de separar las funciones del presidente y el coordinador de gabinete, o vicepresidente, o como quieran llamarle, debe permitirle al gobierno lo que ya tienen todos, cierta separación entre las actividades ceremoniales y rituales respecto de la gestión cotidiana de gobierno En otros gobiernos eso permite que el presidente sea garante de las instituciones, la imagen del país en el mundo y ante los mexicanos Es cierto que esos arbitrajes son difíciles Fue el papel que cumplieron Córdoba y Liébano (Sáenz) en los sexenios de Salinas y Zedillo Así tienen que ser los gobiernos de complejidad como el nuestro No es una discusión sobre Fox, sino sobre las instituciones —Usted ha dicho que “fuerzas muy poderosas y bien organizadas” se resisten al cambio Que están en todas las generaciones, en la sociedad, el gobierno, en los partidos políticos ¿Puede identificarlas? —Más que identificarlas, creo que hay que entender de dónde vienen Hay que reflexionar sobre la renuencia de la sociedad mexicana, que en cierto sentido siempre ha sido muy conservadora, frente al cambio La historia de México es la historia de explosiones de cambio intenso, vigoroso, seguido por largos períodos de continuidad También hay que reflexionar que el status quo tiene a su favor poderosísimos intereses creados de sectores políticos, económicos, ideológicos, que no son sólo intereses de opinión Ésas son las fuerzas opuestas al cambio En México, los tres principales partidos tienen mucho poder, en distintas formas, pero mucho Por eso realmente no son fuerzas de cambio y tienden a ser defensoras de un cierto status quo —Si los partidos no son fuerzas de cambio, ¿cómo se transformaría su propuesta en una expresión electoral? —Eso es lo que vamos a ir viendo, tal vez no pueda Si se transforma en una plataforma de tesis, sin duda se enfrentará con muchas dificultades, pero a la mejor también el país, al término del sexenio del presidente Fox, esté listo para una discusión más de sustancia Vamos a ver—Y si no se traduce en lo electoral, ¿qué sentido tendría?—Las ideas siempre hacen su camino Tienen un mérito, una fuerza y un valor intrínseco Si llegan a tener una expresión electoral, enhorabuena —¿No le importaría que su propuesta se tradujera en expresión electoral, pero que otro la encabezara? —Hay autores de las ideas pero no hay dueños de las ideas El espacio natural de Jorge Castañeda sería lo que él ha llamado “la cuarta opción”, una alternativa frente al PAN, el PRI y el PRD, donde posiblemente no quepan sus propuestas Explica que la discusión de fondo permitirá saber si existe el entusiasmo suficiente para crearla“Sucede que los tres grandes partidos tienen colas de buenos candidatos internos No hay razón para pensar que vayan a buscar un candidato externo No creo que lo harían La cuarta opción va a generar su partido si hay entusiasmo de los ciudadanos, si el mensaje es bueno; va a generar un fenómeno político como lo fue Cárdenas en el 88 y Fox en el 2000, y como ha sucedido en otros países, en otras coyunturas Puedo ser yo, pero pueden ser otros también —¿Qué características debe tener el candidato? —Es difícil hablar sin llevar agua a mi molino Creo que debe tener bagaje académico, pero más que eso, debe ser un activista A mí me gusta que sea académico o empresario Me gusta el que alguien haya tenido una vida además de la política, aunque respeto a los políticos profesionales, que, por cierto, son indispensables (Con información de Antonio Jáquez y Pedro Matías) (Proceso 1386/ 25 demayo de 2003)

Comentarios