Chile: reabren Morandé 80 en recuerdo de Allende

viernes, 12 de septiembre de 2003
Santiago de Chile, 11 de septiembre (apro) - Al cumplirse 30 años del golpe militar que derrocó al gobierno de la Unidad Popular y acabó con la centenaria democracia chilena, el presidente de Chile, Ricardo Lagos, reabrió la simbólica puerta de Morandé 80, por donde los mandatarios chilenos acostumbraban entrar al Palacio de La Moneda, y por donde ese fatídico 11 de septiembre, salió el cuerpo inanimado de Salvador Allende A las once de la mañana Lagos se acercó en solitario a la puerta de Morandé, que durante 30 años permaneció clausurada Al ingresar, escribió en un papel: “Que por esta puerta ingresen las brisas de libertad que han hecho grande a nuestra patria” En seguida, se dirigió al Patio de los Naranjos del centenario palacio, donde aguardaban los más de mil invitados a la ceremonia central de esta conmemoración de los 30 años del golpe Los asistentes pudieron presenciar la impecable interpretación de la Cantata de los Derechos Humanos, que estuvo a cargo del director Fernando Rosas, de la Orquesta Sinfónica Juvenil y del Coro de Estudiantes de la Universidad Católica de Chile Esta cantata relata el crimen que Caín cometió contra su hermano Abel, haciendo una analogía con los acontecimientos ocurridos en Chile y clamando por una mayor justicia en el mundo Acto seguido, tuvo lugar una bendición ecuménica para Chile y sus habitantes, impartida por un sacerdote católico y otro evangélico Los pastores pidieron a Dios una bendición a “quien fuera el presidente constitucional de Chile, Salvador Allende” También oraron por los civiles y uniformados que sufrieron la muerte y por todas las familias y hermanos que siguen atravesando el dolor de las desapariciones, torturas, exilios y cesantía Más tarde, el presidente Lagos se dirigió a los asistentes, a quienes llamó a “construir un Chile donde no vuelva a ocurrir jamás lo que hace 30 años sucedió, donde los chilenos no se vean como enemigos, donde las diferencias sean parte de la normalidad democrática y no trincheras enfrentadas” Lagos destacó la gesta de Allende de ofrendar su vida en la defensa de su cargo legítimamente detentado, rescatando sus últimas palabras que “fueron expresiones que aludieron a un futuro de paz, de bienestar y de justicia social” Aprovechando el interés mundial que estos actos han provocado, y que han atraído a medios informativos de todo el mundo, el presidente de Chile dedicó algunos comentarios a la comunidad mundial, a la que llamó a dotarse de instituciones “renovadas, que permitan a todas las civilizaciones, culturas y credos convivir en una paz duradera”, haciendo alusión con esto al debate que se libra en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en cuanto a la necesidad de reconstruirse para hacer frente a los desafíos del mundo de hoy, y que fue planteado hace pocos días por su secretario general, Koffi Annan Lagos finalizó su discurso señalando que Chile ha avanzado mucho en materia de justicia y desarrollo de sus libertades, pero que aún queda mucho por hacer “Debemos avanzar en una convivencia basada en el respeto, el pluralismo, la tolerancia, y la unidad nacional Así y sólo así ese sacrificio de hace 30 años cobrará todo su sentido Sólo así las anchas alamedas terminarán de abrirse del todo para los hijos de esta tierra”, expresó Al finalizar la ceremonia, la viuda de Allende, Hortensia Bussi, se dirigió en compañía de sus hijas y de personeros del Partido Socialista, al monumento que recuerda a Allende, ubicado en el exterior del palacio Allí realizó una ofrenda floral Por la tarde se llevó a cabo un multitudinario acto frente al palacio de La Moneda, organizado por las agrupaciones de derechos humanos y que contó con la asistencia del trovador cubano Silvio Rodríguez En la noche centenares de personas se acercaron al Estadio Nacional de Santiago --ocupado como centro de detención después del golpe militar-- para recordar a familiares y amigos Al anochecer, en diversas poblaciones de Santiago, fue posible advertir manifestaciones que incluyeron cortes de caminos y encendido de fogatas

Comentarios