Denuncian venta ilegal de casas del Infonavit en Veracruz

viernes, 12 de septiembre de 2003
México, D F, 11 septiembre (apro)- Exfuncionarios del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit), de la delegación X de Veracruz, así como notarios públicos de Córdoba, están siendo investigados por autoridades judiciales del estado por su presunta participación en la venta ilegal de casas Por los delitos de fraude, falsificación de documentos, uso de documentos falsos, y venta o promesa de venta indebida, están bajo investigación los titulares de las notarías 13 y 5, Rogelio Hernández y Agustín Limón Krauss En la misma situación se encuentra Javier Limón Luengas, exnotario público 6; por cierto, este último es hijo de Agustín Limón, fedatario muy reconocido entre la clase política y empresarial de Córdoba, agrega el afectado El exjefe del Área de Servicios Jurídicos del Infonavit, de la delegación X, con sede en Jalapa, Isidoro Marines Villaseñor, también está siendo investigado por emitir dos cancelaciones de hipotecas falsas en dos casas compradas por Horacio y Ana Oralia Castañeda Collado En la averiguación previa 02/2003 que presentó Castañeda Collado, se menciona también a Pablo Pérez Kuri, notario público 7 con sede en Veracruz y actual presidente del comité municipal del PRI en ese puerto En su calidad de fedatario, la irregularidad en que incurrió Pérez Kuri es haber emitido el oficio DX/ASJ/051/01, mediante el cual certificó que los inmuebles vendidos a los Castañeda estaban “libres de adeudos en su totalidad, así como los intereses pactados”, consigna el documento En contraparte, el Infonavit interpuso una demanda ante la Procuraduría General de la República (PGR), delegación Córdoba --averiguación previa 089/2003--, por la que la familia Castañeda ya hubo de presentarse a declarar, se queja ésta, en un escrito enviado a Ricardo Hernández Gómez, director general de Notarías del estado Bajo sospecha se encuentran también los hermanos Guillermo y Dimas Lozano García, Juan Carlos Pacheco Morales, Alejandro Flores y Marcelina García Vázquez, por su presunta participación en calidad de prestanombres de los notarios públicos denunciados Castañeda hizo llegar a Apro testimonios por escrito, así como copias de averiguaciones previas, entre otros documentos que acreditan el fraude El calvario El 16 de abril de 2002, para la adquisición de la primera casa, Castañeda Aguirre se presentó en calidad de comprador; Félix Loyo Bello iba en compañía de su apoderada legal Ana María Alegría Vázquez, en calidad de vendedores Comparecieron ante el notario público 13 de la que es titular Rogelio Hernández Como intermediario estuvo presente Javier Limón Luengas, extitular de la notaría 6 Éste sería --según Castañeda-- el principal responsable de estas escrituraciones presuntamente fraudulentas, entre muchas otras reportadas en este fraccionamiento La cantidad pagada por la vivienda fue de 110 mil pesos, la cual cubrió el comprador con cheques del Banco Santander Mexicano, cuenta 53078803991 Dicha operación quedó dada de alta con el número de escritura dieciocho mil quinientos sesenta y nueve, volumen CCXL e inscrita en el Registro Público de la Propiedad bajo el número 3583, fojas 61 a 67 del tomo XLII de la sección primera, el 19 de agosto de 2002 El 8 de mayo, día en que se realizó la segunda compra-venta, “el licenciado Limón Luengas nos remitió a la notaría 5 de la que, casualmente, el titular de ésta es el papá de Javier Limón Luengas, Agustín Limón Kraus” En esta ocasión, para finiquitar dicho convenio, comparecieron Ana Oralia Castañeda Collado, como la adquiriente; Alejandro Flores Arragán y Marcelina García Vázquez, como los enajenantes, acompañados estos últimos de su apoderado legal Juan Carlos Pacheco Morales Cerraron el contrato de compra-venta número doce mil quinientos noventa y nueve, volumen centésimo octavo e inscrito en el Registro Público de la Propiedad con el número 3952, fojas 257 a 259 del tomo XLVII de la sección primera, el 19 de septiembre de 2002, en Córdoba El precio: 120 mil pesos En noviembre de 2002, Castañeda decide poner en venta las dos propiedades e inmediatamente inicia pláticas con un cliente, pero éste advirtió que el pago sería a través de un crédito del Infonavit Castañeda Aguirre, a fin de asegurarse de que la documentación de sus propiedades estuviera en orden, acudió a la oficina regional del Infonavit, con el encargado de la oficina, Rolando Hermida Vergara, quien al revisar en su archivo descubrió que las “dos casas tenían adeudos con esta institución” Aquí comenzó el calvario de Castañeda Después de varios días de buscar a Limón Luengas para pedirle una explicación, finalmente el 28 de diciembre lo logra Este trató de minimizar el asunto, e irónicamente le dijo: “No te preocupes, tú eres comprador de buena fe, vende las casas; busca a Guillermo y Dimas Lozano García, las casas son de ellos, habla con ellos para llegar a un arreglo” Al reunirse con “los hermanos Lozano García para discutir el “problema en el que me habían metido”, me ofrecieron a cambio darme otra casa en otro fraccionamiento, en lo que vendían éstas Pero todo quedó en promesas: ni una cosa ni otra, se lamenta Castañeda Por estos hechos, el 28 de diciembre Castañeda levantó la denuncia ante el Ministerio Público, quedando registrada en la averiguación previa 617/2002 Lo propio hizo Ana Oralia Castañeda Aguirre, ésta bajo el número 02/2003; ambas se encuentran radicadas en la Agencia Investigadora Regional de la Ciudad de Fortín de las Flores Carta a Fox En su lucha por encontrar alguna solución a su problema, Castañeda le escribió una carta al presidente Vicente Fox En ella responsabiliza a Javier Limón Luengas de ser el principal orquestador de la estafa perpetrada en su contra Le manifiesta, además, que Limón Luengas es un hombre muy poderoso, porque es amigo de importantes políticos panistas del estado, como el exalcalde de Córdoba, y exdiputado federal Tomás Ríos y del actual senador por Veracruz, Gerardo Buganza En la misma, se señala que Limón Luengas ocupa actualmente un cargo importante con Juan Bueno Torio, director general de Pemex Refinación, en Nuevo León Bueno Torio recibió copia de la misiva, por lo que se vio obligado a precisar algunos datos, en donde además acepta que Limón Luengas sí trabaja en este corporativo Puntualiza Bueno Torio: “efectivamente, en agosto de 2002, Limón Luengas fue incorporado como delegado de la Unidad Jurídica del corporativo Pemex en Nuevo León” Aunque le aclara a Castañeda que él tomó posesión como director de Pemex Refinación, el 1º de febrero de este año Y se extiende: “es del interés del señor presidente Fox escuchar todo este tipo de denuncias, con el propósito de atender cualquier injusticia que pudiera afectar, como en este caso, su patrimonio o el de cualquier ciudadano” En el mismo oficio, de fecha 19 de mayo de 2003, Bueno Torio se comprometió hacerle llegar copia de la queja al director del Infonavit, Víctor Manuel Borrás, bajo los números 617/2002 y 02/2003, “para que se le dé seguimiento, con la intención de que, como usted menciona, verdaderamente se haga justicia”

Comentarios